Proyecto Islero: Cuando España pudo desarrollar armas nucleares

Proyecto Islero: Cuando España pudo desarrollar armas nucleares

Portada del libro Proyecto Islero
Portada del libro Proyecto Islero

 

Proyecto Islero

Cuando España pudo desarrollar armas nucleares

 

  • Título: Proyecto Islero: Cuando España pudo desarrollar armas nucleares
  • Autores: VELARDE, Guillermo
  • Editorial: Guadalmazán
  • ISBN: 978-84-94384-68-4
  • Publicación: 2016
  • PVP: 18,95€

Proyecto Islero: Cuando España pudo desarrollar armas nucleares. El título lo dice todo, o debería, pero lo cierto es que no dice nada. Normalmente es bastante sencillo hacer una reseña de una obra bien resumiéndola, bien comentando las impresiones. En este caso es todo menos eso. Es un libro que me ha dejado sensaciones encontradas y que creo que todo el mundo debería estar obligado a leer. Quiero decir que debería ser libro de texto en las escuelas y de obligada lectura, en lugar de muchos “clásicos actuales” de los que se estilan ahora, con tal de evitar que los niños lean Robinson Crusoe, El Fantasma de la Ópera, Los Tres Mosqueteros, 20.000 leguas de viaje submarino, Moby Dick o El Quijote, por citar solo alguno de los títulos que todos tendríamos que haber leído, ya que se consideran “aburridos”.

Voy a intentar ir por partes con “Proyecto Islero: Cuando España pudo desarrollar armas nucleares”. Como reza el título, buena parte del libro se centra precisamente en eso, en el “Proyecto Islero”, nombre dado por el autor de este volumen, el General de División Guillermo Velarde que fue, ni más ni menos, que el máximo responsable del programa que pudo llegar a dotar a España de armas nucleares. El libro, no obstante, va más allá. Naturalmente, solo el testimonio del responsable del Proyecto Islero sobre el propio programa, los desafíos, las trampas que le pusieron por el camino y finalmente su cancelación, valen su peso en oro y creo que cualquier lector con curiosidad sobre la Historia Militar debería adquirirlo solo por eso.

En mí opinión, no obstante, el libro es infinitamente más rico que eso. El “Proyecto Islero” queda muy en segundo lugar si se lee el libro atentamente, pues es, en verdad, un recorrido completo por un país -España- y una época -los últimos cincuenta años- contada con un estilo llano, de forma cercana y amena y además, dando multitud de detalles que me han parecido apasionantes: Desde la vida en la Academia del Aire a la alta sociedad y de las penurias de la posguerra al éxito académico. Por el libro van pasando uno a uno los personajes que marcaron la Historia de España durante la segunda mitad del S. XX y la primera mitad del S. XXI, desde el Capitán General Muñóz Grandes a Francisco Franco y de los “moteros” que se reunían en un bar de la Diagonal de Barcelona en los años 50 a varios premios Nobel. Un auténtico lujo y una vida, la del autor, que envidiar, si no fuese porque nada de lo que ha logrado ha sido regalado, sino el fruto de un esfuerzo diario por momentos sobrehumano.

El libro, además, habla de valores. Del valor de la ciencia, del amor a la Patria, a la familia, a los amigos y a los compañeros. De lealtad y de humildad. Esa es la grandeza de esta obra que, como he dicho, aun tratando de algo importante que pudo haber cambiado nuestro devenir como país -el desarrollo de armas nucleares-, consigue dejar esto en un segundo lugar e ir mucho más allá hasta pintar un certero retrato de España y del cambio que ha vivido en el último medio siglo.

Respecto al tema central del libro, poco puedo decir. Está tratado como solo un científico podría hacerlo, de forma totalmente aséptica. Tan es así que incluso cuando refleja su malestar y su rabia en el momento en el que el General Franco decide suspender el Proyecto Islero y dar carpetazo así a años de esfuerzo del protagonista, lo hace entendiendo y explicando las razones sin una mala palabra para quienes frustraron su sueño y sus metas como investigador. Da numerosos detalles técnicos y además, la narración de la forma en que llegó a enlazar las bombas caídas en Palomares con los restos que estas dejaron en algunos guijarros y de ahí a desarrollar mediante ingeniería inversa su propio modelo de bomba similar al diseño de Teller-Ulam, es soberbia y por momentos, hilarante, pues lo cuenta todo con una sencillez que sorprende al hablar de temas tan complejos.

Como digo, es un libro imprecindible. Mí única pena, como la del autor, con quien he tenido la oportunidad de conversar recientemente, es que un sector de la sociedad no va a entender el libro cegado por prejuicios ideológicos que nada tienen que ver con la labor del General Velarde y se van a quedar con ese triste eslogan que reza “la bomba nuclear de Franco”, cuando la realidad es que no fue otro sino Franco quien decidió terminar con el Proyecto Islero, algo que si bien en términos militares y diplomáticos pudo ser un acierto -algo cuando menos discutible-, sin duda para el devenir de la ciencia en nuestro España, que es de lo que se trata, fue un error. Como siempre, podéis adquirir el libro en el siguiente enlace:

 

Proyecto Islero

 
 

Acerca de Christian D. Villanueva López 211 Articles
Fundador y Director de Ejércitos – Revista Digital de Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas. Ha sido también fundador de la revista Ejércitos del Mundo y ha trabajado y colaborado en diferentes medios relacionados con la Defensa como War Heat Internacional, Defensa o Historia de la Guerra, entre otros, tras abandonar las Fuerzas Armadas en 2009.

2 Comments

  1. Excelente reseña, mi más cordial enhorabuena. Eso sí, en la cubierta del libro no figura el mencionado eslógan, entrecomillado a la sazón, de “la bomba nuclear de Franco”. Tal vez ese juicio acerca de los posibles prejuicios de un sector de nuestra sociedad resulte un tanto aventurado y constituya, en sí mismo, un prejuicio. Pero es un detalle menor, le reitero mi felicitación por un comentario tan atinado, y de un libro tan solvente.

  2. A decir verdad, estimado amigo, lo de la “Bomba de Franco” viene a colación de una conversación con el autor del libro, el General Velarde, que teme sin duda que esto ocurra y sabe que hay medios dispuestos a ganar visitas a golpe de titular. Un saludo.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. El Programa S-80 (III)
  2. Entrevista al general Guillermo Velarde -

Leave a Reply