El Programa S-80 (III)

Maqueta del S-80. Fuente: Navantia.

 

El Programa S-80 (III)

(Los proveedores, la elección del sistema propulsor y el Tomahawk)

 

Terminábamos la anterior entrega de esta larga y compleja Historia del Programa S-80 dejando en el aire la siguiente pregunta: ¿Qué ocurrió pues para que España se decantase por el S-80 rompiendo así la alianza con DCNS y dejando en la estacada al Gobierno de Francia?. Sería demasiado osado decir que hay una sola respuesta, pues la ruptura con DCNS no fue sino la suma de una serie de factores, algunos de los cuales explicamos en la primera parte de esta serie y otras que iremos desgranando a lo largo de estas líneas.

Antes de llegar hasta esas fechas, no obstante, debemos detenernos en primer lugar en los estudios de viabilidad, diseño e I+D definitivos -en su día muy alentadores, por cierto- y en la elección del sistema de propulsión AIP en detrimento de las otras opciones -llegándose a valorar la propulsión nuclear-. También en la decisión de incluir la opción de cargar misiles de ataque a tierra -con la cabeza puesta en los Tomahawk- y cómo no, en el momento culminante que llegó con la firma de la orden de ejecución en 2004.

 

*

 

Estudios de viabilidad, diseño e I+D definitivos

Tras las elecciones de 1996, con la ajustada victoria del Partido Popular encabezado por José María Aznar, el Programa S-80, como el resto de grandes programas militares, se reactivó a la par que se frenaba el descenso en la inversión en defensa que solo se recuperará -y apenas ligeramente- a partir de 1998.

No obstante, que nadie se lleve a engaño. La política del Partido Popular respecto a los presupuestos de defensa, como demuestran los datos, ha sido una política siempre de cara a la galería, más preocupada de lo que decían las encuestas que de las necesidades reales de las Fuerzas Armadas. De ahí la tendencia a camuflar el gasto en partidas del Ministerio de Industria, entre otras prácticas muy poco ortodoxas como el empleo de Decretos para cuadrar las cuentas concediendo créditos extraordinarios a un Ministerio, el de Defensa, que han mantenido siempre en el más ruin de los abandonos, como puede observarse en la siguiente tabla.

 

Evolución del gasto en defensa entre 1996 y 2004
Año Presupuesto en euros de 2015 % respecto a 1978 Variación respecto al año anterior
1996 8.405,88 89,96%* -4,31%
1997 8.124,17 86,94% -3,35%
1998 8.185,57 87,60% 0,76%
1999 8.261,10 88,41% 0,92%
2000 8.372,30 89,60% 1,35%
2001 8.457,13 90,50% 1,01%
2002 8.463,55 90,57% 0,08%
2003 8.315,34 88,99% -1,75%
2004 8.313,92 88,97% -0,02%

 

Popa del S-81.Fuente: Economiadigital.es
Popa del S-81.Fuente: Economiadigital.es

Tenemos pues que admitir que el gasto, pese al bombo y platillo con el que se anunciaba cada nuevo PEA (Programa Especial de Armamento), se mantuvo más bien estable que aumentó, llegando a reducirse en los últimos años de la legislatura y eso pese a hechos como el terrible 11-M que debieron habernos puesto en alerta, o la participación en misiones internacionales como la Guerra de Afganistán y posteriormente la de Iraq que consumieron gran parte del Presupuesto de Defensa y que se iban pagando como buenamente se podía a costa, muchas veces, de mantener a nuestros soldados en pésimas condiciones, mal armados y escasamente protegidos.

Así las cosas, entre el segundo trimestre de 1997 y 2003 la Armada, junto con Navantia, se embarca en la Fase Conceptual del proyecto, alcanzando hitos como el “Concepto Preliminar de Objetivo de Estado Mayor” en noviembre de 1997. En dicho documento se recogían de forma estructurada las características imprescindibles con las que había de contar el futuro submarino en opinión de la Armada Española. A dicho estudio siguientor en 1998 los “Requisitos Operativos” y en el año 2000 el “Proyecto Básico del Buque”, seguido en 2001 por el “Proyecto del Buque”.

Sección del S-81. Fuente: Montajes Cambel Europa S.A.
Sección del S-81. Fuente: Montajes Cambel Europa S.A.

El lector se preguntará qué necesidad hay de complicar tanto un proyecto acumulando estudios hasta llegar a una definición final del proyecto, que solo se alcanza en 2003 cuando se plasman por escrito tanto las “Especificaciones Técnicas del Proyecto” como el “Presupuesto del Programa” y por supuesto, los planos del buque. Lo cierto es que en un programa tan complejo y cambiante, en el que se pretende desarrollar un ingenio “state of the art”, es decir, en el límite de lo que la especie humana es capaz de hacer en un momento determinado, cada paso ha de ser estudiado, evaluado, revisado y vuelta a empezar una y otra vez. Así, hasta que se obtienen unas bases sólidas que contenten por una parte al cliente -en este caso el Ministerio de Defensa-, pero que también satisfagan al integrador y al resto de empresas participantes que tienen que ser capaces de cumplir con lo estipulado en el documento final bajo riesgo de que el conjunto del programa se resienta, como de hecho ha ocurrido.

En el caso que nos ocupa, además, elaborar el documento final incluía entre otras cosas encontrar antes los socios tecnológicos adecuados para cada parte del Programa S-80, probando los distintos tipos de soluciones de cara a la propulsión -en un tiempo en el que los sistemas AIP estaban en pañales-, descartando tanto la propulsión diésel-eléctrica ordinaria como la nuclear, más por motivos políticos en este último caso que técnicos pues, no en vano, contamos en España con algunos de los mejores físicos e ingenieros nucleares del mundo.

A esto se unía la peculiaridad de contemplar por separado lo que era el submarino en sí, esto es, la plataforma y el sistema de combate que, finalmente y provocando una terrible decepción en DCN, se confió a la estadounidense Lockheed Martin con la que, todo sea dicho, Navantia mantenía unas excelentes relaciones toda vez que había sido también la empresa responsable del sistema de combate de nuestras fragatas F-100 con magnífico resultado.

Finalmente, para cuando en marzo de 2004 se firma finalmente la Orden de Ejecución de las cuatro unidades que en principio deberían componer esta serie de submarinos, la distribución en cuanto a responsabilidades de los distintos proveedores quedaba así:

 

Empresa Responsabilidad Estado del Pedido
Aeromaritime Antenas de comunicación No se ha detectado ningún problema. Es suministrador entre otros de los submarinos alemanes U-212 y U-214.
Air Liquide Sistemas de almacenamiento y trasiego tanto de oxígeno como de hidrógeno. Es una empresa líder en su sector. No es probable que haya habido ningún tipo de retrasos causados por su participación, aunque como parte clave en la instalación de algunos componentes del sistema de circulación de gases y del AIP es posible que se vea obligada a ir a caballo de los problemas de otros, especialmente los relacionados con la planta de propulsión.
Avio SpA Sistema de Gobierno, Consola y Piloto automático. Dado que los simuladores están en avanzado estado, no creemos que haya habido retrasos en su parte, fundamental para el desarrollo de los mismos.
Babcock (Weir, Strachan & Henshaw) Tubos Lanzatorpedos, sistema de lanzamiento de los torpedos y sistema de lanzamiento de las contramedidas Son productos muy asentados, no en vano ha entregado material de este tipo para las clases Collins (Australia), Victoria (Canadá) o Trafalgar y Vanguard (Reino Unido).
BAE Systems Domos de popa y proa del casco resistente de las dos primeras unidades Dos piezas de las que hemos hablado y que a partir de ahora podrá fabricar Navantia con sus propios medios gracias a la adquisición de maquinaria especializada y how know. Si hay retrasos será por el proceso de aprendizaje, no por culpa de la compañía británica que ya ha cumplido con su parte.
Bionet Sistema de Eliminación de Dióxido de Carbono El sistema de filtrado del CO2 no debería presentar problemas ya que salvo por la miniaturización y posibles redundancias no es diferente de los entregados a las empresas civiles.
Boeing Misiles Antibuque UGM-84 Sub-Harpoon A la espera de la partida presupuestaria correspondiente.
Calzoni Mástiles Son la elección de numerosas armadas, por lo que no creemos que haya problemas, salvo el no haber llegadoa esa fase de la construcción.
Cantarey Reinosa (Gamesa) Convertidores MEP y Motor Eléctrico Principal No hay problemas conocidos.
Dowding & Mills Antenas Realizan piezas que posteriormente integram Kollmorgen, como contratista principal para las antenas e Indra, quien se encarga del conjunto de las comunicaciones por satélite, así como de integrar los mástiles dentro del sistema que hace posible su retracción.
Edo Corporation Sonar cilíndrico de casco Es una de las agencias de DARPA que actúa como subsidiaria de Lockheed Martin. El producto está desarrollado y de hecho, se utiliza en algunos submarinos estadounidenses con escasas modificaciones.
Euroatlas Inversores y variadores de frecuencia de los motores eléctricos. Son productos consolidados utilizados por clientes tan diferentes como Thales, Airbus, Saab o Rheinmetall, por lo que no se esperan problemas.
FABA Systems Sistema integrado de comunicaciones, sistema de control y piloto automático, consolas, Simulador Táctico SIMTAC-80 y Sistema Integrado de Control de la Plataforma. Esta empresa, en realidad, no es más que una filial de Navantia dedicada a la integración de sistemas complejos, así que poca información podemos aportar sobre el estado de sus partes dado el secretismo de la matriz. No obstante, si atendemos a la capacidad demostrada en el pasado y a las noticias que van llegando sobre el simulador o las consolas, no parece haber problemas.
Goodrich’s Engineered Polymer Products Soportes y protecciones en materiales compuestos ligeros para los sonares cilíndricos y de flanco. No tenemos información que haga sospechar. Se trata de componentes críticos de cara a la discrección del submarino, pero no tan complejos como para que no puedan ser abordados por otras empresas en caso de problemas.
Hynergreen Reformador de Bioetanol, Sistema de Control del AIP, Sistema de Adecuación de Potencia y Sistema de Control y Seguridad de la Planta AIP. Esta es, junto con el error de cálculo en el peso del submarino y la escasez presupuestario, el mayor problema con el que se ha topado el proyecto. La empresa en sí, ya no existe. Técnicamente es Abengoa, la matriz, quien debe hacerse cargo del desarrollo de la planta AIP, pero las últimas noticias indican que el MinDef ha puesto su confianza en Técnicas Reunidas.
Ifen Cuadro de Propulsión. No hay noticias de problemas. Se trata de una empresa italiana que ha surtido tradicionalmente a la Marina Militare.
Indra Radar, Contramedidas Electrónicas, Transpondedor IFF, Integración de los Mástiles, Simulador Táctico SIMTAC-80. Sin problemas reseñables.
ISDEFE Apoyo en cuanto a ingeniería. Desde la revisión de los requisitos del trabajo, a la propia forma de trabajar, los plazos, la detección de cuellos de botella, la búsqueda de nuevos socios tecnológicos… Si bien su aportación es imprescindible, tanto por ser una empresa pública, como por su relación con el MinDef, está claro que algo han hecho muy mal cuando no se han depurado responsabilidades en un proceso de diseño y construcción que era la encargada de fiscalizar.
Kollmorgen Electro-Optical Mástiles, Periscopio y sistemas optrónicos. No hay problemas detectados. Sería extraño dado que es una empresa consolidada que ha fabricado los sistecmas electro-opticos de, entre otros, los U-209, los Walrus o los Gotland.
Lockheed Martin Sonar cilíndrico de casco, sonar de flanco, interceptador sonar, telémetro sonar y sistema de combate. Tras el divorcio con DCNS ha sido la estadounidense Lockheed Martin la encargada de aportar la parte del león de los S-80. Al fin y al cabo, podrán navegar con un tipo de propulsión u otra, pero sin un sistema de combate integrado como el que aporta esta empresa, sería incapaz de llevar a cabo su función. No hay problemas con su entrega, dado que es un sistema contrastado y en uso en las clases Virginia, Los Ángeles y Seawolf. En fecha tan temprana como 2009 ya había completado los test del sonar…
Michell Bearings Chumacera del eje. Es un sistema crítico, debido a que cualquier error de diseño puede afectar a la hélice y por tanto a la velocidad y discrección. No obstante, son productos consolidados y la empresa los ha instalado, entre otros, en la Clase Collins.
MTU Generadores diésel. No hay problemas detectados. Tanto MTU como Navantia hace años que colaboran con éxito, MTU ha proporcionado motores para prácticamente todos los buques botados por Navantia en los últimos años e incluso tienen un centro de formación conjunto.
Muller Cableado No es más que un suministrador de material básico. Ni ha dado problemas, ni sería costoso sustituirlo.
Nereides Antenas Uno de los pocos socios franceses que ha sobrevivido al divorcio con DCNS. Provee el sistema de extensión y recogida del sonar remolcado.
Pompe Garbarino Bombas centrífugas Si son capaces de cumplir con las necesidades de bombeo de líquidos de trasantlánticos de más de 10 plantas, suponemos que lo harán sin problemas con un submarino de dos cubiertas.
Raytheon Systems Misil de Crucero UGM-109 Tomahawk Dependerá más de la voluntad política que del propio presupuesto pero, por el momento, la idea está aparcada, por decirlo suavemente.
Rhode & Schwarz Equipos de radiocomunicaciones Llevan años haciendo publicidad de los sistemas que dotarán a los S-80, por lo que se puede dar por hecho que están listos y a la espera de su integración.
SAES Sonar remolcado, sistema de control del sonar y sistema de monitorización del ruido propio y minas. Atención a esta empresa nacional que apenas se hace publicidad y que, poco a poco, ha ido mejorando hasta ser una empresa puntera en un sector tan competitivo y reducido como es el de los sonares. Además, fabrica desde sonoboyas hasta minas, por lo que supone un activo para la defensa española de incalculable valor.
Sainsel Cosolas multifunción CONAN SUB Es una empresa española que, entre otros, ha servido equipos parecidos para los Galerna, las F-100, las F-80, el BPE o a la mismísima US Navy, así como a los buques vendidos por Navantia a la Royal Australian Navy. Parte de los equipos de presentación de datos, necesarios para los simuladores ya se han entregado.
Sperry Marine (Northrop Grumman) Centrales inerciales Sperry Marine, filial de Northrop Grumman es la encargada de proveer el sistema de navegación inercial, que permite conocer la situación del submarino sin recurrir a sistemas como el GPS que implican comunicaciones y, por tanto, disminuyen la discrección. Es una empresa multinacional que suministra sistemas de este tipo a toda clase de buques, no debería haber problemas.
STN Atlas Elektronik Torpedos DM 2 A-4 SeaHake Mod4 A buen seguro, la empresa está esperando los pedidos mientras sigue evolucionando su producto y logrando sorprendentes records con ellos.
Tecnobit (Grupo Oesía) Sistema de comunicación de datos tácticos Data Link 22 Son sistemas estandarizados en toda la OTAN, por lo que no deben dar problemas.
Truflo Pumps Válvulas de casco Parte sin duda crítica, lo es más por los cálculos necesarios para su diseño que por la complejidad de fabricarse. Si el caudal y su capacidad de regularlo no es adecuado, el submarino puede perder maniobrabilidad… o símplemente no volver a subir. En cualquier caso,
Tudor (Exide Technologies) Baterías Si bien la empresa ha cumplido, se han producido numerosos problemas con las baterías, dado que han estado tiempo almacenadas en condiciones precarias, han sufrido robos, etc.
Universidad Politécnica de Cartagena I+D sobre temas como la maniobrabilidad y materiales resistentes a la corrosión. Es una colaboración lógica, que viene de atrás y que ha sido plenamente satisfactoria.
UTC Power (Doosan Fuel Cell America) Pilas de Combustible Punto crítico. Además es una empresa que ha sido absorvida por Doosan Fuel Cell America en 2013.

 

Vemos pues que, a tenor por el número de empresas que tomaban parte en el programa y sabiendo que algunas de ellas incluían otras tantas empresas bien como subcontratas o bien como suministradores, la complejidad del programa suponía por sí misma un reto portentoso que debía ser manejado, como integradora que era, por las manos de Navantia.

Salvo por el caso que ya hemos explicado en entradas anteriores de Abengoa, ninguno de los proveedores ha fallado. Ha habido problemas, consecuencia de los retrasos, como los relacionados con las baterías que, después de una década sin uso, tendrán finalmente que ser reemplazadas sin llegar siquiera a montarse en un submarino. No obstante, esto no es achacable ni a la empresa fabricante de las mismas (Exide Technologies), ni tampoco exclusivamente a Navantia, pues los fallos que nos han llevado a la situación actual se han sucedido en cadena y era imposible que solo una de las partes, por muy integradora que fuese, lograse resolverlos todos. Esto no le resta culpa, como veremos en la próxima entrega, pero al menos hace justicia con Navantia.

Fabricacion del Bloque de Popa del S-81.Equimansur
Fabricacion del Bloque de Popa del S-81.Fuente: Equimansur

 

 

La elección del sistema de propulsión (AIP)

Si el Programa S-80 prometía ser complejo desde sus inicios, dadas las altas exigencias de la Armada Española, se complicó más cuando se decidió que su propulsión debía confiarse a un sistema AIP. Ha de valorarse la situación en su conjunto y el lector debe tener en cuenta que en el periodo en del que hablamos (1997-2004), desde que se reanuda el proyecto hasta la firma de la Orden de Ejecución, la situación de la propia Armada Española había cambiado notablemente.

Por estas fechas, nuestra armada se estaba poniendo a la cabeza de Europa con el inicio de la construcción en 1997 de la fragata F-101 Álvaro de Bazán y especialmente con su entrada en servicio el 19 de septiembre de 2002. También se reciben por estas fechas las dos unidades de la Clase Galicia, que venían a sustituir a los viejos L-21 Castilla y L-22 Aragón. Se contaba además, desde hacía relativamente poco, con el buque de aprovisionamiento de combate A-14 Patiño y se aprobaba en septiembre de 2003 el diseño final de lo que ahora es el BPE L-61 Juan Carlos I. Precisamente coincidiendo prácticamente con este periodo se construían entre 1996 y 2005 las seis unidades de los cazaminas de la Clase Segura.

Fragata F-105 Cristobal Colon
Fragatas clase Álvaro de Bazán. Una jugada maestra de España que nos situó a un nivel del que no podíamos bajarnos. Fuente: Turkishnavy

En resumen, nuestra Armada había cambiado más en menos de una década de lo que lo había hecho en el medio siglo anterior, lo que ayuda a entender qué razones llevaron a los mandos de la Armada Española a exigir del Programa S-80 lo más que podía ofrecer la capacidad técnica de nuestras empresas. Es en este marco en el que se valoraron las diversas opciones de propulsión:

Por una parte estaba el sistema diésel-eléctrico tradicional, que no satisfacía a nadie, pues tanto los alemanes de HDW con su sistema de células de combustible alimentadas por hidrógeno  como la propia DCNS con el Mesma o los suecos con los Götland ya disponían de sistemas AIP en diferentes grados de evolución y se consideraba por tanto como un retraso.

Por otra, existía la posibilidad de instalar un reactor nuclear de baja potencia que, a diferencia de los reactores de agua presurizada o los reactores refrigerados por metal líquido ofrecen un nivel mayor de seguridad, un menor costo tanto de adquisición como de mantenimiento, así como potencia más que suficiente para un submarino del tamaño y necesidades de los S-80. Estos reactores se basan en la posibilidad de utilizar como combustible óxido de uranio con un enriquecimiento de apenas entre el 1 y el 2% en U235, en oposición a otros reactores que necesitan enriquecimientos de entre el 10 y el 20% lo que constituye uno de los mayores frenos a su desarrollo puesto que son muy pocos los estados capaces de alcanzar ese nivel de enriquecimiento debido tanto al coste como a la dificultad técnica. Era esa una tecnología que España ya tenía a punto, pues parte de las tecnologías desarrolladas en el entorno del Proyecto Islero eran de ese tipo y no hubiese supuesto ningún problema técnico, ni económico imposible de asumir. Además, ya en los años 80, existen ciertos indicios de que la Armada Española trató de buscar el desarrollo de un SSN de ataque con cierta colaboración francesa, que quería establecer una alianza con nuestro país parecida a la que existía entre EEUU y el Reino Unido. Sea como fuere, para desencanto de quienes apoyamos la opción nuclear, el tradicional rechazo popular unidos a las presiones de “aliados” como EEUU, la hacen imposible hoy por hoy.

Se optó, por tanto, por instalar un módulo AIP de novedosísima concepción que al menos sobre el papel -algo que se confirmaría por cierto en las pruebas preliminiares- prometía un grado de autonomía, sigilo y seguridad que superaban en mucho a los modelos de AIP en servicio y no quedaba a la zaga de ninguno de los que en ese momento estaban en desarrollo.

La particularidad del sistema español era el hecho de funcionar sobre la base del bioetanol y no de los hidruros metálicos o de cualquier otro sistema de almacenamiento destinado a obtener posteriormente el hidrógeno necesario para obtener energía a través de las células de combustible. A partir de ahí, el sistema no se diferenciaba en mucho del utilizado por ejemplo por Siemens y HDW en los U-214 o del desarrollado por la Oficina de Diseño Rubin de San Petersburgo para los submarinos Clase Lada.

Módulo AIP de los submarinos Proyecto 677 Lada / Amur
Módulo AIP de los submarinos Proyecto 677 Lada / Amur. Fuente: Charly015

Se obtaba por almacenar bioetanol en tanques en lugar de otras sustancias por seguridad, ya que cualquiera de los otros compuestos tenía carencias en este sentido, al ser inestables o de manejo muy exigente. El problema era que para extrar el hidrógeno necesario de ese bioetanol, era necesario un sistema reformador del que no se disponía.

La empresa Hynergreen, una subsidiaria de Abengoa, decía contar con un modelo experimental, que prometía bastante, al menos sobre el papel que, como sabemos, lo aguanta todo. Se garantizó que en el plazo indicado el sistema estaría listo y a escala real -con la consiguiente necesidad de miniaturizarlo y rediseñarlo para adaptarlo al angosto espacio de un submarino- pero lo cierto es que nunca se logró. En las pruebas subsiguientes, el módulo de pruebas llegó a incendiarse y a la hora de miniaturizar el ingenio, se demostró la incapacidad de la empresa para tal tarea. Además, como a perro flaco todo son moscas, cuando más necesario era el apoyo de su matriz, comenzaron poco a poco a saltar las alarmas a propósito de la situación de Abengoa. Rumores al principio y un torrente de informaciones negativas que en los últimos años han terminado con el gigante andaluz en una situación dramática, como una víctima más de la especulación.

Lo cierto, aunque es adelantar acontencimientos es que los ingenieros de Navantia, que debían integrar el sistema, parte del cual estaba listo y el reformador, dentro primero de una sección del casco destinada a pruebas y después, en lo que debía ser el S-81, se vieron de pronto en un cuello de botella provocado por el fiasco de Hynergreen.

Naturalmente, sin dicho reformador de bioetanol, que era la característica distintiva del AIP patrio, el proyecto perdía buena parte de su sentido y su ventaja competitiva respecto a los diseños de otros astilleros. La única solución posible pasaba por encajar el AIP sin miniaturizar haciéndolo “por narices”, de ahí que se hablase de exceso de peso y de la necesidad de alargar el casco del submarino en cifras que han oscilado entre los 7 y 11 metros. Estas noticias hicieron cundir el pánico tanto entre los cuadros de Navantia, incapaces de resolverlo por sí mismos, pues alargar el casco de un submarino equivale poco menos que a rediseñarlo por completo, como entre los miembros de la Armada Española que veían como España esta se quedaba sin flotilla de submarinos salvo que se cambiase de forma drástica el rumbo del programa. Más, como digo, no adelantemos acontecimientos, pues ya tendremos tiempo de hacer un exhaustivo repaso a esta época de “caos” en sucesivas entradas y pasemos al tema del armamento estrella que, como el reformador de bioetanol, parece que fue arrastrado por la marea.

Montaje de una sección del S-81. Fuente: Montajes Cambel Europa S.A.
Montaje de una sección del S-81. Fuente: Montajes Cambel Europa S.A.

 

La opción de ataque a tierra: El SLCM Tomahawk

Según el diario El País (14-05-2007) España iba a iniciar la compra de los 25 primeros misiles SLCM Tomahawk por un montante inicial de 72 millones de euros, convirtiéndose con ello, lo que no es moco de pavo, en el tercer país que iba a poseer esta temible arma que, de lanzamiento submarino y con sus 1.300 kilómetros de alcance -hasta 2.500 en función de la variante-, podría cambiar muy a favor de España la situación en el Estrecho. Además, sería el primer misil de crucero de largo alcance en servicio en nuestras Fuerzas Armadas, carencia que no se ha solucionado -y solo en parte- hasta la llegada de los misiles Taurus KEPD 350 desarrollados por EADS que, no obstante, cuentan con un alcance que no es sino una fracción del que permite el diseño estadounidense.

Estos misiles iban a ser incorporados a las fragatas F-100 clase Álvaro de Bazán y a los submarinos S-80 y sin duda, su adquisición hubiese supuesto un gran salto cualitativo pues permite alcanzar objetivos en cualquier parte de Marruecos sin necesidad de abandonar el refugio que suponen las bases peninsulares y sobre todo, sin arriesgar de forma innecesaria vidas de soldados o pilotos propios, cosa que no puede decirse del Taurus KEPD 350 pese a sus innegables virtudes. Esto, además, nos hubiera proporcionado una capacidad de proyección sobre tierra sin precedentes.

Eurofighter con un misil Taurus KEPD 350
Eurofighter con un misil Taurus KEPD 350. Fuente: MBDA.

En concreto, los misiles que se iban a adquirir eran del tipo Tac-Tom (Tomahawk Táctico o Bloque IV), un misil subsónico de ataque a tierra y menor alcance que sus antecesores estratégicos, pero dotado de sensibles mejoras, que permiten reprogramarlo en vuelo o elegir entre 15 blancos alternativos. Cada misil estaba presupuestado en aproximadamente 750.000 euros, dinero al que había que sumarle el costo de la preparación de la tripulación y la adaptación de los sistemas para su lanzamiento desde nuestros submarinos.

Con todo, el lector como de costumbre ha de ser consciente de que casi cualquier contrato de este tipo entre dos naciones tiene gato encerrado. En este caso, lo complicado no era el hecho de llegar a poseer los Tomahawk, sino el ser capaz de usarlos de forma autónoma; es decir, de no depender de Estados Unidos para cada empleo, por la necesidad de utilizar, por ejemplo, su sistema de posicionamiento global GPS.

Carme Chacón durante su época en el Ministerio de Defensa
Carme Chacón durante su época en el Ministerio de Defensa. Fuente: Ministerio de Defensa.

A medio plazo, sin embargo, sí que en España se hubiera podido alcanzar cierta autonomía, de forma que fuera posible usar el misil sin apoyo externo, aun a costa de perder cierta precisión, siempre en un grado aceptable que no comprometiese su uso militar. Este hubiera sido el cometido del Centro Nacional de Planeamiento del Tomahawk que, de forma similar a lo que el CLAEX hace para nuestro Ejército del Aire, se hubiese encargado de -perdonen la expresión- “tunear” los misiles hasta hacerlos idóneos para cumplir con las exigencias de nuestras Fuerzas Armadas y de nuestras propias particularidades estratégicas y políticas.

En octubre de 2009, por desgracia para todos y especialmente para el Programa S-80 que, cuando logre poner en el agua su primer buque lo hará capado, la por entonces Ministra de Defensa, Carme Chacón, comunicó al Pentágono que renunciaba definitivamente a la compra de misiles Tomahawk que había sido pactada en 2005.

En cualquier caso, que nadie se rasgue las vestiduras, pues hay alternativas a los Tomahawk, como el SCALP naval y visto el retraso que ha sufrido el Programa S-80, lo que en 2009 no parecía una buena decisión, ya más de media década después no nos ha salido tan mal al fin y al cabo. Esperemos, no obstante, que se implemente armamento de este tipo no solo en los S-80, sino también en las F-100, aunque sea a partir de la segunda mitad de su vida útil y en las futuras F-110 cuyo diseño ya parece estar bastante definido.

 

Christian D. Villanueva López

 

 

Acerca de Christian D. Villanueva López 180 Articles
Fundador y Director de Ejércitos – Revista Digital de Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas. Ha sido también fundador de la revista Ejércitos del Mundo y ha escrito y trabajado en diferentes medios relacionados con la Defensa como War Heat Internacional, Defensa o Historia de la Guerra, tras abandonar las Fuerzas Armadas en 2009.

59 Comments

  1. Mejor probablemente el Tomahawk. La cuestión no es esa, sino si nos es suficiente con el SCALP, que creo que sí y sobre todo, si acceder al SCALP nos permite tener un misil que en un momento determinado podamos usar sin la espada de Damocles que supone que el proveedor no te cape, por ejemplo, la precisión, los recambios o cualquier otra cosa.

    • Si imagino que el Tomahawh al 100 por 100 capacidad es superior al scalp pero cuando tendríamos esa capacidad?? el problema es que estoy casi seguro en el caso de las F 100 por sus plataformas lanzamiento mk41 creo se llaman (donde van los misiles del Aegis sm1 sm2) no es compatible con el scapl (plataforma Asper)…..como he dicho más de una vez yo solo soy un friki de estos temas seguro vosotros me podéis confirmar o desmentir lo que digo…..creo que es una necesidad prioritaria disponer de este tipo misiles en las F.100 o S.80 es multiplicar nuestras capacidades y no debemos renunciar a conseguirlo…..así como en una plataforma terrestre creo el taurus tiene una plataforma terrestre desarrollandose

    • Hola buenas noches, veo que están hablando sobre los Scalp naval en las F-100.
      Lo cierto es que hace unos años le pregunte por privado a quien lleva el facebook de Navantia sobre el tema y me dijo que era amigo del comandante de la F-105 y que el le había dicho que las celdas necesitarían modificaciones aunque no estructurales. Así que se supone que si se puede operar el Scalp lo que no era tan claro es que USA nos permitiera meter esos misiles en sus lanzadores.

  2. Hola Christian,

    En primer lugar felicitarte por el artículo. Es interesante todo lo que escribes. Por mi parte, sólo dos comentarios, se veía venir que el programa fallaría, igual que fallaron los brits con su Astute, teniendo además el mismo rescatador, Electric Boat.

    Los S-80, ya lo dije en su día, estan como que muy sobredimensionados para lo que la Armada necesita, los Scorpene españolizados hubieran sido más que suficiente y más baratos, pero supongo que las ansias de exportar para poder garantizar los pedidos en los astilleros llevaron a pedir algo que no se necesitaba pero que si salía bien nos hubieramos llevado un punto y algún contrato (Australia no se porque me viene a la cabeza) ahorradole de paso al Gobierno de turno la mala prensa por los despidos.

    Respecto a lo de los misiles de crucero, bueno…hombre interesantes son, pero con la exigua cantidad a adquirir de poco hubieran servido. Creo que se hablaba de 60 misiles o algo así. Lo de poner el Scalp Naval sería mejor que nada pero no creo que fueran los estadounidenses quienes pongan las pegas. Al fin y al cabo es dar aun más flexibilidad a su lanzador Mk-41, más bien me temo que los franceses no lo permitirían, ya que es de su interés no sólo vender el misil sino todo el pack incluyendo su lanzador que es el Sylver A70.

    Finalmente mucho se tendría que hablar de los sistemas occidentales de gestión de proyectos de innovación en la defensa, especialmente por aquellos a los que no les sobra la pasta, lamentable la gestión del S-80 y me temo que las F-110 van por el mismo camino a pesar de ser en teoría algo de más del dominio de Navantia.

    Un saludo

    Mirlo

  3. Es lógico, a todo pasado, que el programa haya fallado. En la primera parte del artículo explico las razones que llevaron a confiar en el proyecto. Se nos fue de las manos, literalmente, por querer abarcar demasiado.

    Aun así, que todo sea eso. Prefiero pecar por exceso que no por defecto. El Scorpene era una plataforma ya agotada que no daba para más. Esta, con todos los problemas, cuando llegue será una plataforma que podrá crecer, mejorarse y exportarse.

    La cagada ha estado más relacionada con el sistema de propulsión que con cualquier otra cosa y lo que me gustaría saber, aunque nadie me responde es si cabría adoptar realmente una solución como la de los barracuda australianos. he preguntado a ingenieros y nadie me sabe responder.

  4. A falta de leer bien los tres artìculos, siempre que sale algo relacionado con el tema de los S-80 me hago la misma pregunta, ¿què hay de malo en que España desarrolle sus propios submarinos?.Podemos hablar de mala gestiòn del programa, de falta de recursos, de muchos temas, pero en algùn momento nuestro paìs debìa intentarlo y dejar de depender de tecnologìas foràneas.Navantia es lo que es hoy dia porque en un dia se decidiò construir buques por nuestra cuenta, y gracias a eso le vendimos a turcos y australianos nuestros LPD’s, a Noruega las fragayas F-300/F-100, optamos al concurso indio para los 4 LPD’s que quieren construir, y no olvidemos los tres destructores AWD’s australianos, los BAC’s o el futuro proyecto de fragatas de Australia.En todos los comienzos hay errores de juventud y traspiès, pero lo importante son las lecciones que sacamos de esas situaciones.Como bien dice el articulista, prefiero pecar de exceso que por defecto.

  5. Hola,

    Discrepo totalmente con lo que comentáis. Había más que razones objetivas para no haber tomado ese camino y las resumiré en:

    A) No hay ningún mérito en intentar hacer algo que no sabes como se hace si no se persevera hasta conseguir hacerlo y a partir de ahí seguir haciéndolo. Mucho me temo, y al tiempo con lo que digo, que serán los últimos submarinos diseñados en España. En mi opinión no hay ningún plan para seguir el camino iniciado salvo el de exportar. Es decir o vendemos o no habá más de los 3 o 4 contratados y hast e20 años más nada de nada. Así no se puede crear industria.

    B) España no ha diseñado submarinos en los últimos 80-100 años…bueno algo menos si contamos los minisubmarinos de la década de los 60. Si en un país como el RU que lleva décadas diseñando SSN la cagaron al diseñar los Astute como no ibamos a cagarla nosotros si no tenemos ni la experiencia ni el conocimiento de estos. El resultado obtenido era el previsible. No es ridículo, lo ridículo era pretender acertar a la primera y que esto no estuviera previsto.

    C) La alianza con la DCNS estaba dando frutos para ambas partes. El Scorpene se habái exportado a Chile y Malaysia. El haber adoptado un Scorpene españolizado nos hubiera colodado como líderes del proyecto amés de haberlo afianzado para futuras exportaciones. No olvidéis que Francia no utiliza SSK, sólo SSN. La alianza para ellos era importante ya que éramos el socio adecuado ya que podíamos lanzar y mejorar submarinos convencionales al ser usuarios de estos.

    D) El Scorpene no es un mal barco, no es excepcional pero lo obtenido con el S-80 no puede calificarse de sobresaliente tampoco. Y salvo por el tema de la seguridad en la generación de H2 en lo demás tampoco era un buque revolucionario.

    E) Se obtienen más y mejores resultados con la colaboración que con la competencia. Teníamos más fuerza a la hora de obtener contratos asociados con Francia que en solitario. Ahora DCNS es nuestro competidor, no nuestro aliado. Como ejemplo de colaboración pongo a los franceses y los italianos con las horizon y las FREMM.

    F) De haber continuado la sociedad nos hubieramos llevado parte del pastel hindú y australiano. Hoy nada de nada y con los resultados obtenidos se puede esperar aun menos para el futuro en el campo de los sumergibles.

    E) Comprar el Scorpene hubiera supuesto un reemplazo adecuado a los S-60, paralelamente se podía financiar el sistema AIP de bioetanol para futuras aplicaciones. Hubiera sido más económico y en mi opinión más lógico.

    F) El éxito de las F-100 se debe a que Navantia diseñó una plataforma adecuada para instalar sistemas ya probados y lo hicieron muy bien. Con el S-80 la aproximación fue diferente y por lo tanto mucho más complicada y de mayor riesgo.

    Estas son parte de las razones

    Un saludo

    Mirlo

  6. Sin duda. Todas esas razones se van desgranando a lo largo de los tres artículos y se abundará sobre ellas en las razones que quedan. Aun así, como se dice en el artículo, era lógico que lo intentaran. No ha salido como esperaban, pero lo que se está ganando en saber hacer, aunque sea a base de palos, no tiene precio.

    Eso sí, concuerdo en que probablemente sea el último programa submarino que abordemos en solitario. Lo que sucede es que el siguiente podremos negociarlo desde una posición de fuerza, no como ocurría con DCNS y, sinceramente, es la única forma de entrar en una sociedad en pie de igualdad.

    • No, no había ni que intentarlo. España es un país de recursos limitados por lo que no se puede gastar sin las garantías adecuadas de que saldrá más o menos bien y que los costes se disparen.

      Será el último programa de submarinos con toda seguridad y ya me dirás con quien vamos a negociar en posición de fuerza? Alemania, Italia… Vuelves a la competición que no lleva ninguna parte. Dada la magnitud de nuestros recursos la colaboración es mucho más razonable. España hubiera conseguido esa posición de liderazgo que dices de forma natural ya que de los dos socios era el único que utilizaría SSK, Francia opera una flota nuclear en exclusiva. Al final la DCNS hubiera aceptado ser el socio menor de la ecuación para lso SSK.

      Un saludo

      Mirlo

  7. DCNS en ningún momento llegó a ceder parte de las tecnologías vitales de los Scorpene, como son la fabricación de los domos de proa y popa o el sistema de combate, que también era francés. Lo teníamos crudo.

    Además, había condicionantes importantes a nivel europeo, con el tema de las ayudas navales y eran esos mismos franceses los que nos estaban haciendo la puñeta, junto a los alemanes, para que Navantia terminase cerrando.

    No veo cómo íbamos a conseguir ningún liderazgo si no era por nuestra cuenta y riesgo… Esa era la única forma de que en el futuro, si de verdad hay una Europa de la Defensa y se crea un gran grupo naval europeo España entrase a formar parte sin hacer el canelo como hemos hecho en EADS.

  8. Y que crees que DCNS hubiera hecho de españolizar los Scorpene? Decir que no? DCNS no entregará nada de sus sistemas a nadie, salvo si hay venta y es jugosa. O crees que LM si lo hubiera hecho así por las buenas?

    Lo de las ayudas por favor arguméntamelo algo mejor por favor.

    Por ultimo, si los franceses no usan SSK y nosotros sí, quienes son los que por el simple uso pueden incoporar y/o indicar mejoras. Además de haber financiado aparte els sistema AIP de Abengoa es probable que hoy fuera estándar en los futuros submarinos.

    En el tema de EADS fue en parte decisión gubernamental española el no querer tener mayor participación. O no?

    Un saludo

    Mirlo

  9. A ver, Román. En el tiempo en que se produce la ruptura -todo muy extraño pues Aznar había anunciado sin venir a cuento la compra de Scorpene en la cumbre Franco-Española de Salamanca-, se estaban también dirimiendo en la UE todo el tema de las ayudas navales que forzaron la división de la Empresa Nacional Bazán en dos y después la reconversión de Izar en Navantia. Esas sanciones -la devolución de ayudas más bien- que al final han quedado en agua de borrajas, se podían haber detenido en aquel instante de no haber sido porque existía un gran interés francés y alemán en que siguiesen adelante, pues se hablaba por entonces de crear un gran grupo naval y no querían que lo que ahora es Navantia tuviese un papel preeminente en el mismo. Date cuenta de que era un momento en el que esta empresa brillaba con sus F-100 y los contratos internacionales muy por encima de los astilleros alemanes y franceses.

  10. En cualquier caso, es totalmente indiferente incluso el contexto. Se trata de que España cuente con una capacidad industrial suficiente como para cubrir sus necesidades sin depender de terceros en la mayor cantidad de ámbitos posibles. Esto solo es necesario si a los pedidos nacionales, siempre escuetos, se suma la exportación y precisamente con esta intención se concibió el S-80.

    Sigue siendo muy pronto para valorar si realmente las otras opciones hubiesen sido mejores… o solo más sencillas y baratas a corto plazo.

  11. Supongo que te refieres a la cumbre del 97…en esa época Navantia aun no habia conseguido ninguno de los contratos importantes. El primero es del 2000 con las fragatas noruegas.

    Respecto a la reconversión naval esa es otra historia, pero parece ser que ni franceses ni alemanes podían ser acusados de ayudas financieras y nosotros sí, algo que el Gobierno español sabía y sabe que estan prohibidas en el seno de UE pero que aun así siguió haciendolo porque si no Bazan/Izar/Navantia hubiera quebrado mucho antes. En cualquier caso este es otro tema.

    Como bien dices el tiempo dará o no la razón a un u otro, sinceramente espero que sea a vosotros ya que sino mucha gente va a perder su empleo.

    Un saludo

    Mirlo

  12. Yo no he dicho que ambas cosas fuesen a la par. He dicho que el tema de la ruptura fue muy extraño porque se había hecho aquel anuncio inesperado y después he pasado al siglo siguiente al hablar del tema de las ayudas.

    Por cierto que sí, por supuesto que el Gobierno sabía en qué lío se estaba metiendo. Aun así, podían haber jugado mejor sus cartas y haberlo parado. Sucede que por medio estaba también el tema de los Leopardo entre otros, la venta de Santa Bárbara. En fin, que tuvimos un Gobierno, el de Aznar, que lo hizo rematadamente mal en defensa. Casi tanto como el que le sucedió y el siguiente y el siguiente y el…

    En cualquier caso, sí, espero tener razón pero incluso aunque la tenga, mucha gente va a perder su trabajo porque están dejando morir a Navantia desde el Gobierno al no dar continuidad a las series. No se trata solo de las BAM, sino de la Clase Segura que costó un potosí el desarrollo de toda la infraestructura para el puñetero casco de fibra para nada. Pero estamos en España, ya lo sabes.

  13. No tengo conocimientos para opinar sobre los S80 y si fue un acierto o un error por parte de Navantia y la Armada apostar por el…..creo ademas que dentro una década deberemos mirar atrás y evaluar no ahora……lo que realmente me da pena es que si España tiene capacidad de crear un S80 de propulsión nuclear no lo haga por razones políticas y de complejo típico de este país

  14. El tema de la ruptura fue a mi entender y sin exculpar del todo a DCNS uno más de los, como bien dices, disparates de la política de Aznar en materia de defensa, errática, caótica, incoherente, etc…

    Concuerdo contigo en que al menos en materia de defensa este país no ha tenido ni un sólo Gobierno bueno.

    Y sí, mi queja sobre el S80 es como bien dices que se está despilfarrando dinero igual que en el caso de los Segura. No habrá continuidad y todo lo invertido ahora salvo milagro exportador no servirá para nada.

    FranRT, eso es lo realmente triste que vivimos en un país acomplejado de si mismo y por eso mismo tiene todos los problemas que tiene.

    Un saludo

    Mirlo

  15. ¿Habéis oido hablar por casualidad del I+D+i?, lo digo porque vamos, me parece mentira lo que leo.Vuelvo a repetir, con todas las luces y las sombra que queràis, un proyecto como el S-80, con todas las implicaciones industriales y tecnològicas que conlleva, es el primer intento medianamente serio de tener una industria naval competitiva, que cree puestos de trabajo cualificados y nos haga un poquito más independientes.Todo desarrollo tecnològico conlleva riesgos y fracasos y si no revisad los programas del A-400 de Airbus, el F-35 norteamericano, por no hablar de los fiascos que habràn tenido rusos y chinos en sus programas y de los cuales ni nos habremos enterado.Mirlo se aventura muy ràpido a decir que el programa del S-80 se pararà ahí, en los cuatro submarinos para la AE.Se han perdido los contratos de Australia e India, pero no con las ùnicas naciones con mar, y con armadas fuertes que en un momento dado pueden optar por nuestro S-80, ¿Turquìa?…El que las ventas fructifiquen a posteriori depende tanto de un buen producto como de una polìtica comercial adecuada, en eso si que podemos copiar a los franceses que no se cortan un pelo en apoyar a su industria.Como nunca se consigue nada es copiando, ni mucho menos siendo socio “minoritario” en los proyectos.Me asombra por otro lado la facilidad para poner “a parir” el proyecto S-80 y hablar de despilfarro, y por otro lado comentar la posibilidad de desarrollar submarinos nucleares, ¿de verdad lo decís en serio?, ¿de verdad creèis que es más fácil, econòmico y hubiera tenido un mercado real de exportaciòn un desarrollo nuclerar?

  16. Vamos por partes. El artículo defiende la construcción de los S-80. Es innegable que un proyecto así arrastra a sectores enteros y que la inversión se recupera si no con el propio programa, sí a través de las tecnologías que se desarrollan y que las empresas que toman parte en él pueden comercializar en el futuro. Eso por no hablar de los técnicos que ha habido que formar y que ahora pueden acometer otros proyectos, etcétera.

    En cualquier caso, siendo realistas, creo que el proyecto S-80 (que en puridad ni siquiera existe pues deberíamos hablar del S-80 Plus o S-81 Plus, según quien lo nombre) parará en la tercera unidad. Con suerte la cuarta, aunque creo más probable que en el futuro veamos otras tres unidades hasta completar la media docena para la Armada Española, eso sí, de un nuevo proyecto por mucho que sea una evolución del actual. Simplemente habrá pasado mucho tiempo desde el primero hasta el cuarto para considerarlo el mismo submarino.

    Respecto a la opción nuclear, era perfectamente factible desde el punto de vista técnico y siendo un reactor de baja potencia incluso hubiese tenido mercado.

  17. En todo caso si ese proyecto para en esa tercera o cuarta unidad, serà más por inoperancia polìtica que por falta de deseo de la AE, o por una deficiencia tecnològica (espero).En cuanto a la opciòn de un submarino nuclear, hago mia las palabras del Coronel Antonio Candil en su reportaje sobre el Leopard, ¿realmente necesita la AE un submarino nuclear?, ¿lo podrìamos construir?, ¿lo podrìamos mantener y desarrollar en un futuro?, ¿tiene la AE otras prioridades más acuciantes que un submarino nuclear?.Lo dejo en el aire.Por cierto, no lo había dicho hasta ahora, enhorabuena por la pàgina, por los debates que planteàis, y por el nivel de los participantes…¡buen trabajo!

  18. Gracias, Alejandro.

    Si paramos en la tercera unidad es porque con esta nos habremos comido el presupuesto que debía haber llegado para cuatro.

    Sobre lo del submarino nuclear… Digamos que no iba a ser más caro que desarrollar el AIP, por decirlo suavemente. Buena parte de las tecnologías ya se habían desarrollado en España, así que no dependíamos de nadie.

  19. Pero era de esperar. Se comenta a lo largo de los artículos si no recuerdo mal y también en un artículo que escribí para la revista “Historia de la Guerra”. Era muy lógico dados los problemas de Abengoa, los sobreprecios y demás.

    En cualquier caso, mí duda es si no sería mejor que el submarino fuese convencional. Una vez alargado el casco ha de haber reserva de espacio para meterle baterías de nueva generación y no las de plomo que se compraran a Exide hace más de 10 años y que están superadas. Por ejemplo a los australianos parece que les va a funcionar el sistema con los nuevos barracuda y eso que, allí sí, la capacidad de hacer larguísimas patrullas y andar largas distancias en modo eléctrico es vital.

  20. Hola,

    Por alusiones…al ser el más crítico con este programa. Podemos resumir lo siguiente y centrar el debate en:

    a) el S-80 es un proyecto de I+D+i?
    b) el S-80 nos va a dotar de mayor autonomía en materia de defensa?
    c) hubiera sido más conveniente un SSN que el SSK para España?

    Unas breves respuestas a las preguntas anterirores:

    a) lo que es realmente un proyecto de I+D+i es su sistema de propulsión AIP pero el submarino en sí no. En cualquier caso lo que si es, es un proyecto fracasado y que no ha sido capaz de cumplir con las especificaciones del cliente ni en precio, ni en plazo ni en prestaciones/calidad. No es justificable el gasto de este programa cuando todo el mundo era consciente de:

    i) España no tenía exeriencia en el diseño de submarinos. Fue una autentica temeridad el lanzarse al diseño de los mismos sin contar con el apoyo de un socio con suficiente experiencia.

    ii) El sistema AIP, que era el sistema verdaderamente innovador estaba en una fase tan poco madura que era previsible que fallara como así ha sido.

    estos dos puntos para mi son más que suficientes para no haber lanzado este programa en solitario. De hecho y si se lee el enlace de la opinión de Murcia sin el AIP al final el S-80 será poco más que un scorpene españolizado.

    b) el S-80 no nos hace más independientes en materia de defensa. Hay sistemas clave que no son ni producidos ni diseñados en España sin los cuales el S-80 no existiría. No podemos producir los S-80 sin productos extranjeros y no podemos exportarlos sin su autorización. Como ejemplo el caso de la exportación del C-295 a Venezuela.

    c) dificil de contestar. En mi opinión y teniendo en cuenta la política exterior más probable que van a seguir los actuales y los futuros Gobiernos de España, el S-80 debería ser suficiente incluso si no es AIP. Ahora bien si deseamos ser un actor global, no hay dudas que los SSN son la única opción viable.

    Un saludo

    Mirlo

  21. Gracias! También te lo había preguntado por facebook jeje

    La verdad es que la cosa no pinta bien, los S-80 sin ese sistema que era el sistema estrella serían un fiasco gordo, al menos que integren un AIP mas sencillo aunque tenga menos capacidad pero que salga con un AIP. En fin esperemos que la cosa se solucione y tengamos buenas noticias pronto. PD: Para cuando la 4ª entrega del los articulos del S-80? Estoy disfrutando y aprendiendo mucho. Gracias!

  22. La cuarta llegará a finales de enero. Tengo muchos problemas con la investigación porque estoy removiendo Roma con Santiago para ver si un ingeniero naval me explica si hay una posibilidad real de que las baterías de litio modernas permitan sustituir al AIP sin que eso suponga demasiados contratiempos y no lo consigo. Pero en ello estamos 😉

  23. No se puede defender lo indefendible.

    Nos lanzamos a la piscina desrrollando un submarino para unas previsiones de AIP, lo que no tiene sentido.. si el AIP falla, todo el diseño se te cae. Debimos construir 3 SSK y desarrollar el AIP sin estos riesgos, de conseguirlo se diseñaria unos S90 capaces de albergar ese AIP. Un error de concepto imperdonable (no como el problema tecnico del sobrepeso) lo demas es andarnos con tonterias y desviar el tema.

    La baterias de litio se han estudiado, pero se descartan, de momento, por cuestiones de seguridad.

    Los SSN son mucho mas caros, no solo de construir, tambien de sostener. España con estos presupuestos no puede operar 3-4 SSN, es absurdo.

  24. Eso es un poco ventajista, Roberto. Lo explico en la primera parte… hay que verlo con el punto de vista de la época en la que comenzó el proyecto. Estábamos en la cresta de la ola, por decirlo de alguna forma y entonces nada se veía como se ve ahora. Además, no creo que nadie supiese por entonces que Abengoa solo vendía humo, literalmente y muchos se llenaron los bolsillos, si es que lo sabían, por callarse.

    El problema es que cuando escribes el artículo no puedes decir -aunque me gustaría- que nos han timado de forma deliberada, porque no he encontrado pruebas claras.

    Aun así, soy positivo respecto al desarrollo. Tendremos un buen submarino, aun siendo convencional. Eso sí, caro de cojones.

  25. Coincido con Roberto en prácticamente todo, salvo en que parece excusar el tema de los errores de cálculo. Vaya por delante que todo el mundo comete errores y yo el primero, pero no estamos hablando de un programa de tres al cuarto, si no de uno que se lleva unos cuantos miles de millones de Euros. No puedo excusar el error de cálculo tanto por las implicaciones económicas que tiene para las cada vez más vacías arcas públicas como por el hecho de que tanto el Ministerio como la Armada y Navantia sabían que esta última no tenía experiencia en el desarrollo de submarinos y por lo tanto de alguna forma deberían haberse “asegurado” como fuera que no había errores de cálculo almenos en lo esencial.

    No quiero pensar en la palabra corrupción, pero de lo que no tengo dudas es que se trata de un caso de NEGLIGENCIA manifiesta tanto por parte del Ministerio de Defensa, como por parte de la Armada y de Navantia.

    Finalmente, sí tendremos los Scorpene aunque a precio de oro. en conclusión, para este viaje no se necesitaban alforjas…

    Un saludo

    Mirlo

  26. Yo no excuso el error de sobre peso, pero entiendo que es un error de ingenieria, lo otor es un nefasto error de planificacion inconcebible, es la única diferencia.

    Y no es ventajismo, las cosas se hacen en el orden correcto, se tenga dinero o no, previsiones de riesgo tecnologico mayores o menores, pero en un orden. Si tengo que diseñar un submarino para albergar nuevos sistemas, debo saber las necesidades que imponen estos sistemas a mi diseño.
    Riesgo tecnologico es no saber si el sistema AIP funcionará, error de concepto es asumir que lo hará tal como he previsto para que entre en mi casco resistente… construirlo y soldarlo, para luego descubrir que no, y tengo que rediseñarlo todo y mandar al desguace miles de millones en horas de trabajo y en material (ya que un casco resistente no se debe cortar y re-soldar).
    La F100 por ejemplo se diseño entorno al AEGIS, haciendo el DDG mas pequeño y barato capaz de albergarlo, pero el AEGIS era conocido, imaginemos que la F110 se construye en prevision d eun APAR que luego pesa mas de lo previsto y los pesos altos en la isla hacen cavitar al barco… desastre, y que ya no tieene arreglo, excepto prescindir de ese radar… que es lo que va a pasar con el AIP.

    • Sin duda, pero es que aquí hay dos culpables… Abengoa, por vender humo, cuando aseguró que tendría a tiempo el AIP miniaturizado y el Ministerio de Defensa que se obcecó en la opción AIP a cualquier coste. El pato lo ha pagado Navantia y eso tampoco es justo, pues al final hace lo que el cliente le pide y se ha tenido que comer la mala prensa y el rediseño.

      Por otra parte, me sorprende que descartéis de plano la opción nuclear cuando en su día se planteo utilizar un reactor nuclear de baja potencia mucho más asequible que los reactores típicos de los submarinos nucleares, suficiente para nuestras necesidades y de desarrollo nacional. No hubiese estado nada mal, la verdad.

  27. Respetando todas vuestras opiniones…. no es muy pronto para afirmar que el S80 o S81 plus es un fracaso….sabemos seguro que el aip no va en el diseño definitivo?….sabemos el sistema de armas va usar?….que yo sepa el Isaac Peral será votado en 2020 no es muy pronto para sacar conclusiones….ya podemos afirmar el s90 no existirá debido a los problemas s80???…….no lo sé seguramente yo esté equivocado y vosotros tengáis razón pero lo estamos matando antes de nacer

  28. Y sí es ventajista, Roberto. En esa época las perspectivas económicas eran aun muy buenas, Abengoa presentó un proyecto de AIP que parecía sólido -lo que me lleva a pensar que hubo engaño en los datos- y que pasó una y otra vez los estudios de viabilidad. Además, para colmo, era netamente superior al que por entonces tenían los competidores, especialmente en cuanto a seguridad y discrección.

    ¿Qué hubiéseis hecho?. Pues lo que hicieron en el MinDef y en la Armada, entrar como los miuras. Luego si después del capote está el picador esperando es lo que hay, pero en su día parecía una muy buena solución e incluso recuerdo los comentarios en los foros cuando todos creíamos que iba a ser la leche en verso.

    Ahora, pasado el tiempo, desperdiciado un montón de dinero y estando España sin flota submarina en la práctica es normal que lo veamos de otra forma.

  29. Noticias frescas! He estado hablando con el que lleva el facebook de Navantia y dice que quien lleva el tema del AIP es Técnicas reunidas, que están avanzando en el proyecto por lo que deduzco que Abengoa ya no se encarga del tema y que los S-80 tendrán AIP tarde o temprano. Pueden leer lo que ha dicho en el facebook de Navantia en una pregunta que les hago sobre si hay un diseño LHA sobre la base del LHD L-61.

  30. Lo de Técnicas Reunidas es un hecho conocido desde hace un tiempo. Van a poner parte de la tecnología y otras procederán de SENER, más concretamente el sistema que permite que las moléculas de gas que suelta el AIP en sus reacciones químicas sean de micras, es decir, virtualmente indetectables al no aumentar la firma del submarino.

  31. No es por criticar a la persona que lleva el facebook de Navantia al contrario estoy agradecido ya que en una ocasión hablamos sobre las Avante y la corbeta Afcom……pero también creo es un poco triste dar información así por facebook para enterarnos de algo, deberían sacar comunicados publicos sobre el proyecto y remetirse a ellos….pero bienvenida sean las noticias

  32. Una pequeña precisión al asunto TACTOM en la Armada Española. El centro de planeamiento no iba a tunear esos misiles, que por supuesto y a diferencia del contrato del F/A-18 vendrían con un contrato bajo llave, precintado. Un TACTOM es un arma potencialmente peligrosa dado su alcance, por eso existe un tratado internacional llamado MTCR para el control de armas con alcance superior a 500 km y carga de combate superior a los 500 kg de peso. El Centro de Planeamiento lo que iba a proporcionar al sistema TACTOM era una capacidad de cartografiado digital e inteligencia operativa para el misil. TLAM no sólo se guia por GPS con sus margenes de precisión más que aceptables, además complementa su guiado con TERCOM (Comparación con perfiles de terreno cargados en la base de datos del misil una vez alcanza cierto punto, en vuelo inercial) y DSM (Comparación digital de imagenes del blanco que debe atacar el misil) como enganche final. Lógicamente la precision del sistema TERCOM sin GPS disminuye considerablemente pero el arma no es inutil sin el. Lo que seguramente sí que no se puede hacer sin violar las clausulas de compra es cambiar GPS por Galileo.

  33. Hoy es noticia que el pentágono aprueba la exportacion del misil sm6 utilizado en los destructores con aegis de la USNAVY con una capacidad de 460 km dicho misil puede ser usado contra aviones misiles y de forma secundaria contra buques(supongo que contra tierra tambien)…….seria este un apaño valido para nuestras necesidades en las F100 sin necesidad de scalp naval o tomahaw (me refiero para completar nuestras capacidades unidos los misiles Taurus del ejercito del aire cuyo alcance son 500 km tengo entendido)

  34. Hoya la noticia que he visto en los medios, es que la primera unidad se botarà sin la dichosa AIP, vamos, “capado”.Aunque por otro lado dicen que el submarino està preparado para que en cualquier momento se le pueda incorporar.
    Siempre me he manifestado a favor de este programa naval, por muchas razones que ahora no voy a repetir, pero cada que pasa me dejan sin más argumentos.

  35. Entonces ya puestos, y teniendo en cuenta que puede haber un ahorro en los costes, ¿no serìa idòneo construir esas cuatro unidades originales, o cinco incluso, y aprovechar la integraciòn de las AIP cuando los submarinos hagan su primera carena?.
    Por cierto, enhorabuena por la pàgina, es de lomejor que he visto en mucho tiempo, y el nivel de los participantes es altìsimo.Gracias a unos y a otros.

    • Sí, es una posibilidad que no podemos descartar. Tampoco podemos descartar que finalmente terminen sin AIP, aunque no es la mejor opción. En cualquier caso, los submarinos se diseñaron con una escotilla ad hoc para poder “trastear” en el AIP y cambiar componentes, por lo que la operación de instalar el módulo podría hacerse en cualquier momento sin esperar a la primera carena, momento en el que el sistema podría estar ya un tanto desfasado. No porque no fuese válido, sino porque desde la entrega de la primera unidad, para la que restan años, hasta que llegue la primera carena, pasaría un tiempo precioso. Demasiado, a mí entender.

  36. Comentabais días atras algo del AIP de SENER.

    “me comprometo a desarrollar, si nos lo solicitan, un sistema de propulsión anaeróbica como el que inicialmente se planteó para los S80 y que era el que les deba la gran ventaja militar respecto a los submarinos diesel convencionales. ¿Nuestro secreto? Estamos especializados en todas las tecnologías que permiten desarrollar este tipo de motores”. La pregunta de todos los expertos es si Sener podrá conseguir lo que, de momento, otras compañías no han conseguido”

    http://www.onemagazine.es/noticia/30933/industria/andres-sendagorta-de-sener-se-ofrece-a-defensa-para-solucionar-el-problema-de-propulsion-de-los-submarinos-s80.html

Leave a Reply