Los periodistas españoles y la Defensa

Los periodistas españoles y la Defensa

Así se desarma un bomba nuclear en las películas de Hollywood y en la redacción de ABC y La Vanguardia.
Así se desarma un bomba nuclear en las películas de Hollywood y en la redacción de ABC y La Vanguardia. Fuente: MemeCenter.com

Hoy me veo obligado a hablar de un tema que me escama. Me hace hervir la sangre. Me quema, en definitiva: Los periodistas españoles y la Defensa. Hablaré en particular de ese periodismo “especializado” en defensa que podemos encontrar en los medios generalistas, desde la televisión -apenas puedo hablar, pues no la veo en absoluto por falta de tiempo- a, sobre todo, los periódicos digitales y de papel. Entre estos se merecen sin duda una mención “Summa cum laude” los confidenciales, esto es, toda esa suerte de diarios, los más de ellos con intereses cuando menos poco claros, que se dedican a sacar el jugo de cada noticia llenándola de titulares falsos o como poco de medias verdades en lugar de informar.

En los últimos días, a propósito de la primera imagen oficial del que será el nuevo ICBM ruso pesado, el RS-28 “Sarmat” que cogerá el relevo de los R-36 y R-36M (SS-18 Satán en Código OTAN) actualmente en servicio, he tenido la oportunidad de leer, entre muchas otras, las siguientes joyas que se han repetido una y otra vez en La Vanguardia y en ABC este 26 de Octubre de 2016 (seguro que en muchos más, pues nuestros diarios solo saben hacer copia-pega de lo que les envían las diversas agencias de noticias o de fuentes tan “fiables” como Sputnik:

 

“Según declaraciones del viceministro de Defensa ruso, Yuri Borsiov, la ojiva del Sarmat es capaz de destruir objetivos que vuelan a través de ambos polos, norte y sur.”

 
Atentos, que tiene miga. El misil -que hasta donde llega mi limitado conocimiento debe subir al espacio lo más rápido posible y luego soltar los vehículos de reentrada para que cada uno ataque un blanco bien en tierra, bien a cierta altura en función del efecto que se busque-, resulta que también tiene capacidades antiaéreas… ¡Inaudito!. Por si esto no fuera poco, se asegura que:

 

“La ojiva tendrá un peso de 100 toneladas”

 

Es una noticia “bomba”, nunca mejor dicho. Al fin, los rusos, para ahorrar, han renunciado a la energía nuclear y la han cambiado por la energía cinética, mucho más barata. De esta forma, una ojiva de 100 toneladas volando a 7 km/s que impacte directamente contra el suelo en Francia o Texas… No quiero ni imaginar el boquete. En fín, que mejor no nos podemos a hacer cálculos, porque puede ser tan aterrador como la interpretación de Bruce Willis en Armageddon que, por cierto, iba de lo mismo. Porque esa es otra:

 

“El cohete RS-28 Sarmat es, según publicó ya el pasado mes de mayo el medio ruso Sputnik, «capaz de hacer volar regiones como Texas o Francia», informa la CNN.”

 

Texas, ligeramente más grande que Francia, tiene una superficie de 696.241 kilómetros cuadrados. En el caso del dispositivo termonuclear más potente probado por el ser humano -no me meto con lo que hagan los aliens de Independence Day que parecen haber inspirado la noticia- la bomba comúnmente conocida como Bomba del Zar, se sabe que podría haber provocado quemaduras de tercer grado a una persona que se encontrase a 100 kilómetros del epicentro de la explosión…

Es un dato impresionante, pero me temo que si calculamos la superficie del área afectada -por quemaduras, que no es ni mucho menos lo suficiente como para destruir un edificio de hormigón como supondrá el lector-, tenemos que es de 31.416 kilómetros cuadrados, por lo que necesitaríamos 22 MIRV (vehículos de reentrada), cada uno con una bomba tipo ZAR (RDS-220) perfectamente repartidas sobre el territorio para lograr algún tipo de efecto como el descrito en la noticia y siempre a una escala mucho menor. Menor, porque recordemos que hablamos de quemaduras y no de volatilizar la región, pero bueno, aceptamos pulpo.

Hay, no obstante, un pequeño problema y no es otro que el peso de 27 toneladas del artefacto que, salvo que realmente los rusos consigan “ojivas de 100 toneladas”, lo que es una chorrada como la copa de un pino, va a ser que no es factible. Así, tenemos por una parte que los artefactos termonucleares utilizados normalmente, son de potencias mucho menores y además variables, es decir, que se puede configurar la potencia de la detonación en función del objetivo a abatir, pero siempre, como digo, con potencias mucho menores, generalmente por debajo de la decena de megatones.

Un servidor, que sabe de física nuclear más o menos lo mismo que del ritual de apareamiento del gamusino de las nieves, no ha tenido mayor problema, leyendo unas cuantas fuentes de aquí y de allá, pero siempre más de una por dato, en rebatir la sarta de sandeces que diarios en principio serios como ABC o La Vanguardia han subido a sus sitios Web sin el menor rubor. Si quien les escribe puede, cabe preguntarse qué estaba haciendo el redactor, aunque uno se imagina un híbrido entre Cámera Café y el apasionante mundo del periodismo narrado en Betty la fea, baremo en el que debe medirse, junto a Sálvame y sus “reporteros”, cualquier aspirante a una Facultad de Ciencias de la Información.

Me resulta curioso, cuando menos, que ABC falle en esto, cuando tiene a Esteban Villarejo escribiendo un blog sobre defensa que, independientemente de su orientación, que no comparto en muchas ocasiones, al menos habla con cierto conocimiento. No puedo entender que no le utilicen, cuando menos, para cotejar las noticias que sobre esta temática suben a su página Web. Aunque claro está, siempre podemos atenernos a esa máxima que reza: “no dejes que la realidad te estropee un buen titular”.

Tengo la impresión de que los periodistas -y por suerte en Ejércitos no lo somos- tienen el “Síndrome del Tom Tom”, por el cual uno pone el destino, digamos en el centro de Barcelona y solo cuando empieza a leer carteles en rumano empieza a cuestionarse si emprender viaje sin consultar otras fuentes era una buena opción. No hace falta que responda. Es una verdadera pena que no vivamos en el Japón de los shogunes, cuando cualquier deshonor se solucionaba rápidamente cometiendo Seppuku…

 

Acerca de Christian D. Villanueva López 180 Articles
Fundador y Director de Ejércitos – Revista Digital de Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas. Ha sido también fundador de la revista Ejércitos del Mundo y ha escrito y trabajado en diferentes medios relacionados con la Defensa como War Heat Internacional, Defensa o Historia de la Guerra, tras abandonar las Fuerzas Armadas en 2009.

3 Comments

  1. Hombre imagino que se refiere a que un sarmat puede destruir 16 ciudades francesas y si a francia le destruyes 16 ciudades que queda?…esto lo digo influenciado por mi ignorancia sobre el tema ruego me perdonéis 😉

    • Pues aunque parezca mentira, le queda mucho. Es decir, que sería un golpe enorme, pero con eso, pese a lo que cree la gente, no se destruye un país. En cualquier caso, siempre tenían la posibilidad de aber explicado algo como lo que dices en lugar de acudir al titular sensacionalista… Que les da más visitas y más dinero.

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. La inutilidad de los periodistas españoles que tratan temas de Defensa
  2. Marruecos ha construído la Estrella de la Muerte y la va a usar contra España
  3. Fuerzas Navales Estratégicas de la Federación Rusa

Leave a Reply