dsc_7411

Eurocopter EC665 Tigre del Ejército de Tierra

Galería de fotografías del Eurocopter EC665 Tigre del Ejército de Tierra. Autor: Alberto Velasco Gil

El fracaso anticipado de la futura Defensa Europea

Fotografía oficial de la Cumbre Europea de Bratislaba en Septiembre de 2016. Fuente: ABC.
Fotografía oficial de la Cumbre Europea de Bratislaba en Septiembre de 2016. Fuente: ABC.

En los últimos días, en Bratislava, ha tenido lugar una cumbre europea informal en la que se pretendía debatir el futuro de la Defensa Europea, la creación a futuros de un Cuartel General Europeo que pudiese organizar las misiones internacionales en las que toman parte tropas de los países miembros y avanzar en la coordinación de las políticas de defensa de los países miembros, tanto en lo que concierne a la defensa pura -esto es, la militar- como a inteligencia, policía, etc.

Son varios los artículos de opinión que han aparecido en los últimos días en varios medios de tirada nacional, destacando entre todos ellos la columna que Javier Solana escribió para El País. Se trata, como siempre, más que de informar, de eso que los modernos llaman crear “hype” o mejor dicho, expectación. Esto, como de costumbre, mientras se va acostumbrando a la opinión pública a una idea que en el futuro, si hay suerte, se materializa.

En el caso que nos ocupan, son ya demasiadas décadas de despropósitos auspiciados por el nacionalismo, por el simple egoísmo o, más exactamente, por  la resistencia de muchos a renunciar a sus poltronas y taifas varias, los que han conseguido que cualquier avance europeo en cuanto a Política de Defensa quedase siempre en una simple declaración de buenas intenciones. Hasta ahora, era sencillo culpar al Reino Unido de los sucesivos proyectos abortados. De aquí en adelante, con la presión por parte de EEUU para que la UE asuma su parte de responsabilidad -o más bien de gasto-, con el relativo resurgimiento ruso, que amenaza las fronteras orientales de la UE -o al menos eso sienten algunos socios- y con la masiva llegada de refugiados gracias a nuestra pasividad respecto a avisperos como Siria, no va a caber la posibilidad de acusar a nuestros todavía socios de cualquier fracaso.

Queda, por tanto, hacer algo. Quien les escribe, europeísta convencido, sería feliz leyendo que se van a homogeneizar las brigadas a nivel europeo, se van a crear X grupos navales o a poner en común los materiales, etc. Sobre todo, sería feliz leyendo que todo esto se hace con la finalidad de intervenir en nombre de la UE, allá en donde sea necesario -algo que implicaría, indirectamente, la renuncia de Francia a su asiento en la ONU en favor de la propia UE, algo impensable-. Sobre todo, sería feliz al escuchar que en los debates se habla de una Política Europea de Defensa proactiva, en la que se enumeren áreas de influencia, zonas vitales, intereses irrenunciables y por ende, los medios indispensables para sostener nuestra presencia e influencia en tales escenarios.

Era Arther Ferrill, creo recordar, quien hablaba de las causas militares de la caída del Imperio Romano y lo achacaba no a la crisis interna del Imperio, ni a las penurias económicas o a las epidemias de peste, sino simple y llanamente a la renuncia a la “prepotente defensa”. Más de quince siglos después, la mayor economía global se enfrenta a ese mismo escenario dividida, acomplejada y gobernada por “senadores” gordos y aburridos que han convertido Bruselas en el corral de la Pacheca.

En el fondo, la única decisión a adoptar por la UE -si es que puede hablarse todavía de dicho ente-, es si está dispuesta a salir allí a donde haga falta a luchar por sus intereses asegurando el este de Europa, Oriente Medio y el Mediterráneo para mantener así al continente y a sus ciudadanos tranquilo y a salvo o sí por el contrario, va a optar por lo contrario, esto es, por seguir hablando de fronteras interiores, campos de refugiados, de pagar a Turquía para que aleje de nosotros el problema de los refugiados sirios, etcétera.

Quiero que esto se entienda bien. Es evidente que cualquier defensa, a día de hoy, pasa por ser capaz, como dice Solana, de conjuntar esfuerzos militares, policiales, de inteligencia e incluso de ONGs, pero ese es el segundo paso. Sin el primero, todo lo demás suena a construir la casa por el tejado y eso siempre acaba con buena parte de los escombros cayendo sobre las cabezas de los hastiados habitantes de la UE que, como todos sabemos, se están entregando a marchas forzadas a los diversos populismos. Esto es así, porque los populismos ofrecen respuestas muy sencillas -y la mayor parte de las veces equivocadas, pero agradables al oído- a cuestiones que son muy complejas, reduciéndolo todo a “blanco o negro”, “buenos y malos”, “nacionales y entranjeros” y así hasta el infinito.

En el lado opuesto al populismo nos encontramos, pecando exactamente de los contrario, a los “intelectuales” comunitarios, enzarzados en debates bizantinos acerca del sexo de los ángeles mientras los cañones turcos golpean nuestras murallas. Así, totalmente ajenos a la realidad, tenemos a aquellos genios que no quieren entender que antes de decidir cuáles son los mecanismos para conseguir unos fines, tenemos que tener claros esos fines. En este sentido, los documentos elaborados por la oficina de la señora Mogherini son tan difusos, tan sujetos a interpretaciones, tan “buenistas” si se permite el término, que son inútiles.

Naturalmente, no todo es culpa suya, sino que es imposible redactar un documento que ponga de acuerdo a 28 gallos cada cual con su propio gallinero y que además sea útil. Ese es el gran problema de la UE de hoy. Se ha creado una dinámica de ir avanzando en temas técnicos que se ha olvidado la parte política y al final, en términos nacionales y continentales, defenderse o dejarse morir son decisiones políticas que no van a poder sustituirse por razonamientos técnicos.

Así, queramos o no, la política europea de defensa, aunque consiguiera instaurar el esperanto como idioma obligatorio para todos los militares de los estados miembros de la Unión, aunque se dotase de una docena de grupos de portaaviones y lograse finalizar la construcción de la “Estrella de la Muerte”, estaría abocada al fracaso, porque al timón de semejante proyecto seguiría sin haber nadie. Ha llegado la hora de la política. Pena que faltan los políticos capaces de afrontar el reto.

 

Noticias internacionales 29/08/2016

Actualización.

Rumania

Nuevo operador de F-16, oficialmente se han hecho cargo de los primeros F-16 adquiridos a Portugal

 

Empezamos con la que va a ser, sin duda, la noticia del día

Qatar

Autorizada la venta de 36 F-15 (con opción a otros 36)

 

Bahrain

Autorizada la venta de 17 F-16 y la modernización de otros 20

 

Kuwait

Autorizada la venta de 28 SuperHornet (con opciones a 12 adicionales)

Firmada la adquisición de 18 pod Sniper para sus futuros EF-2000 Typhoon

 

Corea del Norte

Han organizado su primer “airshow”

Leer más…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies