¿Debe el Gobierno utilizar todos los medios recogidos por la Constitución para evitar la secesión de Cataluña incluído el uso de la fuerza?

¿Debe el Gobierno utilizar todos los medios recogidos por la Constitución para evitar la secesión de Cataluña incluído el uso de la fuerza?

Secesión de Cataluña

¿Debe el Gobierno utilizar todos los medios recogidos por la Constitución para evitar la secesión de Cataluña incluído el uso de la fuerza?

  • (86 %, 377 Votos)
  • No (14 %, 63 Votos)

Votos Totales: 440

Cargando ... Cargando ...

 

Esta semana adelantamos -será la tónica a partir de ahora- la encuesta al Domingo. Como siempre, antes de plantear con calma la pregunta de la semana -que ahora podéis votar, por cierto, en la parte superior y no en la inferior- vamos a hacer un breve repaso a las respuestas a la encuesta de la semana anterior, que han sido cuando menos, sorprendentes, por no decir otra cosa. Esta semana, por cierto, os preguntamos por la legitimidad del empleo de la fuerza para frenar una hipotética secesión de Cataluña, más no adelantemos acontecimientos.

La semana pasada preguntábamos al respetable acerca de si sería legítimo o no utilizar armamento nuclear contra Daesh. Dábamos, además, el ejemplo concreto de Sirte, en donde los combatientes islámicos llevan atrincherados en una zona de alrededor de un kilómetro cuadrado desde hace meses, sin que se atisbe una solución. La respuesta del público -vuestra respuesta- ha sido sorprendente, ya que ha vencido el sí, por escaso margen. Han votado más de 800 personas y ha ganado el sí por seis míseros votos. Aun así, un resultado terrible que me hace replantearme muchas cosas.

Seamos serios; el armamento nuclear no tiene ningún sentido en esta situación. En primer lugar por una razón moral muy poderosa que anula en la práctica cualquier consideración de coste-beneficio militar que queramos hacer: Nosotros no somos terroristas. Por duro que sea y por alto que pueda ser el coste en vidas, una de las cosas que hace grande a Occidente incluso cuando se equivoca, es que siempre intenta que las bajas civiles sean las mínimas, tanto por razones como he dicho morales, como por temas prácticos. Por otra parte, utilizar este tipo de armamento no tendría otro efecto que el de levantar al resto del Islam en contra de quien ose utilizarlo, con las consecuencias que todos imaginamos.

Más allá de estas consideraciones, lo verdaderamente aterrador es el fanatismo que se percibe en las redes sociales. Los miembros del equipo hemos tenido la oportunidad, en diferentes grupos de Facebook y otras redes sociales de leer cientos de comentarios a la pregunta aquí realizada y que nos demuestran que:

  • La gente se escuda en su identidad digital para decir la primera tontería que le viene a la cabeza
  • Hay una notable incapacidad tanto de empatizar como de pensar de forma racional. Priman las consignas, tanto en las izquierdas como en las derechas. Una verdadera pena.
  • Casi nadie lee los textos que acompañan a las encuestas.
  • Especialmente en Facebook hay mucha gente que comenta, pero por las razones que sea, no vota.

Tengo la triste impresión de que si todos los que han hecho su comentario en las redes sociales hubiesen votado en la encuesta, además de irnos a varios miles de votos, el resultado a favor de la utilización de armamento nuclear contra Daesh hubiese sido bastante abultado. Estremecedor. Sin duda va a hacer falta mucha pedagogía.

Respecto a la pregunta de esta semana, es muy sencilla. Pese a que no parece atisbarse la más mínima voluntad política en nuestro Gobierno, la Constitución Española de 1978 ofrece una serie de mecanismos que si bien, pese a la confusión reinante, no sirven para desmontar las instituciones autonómicas, caso del Artículo 155, si pueden frenar en seco las órdenes dadas por un gobierno autonómico secesionista, siempre que se consigan hacer cumplir las instrucciones dadas desde el Gobierno central, lo que es otro tema. Por cierto, que el Artículo 155 dice así, pues sospechamos que poca gente ha leído realmente la CE:

  1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

  2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.

 

A partir de ahí entraríamos de lleno en los artículos 2 y 8 del Título Preliminar de la Constitución que rezan así:

Artículo 2: La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

Artículo 8:

  1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.
  2. Una ley orgánica regulará las bases de la organización militar conforme a los principios de la presente Constitución.

 

Se entiende que, por poner un ejemplo, en caso de producirse un hipotético intento de secesión de Cataluña, las Fuerzas Armadas estarían legitimadas para intervenir -se supone que dentro del orden constitucional, esto es, enviadas por el Gobierno previo trámite parlamentario- en defensa de la “indisoluble unidad” de España. Luego, que esto fuese realmente posible y que el Gobierno tuviese la firme voluntad de llevarlo a cabo o que sirviese de algo en caso de aplicarse son temas diferentes que ya se tratarán más adelante.

Entendemos que podríamos haber redactado la pregunta de muchas otras formas, por ejemplo: ¿Sería legitimo evitar la secesión de Cataluña por la fuerza? o ¿Debería el Gobierno enviar al Ejército a Cataluña?. Pero creemos que la redacción elegida es la correcta porque estamos hablando de un tema serio que merece ser tratado de forma rigurosa. En este sentido, cualquier respuesta que el Gobierno -el actual o cualquier Gobierno futuro- pueda dar a la secesión de Cataluña (o cualquier otro territorio) debe pasar primero por el filtro de la Constitución. Rogamos pues dejen los extremismos al margen y respondan con la razón.

 

 

 

 

Acerca de Christian D. Villanueva López 184 Articles
Fundador y Director de Ejércitos – Revista Digital de Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas. Ha sido también fundador de la revista Ejércitos del Mundo y ha escrito y trabajado en diferentes medios relacionados con la Defensa como War Heat Internacional, Defensa o Historia de la Guerra, tras abandonar las Fuerzas Armadas en 2009.

16 Comments

  1. No, en el fondo una cosa segura es el Estado que es un ente administrativo , tangible y otra la nación que es un sentimiento.

    La indisoluble unidad es mientras los que vivan en ella lo deseen y lo quieran,
    es como la familia , el vinculo esta ahí pero terminan yendose a vivir fuera.

    Enviar a las FAS solo provoca muerte y destrucción y alargar el problema por medios violentos seguramente, mas valdría habérselo pensado cuando transfirieron educación, justicia y todas las carteras y políticas que hacen nación de iguales.

    por lo demas en mi opinión deseo que los catalanes se vayan y nos dejen en paz que llevan dos décadas monopolizando la vida politica española y hay otras regiones que tienen necesidades reales mucho más apremiantes que su tener una nacionalidad propia.

    Saludos

    saludos

  2. Soy más o menos de tu opinión. Creo que es un “problema” a tratar muy a largo plazo. Después de los errores que hemos ido cometiendo desde 1978 con las diversas transferencias, especialmente educación, por el momento no hay vuelta atrás pues una generación entera de catalanes se ha educado con unas ideas que son irreales, pero que han calado.

    Lo suyo es que se vayan, eso sí, con su parte de la deuda y después ir haciendo proselitismo a la vez que tratamos de unirnos a Portugal. Probablemente de aquí a 20 años veamos cierto “rebote”.

  3. Las FAS no serán nunca necesarias….(aunque en 1934 la república mando el ejercito contra el golpe de estado de la izquierda y el independentismo)…el articulo 155 de la constitución sobra para hacerse cargo de las instituciones autonómicas y pasar a control estatal todas las competencias….ninguna potencia extranjera reconocerá Cataluña, la mitad de la población o mas en contra la independencia unilateral, no tienen dinero ni financiación (el dinero a las administraciones autonómicas lo recauda y luego reparte el ministerio hacienda) bastaría con cerrar el grifo……a los comentarios anteriores yo no quiero se independice nadie Cataluña es tan mía como de un señor de Lleida no somos Andaluces, Asturianos, Vascos, Navarros, Murcianos o Catalanes….somos Españoles es como si el comedor, la cocina o el salón se quieran independizar del piso, ademas pecamos al generalizar (los catalanes que no quieren independencia que hacemos con ellos y las ciudades de Cataluña donde hay mayoría votantes constitucionalistas se podrán independizar Cataluña y unirse a España) por ejemplo Badalona su ayuntamiento fue noticia por no celebrar el 12 de Octubre podemos pensar es una ciudad superindependentista pero después miras las elecciones municipales 2015 y fue el Partido Popular el mas votado(10 concejales, el doble que el segundo Podemos 5)………o las elecciones autonómicas donde Juntos por el Si 39.54% y la Cup 8.2% no llegan al 48% de los votos aunque en escaños sean mayoría…..en mi opinión el proceso independencia esta muerto hace tiempo solo da sus últimos coletazos y los mismos lo inventaron lo enterraran (alguien se acuerda del plan Ibarrexte)….por ultimo la unión Portugal en una Federación Ibérica o Federación Hispano Lusa por ahora es un sueño pero un sueño muy bonito….un saludo y perdón por mis comentarios si resultan largos y pesados

  4. Yo últimamente aprovecho este asunto para abrir otro debate que me parece más interesante sobre el tamaño de los estados de la Unión Europa. Mi teoría es que uno de los problemas de la UE es que somos demasiado pocos y algunos con demasiado poder. En ese sentido EEUU está más equilibrado y ningún estado puede imponer su visión sobre todos los demás.

    Mi propuesta es romper los países de UE en provincias/estados europeos, sería una manera curiosa de aumentar la cohesión a la vez que se reconocen ciertas identidades.

  5. Respecto a lo anterior, os animo a comparar la población de los estados de EEUU frente a los países de la EU. A partir de esos datos un estado catalán no parece tan absurdo, siempre y cuando los otros estados europeos tuvieran tamaños adecuados.

    • Si la “Europa de los Pueblos” se hubiese convertido en una realidad o tuviese alguna oportunidad de serlo, es decir, formando unos verdaderos “Estados Unidos de Europa” una vez “muerto matado” el estado nación tipo como España, Alemania o Francia, sería el primero en firmar. Como dices, el poder estaría mucho más repartido y la inexistencia de estructuras de poder asentadas favorecería la rápida adopción de un sistema efectivo de defensa común. Lo que pasa es que aquí se plantean muchos cambios sin un plan claro. Siempre estamos a verlas venir…

      • No se me entienda que defiendo el proyecto independentista catalán porque crea que tiene como objetivo una Europa de los pueblos.

        Pero incluso sin quererlo están más cerca de esa idea que “los del otro bando”. Puestos a quedarme con una idea (que considero) errónea prefiero la que me acerca más a las (que considero) acertadas.

        Defender la integridad a ultranza de los actuales estados creo que nos hace más débiles a medio plazo.

  6. No, si yo sí defiendo la Europa de los Pueblos. El proyecto europeo, para ser tal, ha de ir en contra de los estados tarde o temprano. No sé si con la creación de un verdadero estado federal o cómo, pero sí en contra de los hijos de Westfalia.

    El problema es la configuración, que puede deparar grandes sorpresas como una “España” sin Cataluña, pero federada con Portugal, por ejemplo. El asunto es que lleguemos a acuerdos de convivencia en los que todos estemos cómodos y sin perder por el camino la seguridad, que es la razón de ser de los estados.

  7. Buenas tardes. Yo si me he leído el texto completo que además aplaudo por ser muy coherente y marcadamente imparcial. Respecto a Facebook, mejor lo dejamos aparcado este tema. Asusta ver a los que disparan antes de preguntar, los que comentan sin leer nada, los que se creen todos los “fakes” que se publican, y mucho peor: los que no son capaces de distinguir entre una noticia real y un toque de humor.

    Respecto al tema en cuestión, y como defensor de la independencia de Cataluña siempre en el marco europeo ( más o menos lo que explicáis de la Europa de los pueblos o de las regiones) creo que se olvida frecuentemente una cuestión importante. La C.E. se redactó y aprobó en 1978. La adhesión española a la UE fue posterior. Por jerarquía y por cesión de soberanía, algunos artículos de la C.E. quedarían en la práctica invalidados por los tratados de la UE. Parece lógico entender entonces que sería a la práctica imposible el uso de la fuerza para este menester.

    Yo entiendo que es por este motivo que se ha planteado ahora en serio, no como los anteriores intentos, que todos sabían que estaban condenados al facaso.

    El gobierno del PP parece que se ha dado cuenta últimamente que no le será tan fácil como simplemente aplicar ciertos artículos de la Constitución, y que se lo tendrá que currar y bastante.

    Espero mi modesta aportación no haya ofendido a nadie.

    Gracias y un saludo.

  8. ¿Y esos estados, regiones ,provincias independientes, para formar esa “Europa de los pueblos” ,como serían? , ¿Etnicamente, culturalmente,linguísticamente Puros?

    ¿Hasta que nivel se aceptaria la independencia, podría un barrio separarse de una ciudad, una provincia de una región y unirse a otra con semejantes necesidades ?

    Nos encontramos en una situación , como la vivida en los años treinta del pasado siglo, con una crisis no solo económica , sino político social a todos los niveles acrecentada por la inmediatez y el aborregamiento de las tecnologías de la información. Y la sabemos que eso es caldo de cultivo de populismos de uno y otro extremo, de fascismo con el apellido correspondiente.
    El nacionalismo es la involución más perversa que pueda tener una sociedad hoy día, se atribuyen valores y derechos a territorios mientras a la vez se olvidan los del individuo, según comulgue con unos o con otros.

    Para los que tenemos una edad y recordamos los primeros ochenta ,esos años de “prohibido prohibir” De derribar fronteras fisicas y mentales , de anular telones y muros , no podemos dejar de ver todo esto como un paso atras paleto y provinciano , justificado por una crisis económica de valores ,que solo beneficia a las clases dirigentes ,que solo buscan perpetuarse en el poder sin dar cuenta a nadie.
    Como la historia se repite, nadie recuerda la 1ª república española y sus absurdas guerras y rencillas territoriales . Por supuesto nadie recuerda que cuando la deseperanza de los ciudadanos se canaliza hacia el odio , nada se construye, solo se destruye.
    Por supuesto nadie recuerda los Balcanes , y que no hace falta un F22 ,solo un cuchillo jamonero para pasar a idem a poblaciones enteras , familiares incluidos no puros , aprovechando que el Pisuerga…

    Caminamos al reves, cuando debería ser más Europa con cesiones de soberanía incluida, con armonización fiscal ,militar política, económica.

    Lo otro, volver a la tribu cualquier día.

    saludos

    • Pues ese es el problema, realmente: Tratar de hacer que esos “pueblos”, no obedezcan solo a motivos raciales, étnicos y lingüísticos, aunque en parte se definan por ello.

      Creo que en parte, esa fuerza imparable que es la globalización, tan mal entendida, hará por evitar “vueltas al pasado” en el sentido de formar estados raciales y demás, aunque esta variante contará, por desgracia. Imagino, espero, que un mundo como el que nos toca vivir o nos va a tocar vivir, compaginará ciudades, con corporaciones, agrupaciones locales y las raspas de los estados actuales en una amalgama bastante heterogénea como para que las etnias se agrupen y se impongan.

      Vamos hacia una era que va a mezclar lo local con lo global y lo personal con lo colectivo. Ese retroceso del que hablas es una de las múltiples respuestas que ofrecen los grupos, resistiéndose al cambio. La gente busca respuestas en el colectivo, en la religión, en cualquier cosa que le permita seguir siendo social en una época tan extraña e individualista.

      Quizá la UE, si sabe gestionar el cambio, permita con su dinamismo y capacidad inclusora dotar de un espacio común a todos los grupos. Quizá no. En cualquier caso, la tribu, como dices, ha vuelto y no es algo nuevo. Precisamente en esos 80 de los que hablas gente como los Toffler hablaba de ello.

    • Coincido en el desagrado ante la exaltación del nacionalismo, también lo veo como un paso atrás. E insisto en que no identifico el independentismo catalán con la Europa de los pueblos que yo concibo.

      Lo del puritanismo de la raza/cultura me parece un punto muy interesante. Según yo lo veo, si la integración europea fuera más real, las fronteras perderían algo de peso en lo identitario y serían más bien una cuestión administrativa. Lo contrario, defender a ultranza el status quo como algo inamovible creo que es lo que da más alas a esos proyectos.

      Sobre la cesión de soberanía, también lo veo al revés: estados más pequeños son de facto menos soberanos en el mundo actual. Reducir la escala es ceder soberanía a los grupos a los que perteneces.

      Saludos.

  9. Sí, ese va a ser el problema más serio según lo veo: Tratar de conjugar la gobernanza de una institución como la UE, que nos queda lejos, con la tendencia a desgajarnos en pequeñas porciones que por fuerza, tienen que chocar entre sí pues defienden a veces conceptos demasiado encontrados. En este sentido, los estados tienen y tendrán mucho que decir todavía. El asunto es proveer medidas y herramientas que les permitan adaptarse a este cambio.

    Quizá una España federal, pues en cierto modo siempre lo fuimos hasta la llegada de los Borbones y sobre todo hasta pasadas las Guerras Carlistas, sea un buen proyecto.

1 Trackback / Pingback

  1. España ha muerto... ¡Viva España!

Leave a Reply