T-14 Armata (I)

T-14 Armata

T-14 Armata durante el Desfile del Día de la Victoria 2015
T-14 Armata durante el Desfile del Día de la Victoria 2015

El T-14 Armata es el arma del momento. Independientemente de sus virtudes y sus posibles carencias, que analizaremos a lo largo de este artículo dividido en dos entregas, lo cierto es que ha revolucionado el mundo de los blindados como hace décadas que ningún sistema lo hacía. No se trata, en este sentido, tanto de que sus capacidades vayan a poner en jaque a la OTAN en el futuro próximo sino más bien de que ha logrado mover un sector que llevaba muchos años estancado, viviendo de las rentas de la Guerra Fría y sobre todo, de su final.

Si hasta ahora Occidente tenía una clara superioridad en cuanto a carros de combate, si no en número, sí en tecnología frente a las sagas T-72/T-90 y T-64/T-80, lo cierto es que el nuevo diseño ruso, muy distinto a cualquier cosa fabricada anteriormente en el gigante del este, ha supuesto un órdago que debe ser respondido. En cierto modo, ha cundido el pánico en las oficinas de diseño de las principales empresas constructoras de carros de combate con las que contamos. Así, en Alemania se han apresurado a mover ficha y a anunciar el diseño, para los próximos años, del relevo de la familia Leopard, mientras en Estados Unidos, para no perder comba, piensan también en un sustituto de los Abrams.

El T-14 Armata, avanzado sin duda en su concepto y en los sistemas que incorpora es una amenaza, no tanto en el aspecto puramente militar, pues su implementación llevará años, máxime cuando el Ministerio de Defensa de Rusia ha anunciado una reducción del Presupuesto de Defensa del 7% para 2017. Sin embargo, el jugoso mercado internacional, con estados como la India que han fracasado reiteradamente a la hora de crear sistemas propios de valía y zonas como Oriente Medio siempre dispuestas a adquirir grandes cantidades de este tipo de sistemas, puede quedar en manos de Rusia. No parece que los cada vez más escasos ejemplares de los Leopard 2A4 y 2A5 almacenados o los M1A1 como los comprometidos por Marruecos puedan competir con el producto ruso que, con un precio contenido -pese a ser notablemente superior al de sus antecesores- y unas características que al menos sobre el papel son rompedoras, amenaza con copar el mercado.

Debemos por tanto darle las gracias a Rusia por el órdago lanzado, pues solo en la medida en que se perciban las amenazas, lograremos articular una respuesta adecuada a las mismas. En relación a esto, el T-14 Armata está logrando aquello en lo que el T-50 está fracasando de forma dramática: Hacer que el ciudadano occidental tome conciencia del avance real que se está produciendo en las Fuerzas Armadas Rusas y de que una política de patrocinio ruso que incluya ayuda militar como la que en su día siguió la Unión Soviética, puede complicarnos mucho las cosas. Especialmente si en esta ayuda se incluyen, como ocurre cada vez más a menudo, sistemas avanzados como el Armata o como los T-90S.

Sirva pues este magnífico artículo, redactado por Yago Rodríguez Rodríguez (Mister X), para hacernos tomar conciencia del cambio que se está dando no solo en las Fuerzas Armadas Rusas, sino en su renacidad Industria de Defensa. Un competidor formidable ante el que deberemos poner toda la carne en el asador si queremos responder de forma convincente.

 

*

 

Introducción

El T-14 Armata es hoy por hoy el carro de combate más avanzado del mundo. Fue desarrollado bajo gran secretismo en Rusia entorno a finales de la primera década del nuevo siglo y fue presentado al público por primera vez, tras mucho tiempo de rumores y especulaciones durante el Desfile del Día de la Victoria de mayo de 2015 en Moscú, aunque extraoficialmente ya había sido fotografiado a finales de abril de ese mismo año.

El T-14 Armata no se diseñó de forma individual, sino que se hizo como parte de la nueva generación de vehículos terrestres de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, en un todo conocido como la “Plataforma de Combate Universal Armata”. Ello implica que varios vehículos (entre ellos los T-14, el T-15 o el T-16), han sido diseñados simultáneamente buscando unos altos niveles de compatibilidad e intercambiabilidad de piezas y repuestos, así como facilitando y abaratando los costes de diseño, producción y logística de cada una de las nuevas plataformas.

Antes de entrar en materia conviene que los lectores se hagan con una primera idea general del carro, aunque sea un tanto burda. Como podrán apreciar en la siguiente imagen el Armata se puede dividir en cuatro compartimentos supuestamente aislados entre sí. Estos son el compartimento frontal, en donde se sitúan en una misma cápsula aislada los tres tripulantes, el compartimento trasero en el que se encuentra la planta motriz, el compartimento central en el que podemos encontrar almacenada la mayor parte de la munición y por último, el compartimento de la torre en el se almacena otra parte de la munición y se encuentra también el cañón principal. En el caso del compartimento central y el de la torre no está claro si están al menos parcialmente aislados el uno del otro, pero en cualquier caso el cargador automático debe estar conectado a ambos, como resulta obvio.

En este impreciso plano podemos apreciar de forma esquemática la disposición interna de los compartimentos del Armata
En este impreciso plano podemos apreciar de forma esquemática la disposición interna de los compartimentos del Armata

Las siguientes imágenes son esquemáticas, y han sido compartidas en los últimos años en el foro ruso “Paralay” que si bien no suele ser muy fiable en algunas ocasiones, esta vez creemos que se ajusta bastante a la realidad del Armata. Tenemos pues que agradecer a Ilya (@ain92ru) por informarnos de su existencia y, aunque seguramente no son cien por cien precisas, creemos que pueden ayudar al lector a conocer las líneas generales del Armata.

Plano básico de la barcaza del T-14, se aprecian claramente los tres compartimentos
Plano básico de la barcaza del T-14, se aprecian claramente los tres compartimentos

La organización interna del carro de combate T-14 Armata es muy diferente a casi todo lo visto hasta ahora, los que nos llama aún más la atención, especialmente si tenemos en cuenta el tradicional conservadurismo de los diseños ruso-soviéticos. Baste comparar la imagen de arriba con la del interior de cualquier carro de combate anterior al T-14 para darse cuenta de las notables diferencias.

Especialmente interesante es el almacenamiento de la munición al que apunta este plano
Especialmente interesante es el almacenamiento de la munición al que apunta este plano

 

 

Historia

Antes de recibir su propio nombre y durante la fase de diseño, el T-14 era conocido por la denominación industrial rusa “Obyect 148”. Todos los vehículos diseñados en la URSS o en la actual Federación Rusa poseen su propia nomenclatura industrial, que empieza siempre por “Obyect” continúa con un número personalizado del vehículo.

Se cree que se tardó aproximadamente cinco años en desarrollar el T-14, habiendo comenzado dicho desarrollo en 2009 o en 2010. Sea como fuere, ya en 2014 se presentaron a puerta cerrada los primeros prototipos y en 2015 se mostraron al público los primeros modelos del T-14, muy probablemente de forma apresurada y sin estar realmente probados y completados al cien por cien, ya que de hecho uno de ellos sufrió problemas mecánicos durante el Desfile del Día de la Victoria de 2015 y en imágenes posteriores se aprecian algunas diferencias entre estos carros y los que desfilaron aquel día por primera vez. Aun así, hay que reconocerle a la industria rusa su celeridad a la hora de abordar un diseño tan complejo en tan breve periodo de tiempo.

En este modelo experimental Obyect 195 observamos que debajo de la manta hay un sistema "hard-kill" (explosivos que destruyen proyectiles enemigos) propio de los sistemas de protección activa (APS), además se distingue una barcaza de siete ruedas, al igual que la del T-14, y al contrario que las de los T-72 o T-90 que cuentan con sólo seis ruedas
En este modelo experimental Obyect 195 observamos que debajo de la manta hay un sistema “hard-kill” (explosivos que destruyen proyectiles enemigos) propio de los sistemas de protección activa (APS), además se distingue una barcaza de siete ruedas, al igual que la del T-14, y al contrario que las de los T-72 o T-90 que cuentan con sólo seis ruedas

En cualquier caso, entre finales de 2016, y 2017 se espera que se inicie la producción en serie que, según los deseos expresados en diversas declaraciones por varios altos cargos del Ministerio de Defensa de Rusia, debería finalizar en 2020, fecha dada inicialmente y demasiado optimista. El proyecto, si finalmente se materializa tal y como estos mismos responsables esperan, consistirá en la producción de un total de 2.300 vehículospara las propias Fuerzas Armadas de la Federación Rusaen torno a 2025, ya que debido a los problemas presupuestarios que ya hemos reseñado, la fecha inicial se ha atrasado, algo que por otra parte es común a cualquier programa de esta envergadura.

En este modelo experimental sobre la barcaza de un T-72 se ha montado un cañón de gran calibre para realizar experimentos, así como una torre con "un aire" a la del Armata
En este modelo experimental sobre la barcaza de un T-72 se ha montado un cañón de gran calibre para realizar experimentos, así como una torre con “un aire” a la del Armata

Un período de desarrollo de tan sólo cinco años para un carro de combate tan avanzado como el T-14 sugiere que en realidad la mayor parte de las ideas o conceptos aplicados en el mismo ya habían sido puestos a prueba. Por ejemplo, si nos vamos fijando en las imágenes de algunos de los prototipos de los años 80 o 90, observamos como ya se estaba experimentando con torres no tripuladas, alargamiento de la barcaza para repartir el peso, dispositivos lanzadores de las cargas explosivas situadas bajo la torre del carro, etcétera.

Plano del Obyect 299
Plano del Obyect 299

Fijémonos por ejemplo en las imágenes del carro experimental “Obyect 299“. En este artefacto ya podemos observar varias de las innovaciones que caracterizan al T-14, entre las que destacan los módulos de blindaje lateral, la cabina aislada para los carristas y la torre no tripulada.

Maqueta del Obyect 299
Maqueta del Obyect 299

Sin embargo, el carro de combate que en última instancia probablemente más ha influido en el Armata ha sido el “Obyect 195”, más conocido como T-95 “Black Eagle”. Este carro de combate comenzó su desarrollo durante los últimos estertores de la URSS a principios de los años 90 y continuó su cabalgadura, no sin numerosas interrupciones debido a problemas presupuestarios, hasta que el proyecto fue definitivamente cancelado en mayo de 2010 por el Ministerio de Defensa ruso alegando unos costes y una complejidad excesivas, lo que unido a que se estaba trabajando sobre la base de un diseño que en 2010 ya tenía 20 años de edad lo hacía inviable.

A pesar de que finalmente el T-95 no vio la lu,z es seguro que las experiencias obtenidas, así como los conceptos probados y las tecnologías desarrolladas para el mismo han tenido una enorme repercusión en el T-14, lo que ha facilitado enormemente lograr esa cifra récord de sólo cinco años para el diseño y desarrollo del Armata.

Esta es una de las pocas imágenes abiertas al público del T-95, un proyecto que a pesar de haber sido enterrado ha permanecido bajo el más absoluto secreto
Esta es una de las pocas imágenes abiertas al público del T-95, un proyecto que a pesar de haber sido enterrado ha permanecido bajo el más absoluto secreto

Teniendo en cuenta las imágenes de numerosos tanques experimentales rusos hemos podido distinguir varios elementos propios del T-14 Armata que estaban siendo clarísimamente puestos a prueba ya antes de que este llegase siquiera a considerarse. Dichos elementos son:

  • Torre no tripulada: Observable en numerosos modelos, en especial en el Obyect 299 y 490A.
  • Alargamiento de la barcaza: Está claro que los diseños experimentales apuntaban a carros claramente más alargados, aunque posiblemente de anchura similar a los actuales T-72/90.
  • Aumento del número de ruedas principales: Esta característica va unida a la anterior, ya que al disponer de peso superior y un chasis mayor se hace necesario aumentar el número de ruedas para repartir el peso. Esta innovación se aprecia fácilmente en varias ocasiones a lo largo de las últimas décadas, ya que casi todos los carros de combate experimentales de los que hemos hablado contaban ya con siete ruedas en lugar de las seis propias de las sagas T-72, T-80 y T-90.
  • Abandono de la torre redondeada convencional: Si observamos el blindaje principal de la torre de cualquier carro de combate soviético/ruso desde la 2ª GM nos daremos cuenta de que los T-44, T-54, T-55, T-62, T-64, T-72, T-80 y T-90 contaban con torres perfectamente redondeadas para aumentar la probabilidad de rebotar de los proyectiles y aumentar el blindaje. Por contra, el T-14 abandona por primera vez en más de 60 años este típico diseño soviético, en favor de otro más modular pero posiblemente menos eficaz en sí mismo. Esto sugiere una mayor confianza en los sistemas de defensa activos frente a los pasivos.
  • Compartimentación: Los rusos habían estado estudiando desde hacía tiempo la idea de compartimentar los carros de combate futuros. Esto supone dividir el vehículo en compartimentos aislados y blindados de forma independiente de forma que en caso de ataque, las esquirlas y las altas temperaturas así como la sobrepresión no se transmitan de unas zonas a otras, aumentando las posibilidades de supervivencia de la tripulación e incluso las posibilidades de recuperar el carro después de las consiguientes reparaciones.

 

Obyect 490A
Obyect 490A

De otro lado, cabría plantearse en que ha podido influir la experiencia de los carros de combate rusos T-72, T-80 y T-90 a lo largo de estos años respecto al diseño del T-14.

Obyect 477A
Obyect 477A

Es una cuestión un tanto abierta, pero a nuestro entender, la principal influencia de aquellos tanques procede de las experiencias obtenidas acerca de los mismos durante conflictos asimétricos en los complicados entornos urbanos, tanto en Iraq como en Siria, Libia, o Chechenia. Desde luego, también deberían haberse tenido en cuenta conflictos de alta intensidad, sobretodo la Guerra del Golfo de 1991 y en menor medida la Invasión de Iraq de 2003, la Guerra Irán-Iraq y los conflictos árabe-israelíes. Las mentadas lecciones podrían ser:

  • Configuración y disposición de los blindajes añadidos: Los MBT modernos cada vez confían más para su protección en los blindajes añadidos como los módulos de blindaje, los blindajes reactivos o los blindajes de rejilla. Una gran parte de su adición tiene que ver con proteger los expuestos flancos del carro. Si observamos las últimas versiones del T-90, es decir, las versiones T-90AM y T-90MS de exportación, nos damos cuenta de que la configuración del blindaje añadido es similar. Así, el blindaje reactivo se sitúa en la zona frontal y lateral, mientras que el de rejilla se sitúa sólo en la lateral trasera. En este aspecto, los mentados T-90AM y MS poseen la misma configuración que los T-14, una disposición que tiene mucho que ver con la protección de los MBT durante las operaciones en zonas urbanas
  • Énfasis en el sigilo: Cuando hablamos de “sigilo” o “tecnologías furtivas” tendemos a asociar estas capacidades con los aviones de baja detectabilidad al radar, como los F-117, B-2 o F-22. Sin embargo, el sigilo es la capacidad de cualquier artefacto militar para evitar ser detectado por la observación enemiga. Como todos sabemos, durante la Guerra del Golfo de 1991 una gran parte de los MBT iraquíes -que eran T-55, T-62, Tipo 69 y T-72- fueron destruidos sin siquiera entrar en combate debido a una agresiva campaña aérea y a sus propias carencias en este aspecto. Ello a nuestro entender hace esperar que los diseñadores rusos hayan puesto una especial atención en evitar que el T-14 sea detectado desde el aire y también desde tierra, pues los M1 Abrams que participaron en “Tormenta del Desierto”, podían destruir los carros enemigos sin que estos llegasen a saber de dónde les venían los disparos.
  • Motores diésel y motores de turbina de gas: Hubo una época, con diseños como el T-80 o el M1 Abrams, en que parecía que los motores de los carros de combate iban a pasar de ser de diésel a ser de gas, sin embargo los problemas de fiabilidad y complejidad mecánica así como la huella logística que generan los motores de gas han hecho que en la nueva generación Armata se haya optado por los convencionales motores diésel.
  • Unidad de Potencia Auxiliar (UPA): De forma similar a la saga T-80, el T-14 cuenta con una (UPA) que utiliza un motor de gas. Dicha UPA es especialmente útil para arrancar el motor principal en condiciones de frío extremo como las que suelen darse en buena parte de los escenarios en que están destinados a operar.
  • Ruedas: Como todos sabemos, las orugas de los carros de combate cuentan con numerosas ruedas. En el caso del T-14 va a seguir usando las “ruedas caras”, que son las mismas que usa la serie T-80, y no las que podemos encontrar en las series T-72 o T-90.

 

Se puede ver como salvo en la torre la configuración del blindaje añadido es similar en el T-90AM y en el T-14
Se puede ver como salvo en la torre la configuración del blindaje añadido es similar en el T-90AM y en el T-14

Aunque todas las ideas aducidas pueden parecer sumamente innovadoras, en realidad las grandes potencias llevaban tiempo experimentando con ellas. Por ejemplo, en el carro de combate experimental norteamericano M1 TTB (acrónimo de “Tank Test Bed”)  que data de mediados de los 80 ya se estaban probando torres no tripuladas y habitáculos aislados para la tripulación, tal y como se muestra en las siguientes imágenes.

 

Fotografía de un desvencijado M1 TTB en un depósito del Ejército de Estados Unidos
Fotografía de un desvencijado M1 TTB en un depósito del Ejército de Estados Unidos

 

M1 TTB
M1 TTB

 

La idea de colocar a la tripulación junta en un habitáculo no era ni nueva ni única de la URSS-Rusia, como vemos en esta imagen del interior del M1 TTB
La idea de colocar a la tripulación junta en un habitáculo no era ni nueva ni única de la URSS-Rusia, como vemos en esta imagen del interior del M1 TTB

 

De la misma forma que en la imagen anterior, resulta obvio que la idea de las torres no tripuladas también la tuvieron los estadounidenses, tal y como se muestra en esta imagen de la torre del M1 TTB
De la misma forma que en la imagen anterior, resulta obvio que la idea de las torres no tripuladas también la tuvieron los estadounidenses, tal y como se muestra en esta imagen de la torre del M1 TTB

 

Movilidad

La movilidad del carro se debe entender tanto como las posibilidades que tiene de moverse a si mismo independientemente de las características del terreno -o a pesar de ellas- (movilidad propia), como a las necesidades de transporte que obliga a satisfacer para ser movido por otros medios (movilidad ajena).

 

Movilidad propia

El T-14 Armata es movido por un motor “A-85-3” o “A-85-3A”, que también es llamado “2A12-3”, “12CHN15/16” o “12N360”. En cualquier caso, procede de la empresa GSKB Transdizel. Este es un motor diésel de cuatro tiempos y doce cilindros, que tiene una masa de entorno a 1,5 toneladas y que estaba disponible desde 2011. Su producción se ubica en la Fábrica de Tractores de Chelyabinsk.

Imágenes del motor A-85-3A del T-14 Armata
Imágenes del motor A-85-3A del T-14 Armata

Se supone que puede desarrollar unos 1.500 caballos de potencia, aunque actuando a su pico máximo la vida de la planta motriz podría verse enormemente resentida, por lo que habitualmente trabaja como máximo en el entorno de los 1.200 caballos. En buenas condiciones se cree que su vida útil debería estar entorno a unas 2.000 horas de uso.

Imagen del motor A-85-3A
Imagen del motor A-85-3A

La refrigeración del motor se realiza principalmente por aire, y se cree que puede alcanzar los 90 km/h, aunque teóricamente 80 km/h sería la velocidad máxima a la que podría operar el carro sin reducir excesivamente la vida útil de la planta motriz. Además, se especula con que puede alcanzar unas 2.000 revoluciones por minuto.

Por su parte, en lo concerniente a las orugas, por las estimaciones que hemos realizado en base a fotografías, creemos que miden entre 0,5 y 0,6 metros de ancho por alrededor de 8 metros de longitud. Las cadenas que utiliza el T-14, aunque no son exactamente iguales a las de los T-90 o los modelos más avanzados de T-72, lo cierto es que parecen guardar numerosas similitudes, lo que a mi entender apunta a que las cadenas del Armata son una evolución de las de los T-80.

Respecto a la autonomía, esto es la cantidad de kilómetros que puede recorrer el carro de combate con los depósitos de combustible internos, se supone que el T-14 ha mantenido la típica cifra entorno a 500 kilómetros por carretera, cifra que por otra parte se reduce notablemente en carro pero que es similar a la de algunos modelos occidentales.

El T-14 Armata cuenta con un sistema de suspensión activa presumiblemente hidráulico, que permite al carro de combate adaptarse mucho mejor a toda clase de terrenos, así como mejorar la precisión de apuntado de su arma principal que, pese a contar con sus propios sistemas de suspensión y estabilización se ve favorecida por la superior estabilidad del Armata frente a modelos anteriores.

Motor A-85-3A del Armata en la cadena de montaje de Uralvagonzavod
Motor A-85-3A del Armata en la cadena de montaje de Uralvagonzavod

Pese a que las cifras dadas son un tanto discutibles, se cree que el T-14 en orden de combate pesaría entorno a 49 toneladas, lo que a nuestro entender sería un importante logro de la ingeniería rusa, al conseguir que un carro moderno y que hace uso de blindajes añadidos sólo pese algo más que los diversos representantes de las sagas T-72/T-90 y que, en cualquier caso, siga a una importante distancia de los carros de combate occidentales como la saga Leopard 2 que tiene un peso cercano a las 60 toneladas en sus primeras variantes y que crece notablemente en las últimas, situándose en torno a las 67,5 toneladas para los Leopard 2A7.

El peso del T-14 es muy importante ya que afecta en numerosos sentidos a la movilidad:

  • La cantidad de tanques transportados por camiones, trenes o barcos. Obviamente, a menos peso menos esfuerzo y más cantidad de carros se pueden transportar.
  • Se produce un ahorro notable en cuanto a materiales al ser necesaria una menor cantidad para la fabricación de cada carro, lo que también facilita la producción y por supuesto, la abarata.
  • A menor peso, y cuanto mejor repartido esté el mismo por las orugas, menores serán las posibilidades de que el carro de combate tenga problemas de movilidad en los terrenos blandos tan característicos del territorio ruso y de los países que la bordean.
  • A la hora del cruce de puentes o del movimiento por carreteras, la diferencia de peso puede ser decisiva para que la operación pueda continuar con fluidez o, por contra, se necesiten obras para que los carros de combate puedan moverse.

 

En conjunto, la planta motriz y las características de movilidad del vehículo parecen bastante buenas, si bien es cierto que se tiene poca información contrastable sobre el nivel de fiabilidad de esta nueva planta motriz. No obstante, atendiendo a las cifras teóricas el T-14 debería ser uno de los más ágiles del mundo, sino el que más destaque en este aspecto.

Además de todo esto -y como era previsible-, el tanque cuenta con un “Sistema de Gestión de la Información” (Боевая информационно-управляющая система)  ideado para que la tripulación pueda en todo momento conocer el estado en que se encuentra el MBT, y en especial aquellos elementos relacionados con la movilidad, como la planta motriz, la transmisión o la suspensión activa entre otros algo que se puede encontrar en algunos modelos occidentales, pero que no era común en los diseños rusos y que puede ayudar en una de las asignaturas pendientes de muchos países: el mantenimiento predictivo o preventivo.

 

UPA (Unidad de Potencia Auxiliar)

La UPA o Unidad de Potencia Auxiliar (Auxiliar Power Unit – APU) es un sistema secundario que permite que mientras el motor no esté activo, bien por decisión propia o bien porque está dañado, las capacidades básicas del carro, como el movimiento de la torre o el autocargador sigan funcionando.

El consumo de energía de la UPA es muy inferior al del motor principal por lo que a menudo se usa cuando el carro está estático en posiciones defensivas preparadas. Además, permite reducir enormemente las potenciales huellas sonoras o infrarrojas del carro para evitar ser detectado por los sistemas enemigos.

En este caso, la UPA del T-14  utiliza una turbina de gas al estilo del T-80. Dicha turbina puede además usarse para arrancar el motor del carro en condiciones de frío extremo como ya hemos señalado.

 

Movilidad ajena

Aunque el aumento del peso de la saga T-14 frente al de los T-72 esta ahí y supone entre 5 y 10 toneladas extra que gestionar en el caso de mover un T-14 respecto a según que variante del T-72 comparemos, lo cierto es que parece un aumento relativamente bajo y perfectamente asequible para las capacidades y necesidades de las FFAA de Rusia. Los aviones de carga, los vagones de los trenes y los camiones de transporte de tanques utilizados para las sagas T-72 y T-90 no deberían presentar problemas al ser utilizados con los T-14. Eso si, la saga de Vehículos de Recuperación de Ingenieros BREM-1 utilizada hasta ahora demostró que no era capaz de mover a un T-14 varado durante el Día del Desfile de la Victoria cuando un T-14 sufrió problemas mecánicos, por lo que se ha diseñado el T-16 específicamente para remolcar al T-14.

A pesar de que el aumento de peso no es tanto, el aumento de la longitud del T-14 sí que es notable, lo que hace que ocupe bastante más espacio y no sea tan eficiente como los T-72/90 a la hora de ser transportado en las bodegas de aviones o buques. Podemos calcular sin miedo a equivocarnos que, por ejemplo, el mayor avión de transporte de la Fuerza Aérea de Rusia, el Antonov 124 Condor debería poder transportar entre dos y tres T-14, una cifra más que aceptable y que en cualquier caso supera con creces a lo que puede hacer cualquier aparato europeo en servicio.

 

 

Protección

Resultaba más que predecible el acento que se pondría en mejorar los niveles de protección de los T-14 en relación con las principales amenazas contracarro del futuro. En Siria hemos podido ver como un T-90A ha sido capaz de resistir en la zona frontal desnuda de la torre el impacto de un potente misil TOW 2A y también como un M-60T Sabra israelí logró resistir el impacto de un 9M133 Kornet, pese a todo, son numerosos los carros destruídos y las actuales armas anticarro parecían presentar una amenaza insalvable para los MBT en servicio, aun cuando parece que la generación anterior al Armata ha sido capaz de crear soluciones prácticas frente a las amenazas ATGM que tantísimos quebraderos de cabeza han provocado.

A día de hoy sólo es previsible que un ATGM terrestre pueda destruir a un T-90 acertando en uno de sus flancos, o utilizando la capacidad para atacar desde arriba que, por otra parte, sólo unos pocos misiles poseen. Dichos misiles serían principalmente el FGM-148 Javelin, el Spike y el TOW 2B Aero. En realidad desde nuestro punto de vista son, precisamente, este tipo de ATGM que atacan “picando” sobre el objetivo las mayores amenazas -y seguramente serán los que más proliferen en el futuro-, por lo que probablemente han sido un elemento tenido en cuenta por los planificadores rusos y que haya sido determinante a la hora de diseñar el T-14 Armata.

 

Sistema de Protección Activa

Cuando hablamos de Sistemas de Protección Activa (APS) pueden ser de dos tipos: los llamados en inglés “soft-kill systems” y “hard-kill systems” a los que nosotros denominaremos sistemas de protección activa ligeros y sistemas de protección activa pesados respectivamente. Antes de entrar en materia conviene que definamos ambas tipologías:

  • Sistemas ligeros: Son aquellos que evitan que el proyectil-amenaza impacte en el carro de combate desviándolo o confundiéndolo. Únicamente sirve contra sistemas que utilizan algún tipo de guía, ya que en el fondo se trata de un sistema de interferencias que por ejemplo no podría parar un cohete no guiado.
  • Sistemas pesados: Son aquellos que evitan que el proyectil-amenaza impacte al carro de combate destruyéndolo mediante el lanzamiento de unas cargas explosivas que destruyen el propio proyectil-amenaza antes de que este pueda llegar a impactar. En este caso son eficaces en función de la velocidad de reacción del sistema y, normalmente, son eficaces contra granadas-cohete o ATGM pero no contra proyectiles APFSDS, debido a que estos últimos poseen una velocidad muy superior a la de los anteriores, lo que dificulta enormememente que el sistema pueda detectarlos y neutralizarlos a tiempo.

 

En cualquier caso son sistemas compatibles que hasta cierto punto se pueden complementar. En el caso de la URSS y de la atual Federación Rusa su sistema ligero más conocido es el Shtora-1 instalado en la serie T-90, y su sistema pesado más conocido es el ARENA que nunca se llegó a instalar en masa. Para la la saga T-14 se ha incorporado de serie un sistema mixto llamado “Afghani” que incluye las capacidades de los APS ligeros y pesados.

T-90A con los "ojos" del Shtora-1 activados
T-90A con los “ojos” del Shtora-1 activados

El Afghani cuenta con un Radar de Barrido Electrónico Activo que utiliza la tecnología Doppler. Además está integrado en el sistema de control de tiro de forma similar al Shtora-1, para permitir que una vez se detecte la amenaza, la torre pueda orientarse hacia la misma para responder con su fuego y ofrecer una zona mucho más blindada frente al impacto del proyectil. Hay que decir que la torre tiene una velocidad de rotación muy elevada que, al menos teóricamente, es de 45º por segundo. Esto significa que en una posición habitual de batalla en el peor de los casos debería ser capaz de colocarse de frente a la amenaza en un periodo de tiempo que va de los 2 a los 4 segundos.

Al igual que el Shtora-1, el Afghani cuenta con un sistema autónomo para calcular de forma automática el lugar de procedencia del proyectil lanzado y puede responder inmediatamente realizando un disparo de cierta precisión, aunque seguramente la eficacia de este sistema depende enormemente de variables como la distancia y velocidad del proyectil enemigo. Por esos y otros factores creemos que ese sistema de respuesta automática tiene un efecto de supresión más que de destrucción del blanco.

T-14 Armata, nótese en el lateral bajo la torre los cinco contenedores de las cargas explosivas que serían lanzadas por el Afghani para destruir el proyectil-amenaza
T-14 Armata, nótese en el lateral bajo la torre los cinco contenedores de las cargas explosivas que serían lanzadas por el Afghani para destruir el proyectil-amenaza

En realidad la velocidad de 45º por segundo puede resultar relativamente baja teniendo en cuenta que un Leopard 2A0 (designación no oficial de los primeros Leopard 2) podía girar la torre a 40º por segundo, y que en un tiempo de 2 a 4 segundos un arma antitanque podría alcanzar su objetivo, y más aún cuando en el futuro se aumenten las velocidades de los proyectiles AT.

Además de lo ya explicado, hay que decir que el Afghani cuenta con 10 contenedores de cargas explosivas que forman parte del sistema pesado y que se sitúan cinco y cinco a cada lado bajo la torre listos para eliminar cualquier amenaza en un ángulo de unos 195º.

Como ya hemos comentado, los APS normalmente no son eficaces contra penetradores de energía cinética, debido a la gran velocidad de los mismos. Sin embargo, los rusos aseguran que el Afghani es capaz de tener eficacia frente a este tipo de municiones, concretamente siendo capaz de interceptarlas a velocidades de 1,5 a 2 kilómetros por segundo. Tengamos en cuenta que un proyectil APFSDS avanzado como el KEWA 2 disparado desde el cañón Rheinmetall 120 mm L/55 -el mejor cañón de la OTAN-, puede hacer que el proyectil llegue a un máximo de 1.825 metros por segundo, por lo que las capacidades del APS ruso parecen preocupantes. No obstante hay que tener mucho cuidado con las supuestas cifras que se le proporcionan al público, porque no sería raro que estuvieran exageradas. Además, no se ha revelado la tasa de destrucción de proyectiles que superen velocidades de 1,5 kmtrs./s y, en cualquier caso, su eficacia debería ser muy inferior a la que pueda tener contra granadas-cohete o ATGM disparados desde tierra.

A ambos lados de la torre se aprecian los dos lanzadores de artefactos de humo infrarrojo
A ambos lados de la torre se aprecian los dos lanzadores de artefactos de humo infrarrojo

Se cree, por otra parte que, cuando algunas de las cargas explosivas del Afghani salen disparadas y deflagran, sus fragmentos se dispersan 30º, un ángulo insuficiente para enfrentarse a misiles que procedan del cielo.

De otro lado -y como parte del APS ligero-, el carro cuenta con dos dispositivos independientes NII Stali con una gran capacidad de giro y que cuentan con 12 cargas de un humo especial (humo infrarrojo) que permite “esconder” al carro no sólo visualmente de sus enemigos, sino de otros sistemas ópticos, de guiado o de fijación de objetivos basados en tecnologías infrarrojas. En el fondo es muy similar al funcionamiento del Shtora-1, con la diferencia de que los NII Stali al parecer se pueden mover de forma independiente en cualquier dirección de tal forma que, en cuestión de segundos, deberían ser capaces de tender una cortina de humo infrarrojo alrededor del T-14 Armata.

 

Blindaje de base

Suponemos que el T-14 habrá mantenido el diseño arquetípico en su blindaje básico, esto es, una gruesa capa de blindaje compuesto que es la principal medida de protección del MBT. Así este blindaje Dorchester va a presentar dos niveles de protección diferentes contra amenazas de proyectiles de penetración química y penetradores por velocidad, debido a que las capas de materiales que componen el blindaje compuesto reaccionan de forma diferente frente a ambos tipos de penetradores.

Como es tradicional -y no esperamos que haya cambiado- lo normal es que el T-14 esté bien dotado de blindaje en el arco frontal de 60º y, al menos si sigue las proporciones de blindaje de otros ruso-diseños soviéticos anteriores, su blindaje en las zonas laterales debería ser de entre un 20% a un 40% del que podemos encontrar en el blindaje frontal.

De otro lado, como no podría faltar en cualquier carro de combate que se precie, cuenta con un blindaje sumamente inclinado en la zona frontal de la barcaza, pese a lo cual en el caso de la torre, debido a los elementos ópticos que debía instalar, no se ha podido llegar al mismo nivel de inclinación. A pesar de ello también parece que se ha hecho un importante esfuerzo en inclinar lo máximo posible el blindaje de la torre y a tenor de las imágenes parece haberse conseguido.

 

Módulos de blindaje

Muy a menudo se habla de “blindaje modular” y, sin embargo, a nuestro entender esta es una expresión incorrecta, ya que en realidad son módulos o “cajas” que se adosan al carro y que en su interior pueden contener un blindaje de cualquier tipo, por lo que puede haber módulos de blindaje que contengan ERA, blindaje de rejilla o un blindaje convenciona. Consideramos pues que, en su lugar, debería utilizarse el término “módulos de blindaje” ya que sería el más correcto.

Si hay una palabra que define al Armata esa es “modular”, ya que la protección que ofrece su blindaje depende más que nunca de los módulos de blindaje, y en especial en lo que se refiere a los laterales y la torre. Sobre los faldones se han instalado una especie de cajas en cuyo interior se encuentra algún tipo de blindaje que pre-detona la carga enemiga, actuando como un blindaje espaciado. Quizás incluso dichas cajas contengan blindaje ERA para aumentar la protección en esas vitales partes del carro.

De otro lado, la torre tiene un novedoso sistema de módulos de blindaje cuyo contenido desconocemos y que se unen a la coraza de la propia torre. Será fácilmente apreciable para el lector en la fotografía que mostramos bajo estas líneas el hecho de que la torre del T-14 es muchísimo más “delgada” de lo que aparenta una vez son retirados los módulos.

Existen carros anteriores para los que se diseñaron módulos de blindaje, sin embargo el T-14 es el primer carro de combate en serie específicamente diseñado para utilizar al máximo los módulos de blindaje.

Nótese lo que adelgaza la torre una vez han sido retirados los módulos de blindaje
Nótese lo que adelgaza la torre una vez han sido retirados los módulos de blindaje

Como ya hemos mencionado, existen penetradores químicos y por velocidad (cinéticos) y, precisamente por eso, el blindaje modular ofrece unas capacidades de adaptación extraordinarias al poder añadirse módulos de blindaje diseñados para el tipo de penetrador frente al que se prevé que se vaya a enfrentar el carro. De esta forma, si se acude a un entorno de operaciones urbano se podrá añadir un blindaje contra los penetradores químicos de los lanzagranadas antitanque y, si se prevé que el combate vaya a producirse contra los proyectiles de energía cinética de los carros enemigos, se le podrá añadir un módulo maximizado frente a esa amenaza. En resumen, los módulos permiten una adaptación sin precedentes del blindaje del carro de combate al entorno operacional.

Si 1b que son 670 mm son 51, y 1a son 38, 1a equivaldrá a 50 cmtrs. aproximadamente
Si 1b que son 670 mm son 51, y 1a son 38, 1a equivaldrá a 50 cmtrs. aproximadamente

En concreto, hemos podido calcular que el grosor del bloque de blindaje que hace las veces de mantelete cuenta con un grosor de unos 50 cmtrs. aproximadamente, lo hemos sido capaces de extrapolar a partir de diversas fotografías gracias al dato conocido de las medidas de las ruedas similares a las de los T-80 utilizadas en el T-14 Armata y que miden 670 mm.

Además, el blindaje frontal de la barcaza se divide en dos áreas: La primera situada inmediatamente debajo de la escotilla de la tripulación y la segunda parte situada debajo de la primera.

Podemos comprobar como la primera parte tiene una inclinación de aproximadamente 82º
Podemos comprobar como la primera parte tiene una inclinación de aproximadamente 82º

 

Blindaje reactivo

El uso de blindaje reactivo (ERA en adelante) por parte de los carros de combate rusos y soviéticos ha sido amplísimo desde finales de los años 70. Desde entonces y gracias a las lecciones de Afganistán, Chechenia o Georgia, los ERA rusos han ido perfeccionándos pasando desde el Kontakt-1 hasta el experimental “Kaktus” y pasando por el Kontakt-5 y el “Relikt”, hasta llegar al “Malakit” que incorpora la familia Armata.

Hasta ahora el ERA sobretodo había sido eficaz contra los penetradores químicos, pero no tanto contra los penetradores de velocidad y, sin embargo, esta última capacidad ha estado siendo mejorada con el paso del tiempo, por lo que podemos asumir como un hecho probado que el Malakit debe haber superado a sus antecesores en este aspecto.

En general, el diseño del Malakit es un innovador blindaje ERA de doble capa que ha sido colocado en la zona frontal de la barcaza y que seguramente se puede colocar en los módulos situados en los laterales del carro.

Por último -y no menos importante-, para evitar detonaciones tempranas innecesarias, se cree que el blindaje Malakit estaría a su vez controlado por el sistema Afghani que podría decidir cuando hacer detonar los paneles de ERA para maximizar sus efectos. Creemos que es por eso por lo que ha mejorado notablemente su eficacia frente a proyectiles APFSDS, en tanto puede ser detonado en el momento idóneo para detener o dañar al proyectil enemigo.

 

Blindaje de rejilla

El blindaje de rejilla ha sido una importante, útil y barata mejora en materia de protección. En primer lugar ofrece la ventaja del blindaje espaciado que fue inventado en la 2ª GM al predetonar el proyectil-amenaza, a la vez que la rejilla tiene altas probabilidades de que el proyectil enemigo se enganche o se deforme en la rejilla sin llegar siquiera a impactar en las paredes del carro.

Durante la 2ª GM los alemanes mejoraron sus Panzer IV añadiéndoles sendos blindajes espaciados en ambos laterales del carro de combate
Durante la 2ª GM los alemanes mejoraron sus Panzer IV añadiéndoles sendos blindajes espaciados en ambos laterales del carro de combate

En el caso del T-14 y siguiendo la misma línea que los T-90AM y T-90MS, el blindaje de rejilla ha sido situado en la zona lateral trasera del carro de combate. Esto se puede deber a varias ventajas: En primer lugar, el T-14 cuenta con una salida de gases en cada zona lateral trasera y obviamente una zona así no debería quedar “tapada” por los módulos de blindaje laterales, no sólo por la necesidad de que salgan los gases, sino porque además es necesario realizar labores de mantenimiento en las salidas de gases para las que resulta mucho más sencillo retirar la rejilla que retirar los pesados módulos de blindaje.

Granada-cohete penetradora HEAT PG-7 detenida por un blindaje de rejilla
Granada-cohete penetradora HEAT PG-7 detenida por un blindaje de rejilla

En segundo lugar, en la zona trasera del lateral, debido a las salidas de gases y a la delgadez del blindaje aledaños, es una zona que presenta una mayor vulnerabilidad, ya que un proyectil de bajo calibre bien colocado puede causar enormes estrago. Por eso el blindaje de rejilla es ideal, ya que normalmente o salva totalmente al vehículo al evitar que el proyectil enemigo impacte o el proyectil enemigo impacta en una zona donde cualquier blindaje habría sido insuficiente.

Por último, como todos sabemos, la producción y el diseño del blindaje de rejilla es mucho más barato, sencillo y simple que cualquier otra forma de protección, por lo que supone un ahorro de costes que hemos podido ver como solución de emergencia en todos los últimos conflictos asimétricos que se han producido.

 

Tamaño

Para los diseñadores soviéticos siempre se consideró fundamental lograr un perfil bajo en el carro de combate para disminuir las probabilidades de que el enemigo lograra acertarle. A pesar de ello, no es menos cierto que a medida que las tecnologías de apuntado se hacen más precisas, la variación en el tamaño cada vez tiene menos probabilidad de evitar un impacto y es probablemente por esto por lo que parece que, frente a las tradicionales incomodidades de un diseño extremando al mínimo las medidas, los diseñadores rusos, por primera vez se han decantado por un diseño mucho más alto y cómodo para instalar los nuevos sistemas y las futuras mejoras.

A pesar de que el M48 Patton es 20 años anterior al T-72 este último sigue siendo mucho más bajo, buena prueba de la búsqueda de diseños de perfil bajo por parte de los técnicos soviéticos
A pesar de que el M48 Patton es 20 años anterior al T-72 este último sigue siendo mucho más bajo, buena prueba de la búsqueda de diseños de perfil bajo por parte de los técnicos soviéticos

Eso si, el T-14 destaca por haber incrementado enormemente su longitud, que ahora incluso iguala a la de los carros de combate occidentales con unos 8 metros de “eslora”. Sin duda un cambio radical respecto a la filosofía propia de los T-72/90 que no llegaban ni a los 7 metros. Se trata pues de un aumento que rondaría el 17 por cien, pese a lo cual la anchura del carro de combate se ha mantenido similar a la de anteriores diseños.

Comparense la altura y longitud del T-90 (izquierda) con la del T-14 (derecha)
Comparense la altura y longitud del T-90 (izquierda) con la del T-14 (derecha)

Por supuesto, a medida que el MBT ofrece más ángulo de disparo sobre el lateral y a medida que aumenta la longitud del chasis, aumenta el tamaño del blanco que se ofrece, lo cual a priori es un aspecto negativo pero a menudo irrenunciable si se quiere tener el espacio necesario para instalar con comodidad todos los artefactos necesarios, propios de un nuevo diseño.

Por último, la altura ha aumentado considerablemente, equiparándose e incluso superando a algunos de los modelos occidentales más modernos, todos los cuales cuentan con alturas que rondan los tres metros si incluímos los sistemas optrónicos que sobresalen por encima de la torreta.

Vista aérea de un T-14 (izquierda) junto a un T-90 (derecha), las diferencias de tamaño saltan a la vista
Vista aérea de un T-14 (izquierda) junto a un T-90 (derecha), las diferencias de tamaño saltan a la vista

 

Estimación del blindaje

Quisiéramos dejar al lector una mera estimación del blindaje frontal del T-14. El caso es que, con cada nueva generación de carros de combate soviéticos, del T-34 al T-54 y de este al T-64, hubo un aumento teórico del blindaje frontal que habitualmente rondaría entre el 70 y el 110 por cien, si bien es cierto que al acabar la Guerra Fría los presupuestos han descendido y es probable que la velocidad de mejora de los blindajes haya descendido igualmente. Teniendo en cuenta estas cifras vamos a aportar una aproximación muy basta del blindaje frontal en el glacis del T-14.

El glacis es la parte superior del blindaje frontal de la barcaza, y se supone que en las primeras versiones del T-90 el grosor de este blindaje frente a penetradores por velocidad (APFSDS) era de 670 a 710 mm de RHA, mientras que frente a penetradores químicos (HEAT) sería de entre 990 a 1070 mm de RHA. Así pues, de forma un tanto tosca, estimamos que podríamos estar hablando de un blindaje en el glacis de unos 1000 a 1300 mm de RHA contra penetradores por velocidad, y de unos 1500 a unos 1900 mm de RHA contra penetradores químicos, cifras en cualquier caso muy respetables que habrá que tener en cuenta a la hora de desarrollar las nuevas generaciones de armas anticarro. (Continuará…)

 

Yago Rodríguez Rodríguez

 

 

 

Acerca de Yago Rodríguez Rodríguez 6 Articles
Analista de conflictos en Oriente Próximo, ha colaborado con la empresa Armament Research Services (ARES). Autor del libro "Análisis de las relaciones de defensa entre España y países de la península arábiga".

5 Comments

  1. Faltan el resto capítulos del articulo pero por ahora podemos decir. Es el analisis en Español mas completo que podemos encontrar en internet sobre el Armata……………….otro tema es si un Carro Combate como el Armata debe preocupar a la OTAN en mi opinión (que no es la de un experto) los Carros Combate pertenecen al pasado en la guerra asimétrica contra un enemigo sin demasiados medios le puedo ver sentido de escolta o protección….pero cuando te enfrentas a enemigo de nivel superior dotado de elementos anti carro de primer nivel creo llevas todas las de perder…..supongo el Armata costara unos 3 millones de € la unidad mínimo (es una suposición no información) sin contar la dificultad preparación tripulación mas la logística necesaria para su funcionamiento…..con ese dinero puedes comprar 30 misiles SPIKE (España compro 2600 por 325 millones) con solo uno de ellos un equipo de dos hombres puede destrozar un Carro Combate a una distancia muy superior al alcance del armamento del Carro incluso si el misil va en una plataforma existen versiones como el SPIKE NLOS con 25 kilometros de alcance…..por otra parte siempre desconfío del armamento Ruso no creo sus armas sean tan eficaces como presumen y desde luego no una amenaza para la OTAN simplemente por falta capacidad económica (Rusia tiene el PIB similar al de España)

    • Hola Fran te comento, soy el autor del artículo. En la siguiente parte se tratarán los costes del Armata y te aseguro que están muy por encima de 3 millones de €.

      Ahora mismo el Armata para que te hagas una idea está protegido en la zona frontal contra cualquier arma antitanque y seguramente sólo podrá ser penetrado a distancias inferiores a 1 km. por proyectiles cinéticos de última generación disparados desde el L/55.

      De otro lado en los laterales tiene unas posibilidades de supervivencia nunca antes vistas.

      En realidad el carro de combate es igual de importante que siempre, por ejemplo en combate urbano sólo los MBT con su grueso blindaje frontal son capaces de otorgar fuego de apoyo directo, sin ellos el ataque sería mucho más difícil, y de hecho si las FAS de Iraq no contaran con los T-72M y los M1 Abrams su ofensiva en Mosul hubiera sido aún más desastrosa.

      De otro lado lo que comentas del Spike y en general el precio de los ATGM es cierto, pero si lo piensas también las picas podían derrotar a los caballeros medievales, y la relación coste/efectividad estaba descompensaba, sin embargo la clave está en que el ataque casi siempre es económicamente más costoso que la defensa, pero es que en realidad sólo el que cuenta con fuerzas ofensivas tiene posibilidades de ganar gracias a que tiene la iniciativa de su lado, mientras que el que se atrinchera con muchas armas defensivas (como los ATGM) se condena únicamente a defender, y en esa situación sólo puedes perder o empatar, pero nunca derrotar a un enemigo al carecer de los medios para atacarle, por eso en realidad el precio mayor de las armas ofensivas (buques, aviones y tanques respecto a misiles antibuque, AA y AT) es el precio de la capacidad de iniciativa ofensiva, es el precio de la capacidad de derrotar definitivamente al enemigo.

      Un saludo Fran

      • Enhorabuena Yago por tu artículo como he dicho creo a día de hoy es el más completo se puede encontrar y todavía faltan capítulos donde habrá más información….. para un friki de estos temas como yo es un lujo poder leerlo
        …..gracias igual por tu respuesta entonces la respuesta logica de la OTAN es misiles de nueva generación y nueva generación carros suponemos uno europeo seguramente franco-aleman otro Americano en los próximos años….a la industria defensa de países OTAN su ídolo debe ser Putin…..muchas gracias de nuevo por tu artículo y por poder conversar contigo cada día esta página me impresiona más

  2. Muy bien artículo, si que creo que este carro va a significar que la industria europea y americana se pongan manos a la obra en un nuevo carro, y dejen los refritos de los actuales que ya han dado mucho de si.

    No me sorprende que hayan llevado a la practica algo que ya probaron otros ejercitos , ese M1 TTB o aquellos carros ligeros para la RDF
    http://2.bp.blogspot.com/-1Jz6LlwWIkU/UuDObJolKlI/AAAAAAAAALk/i2kB1Yj4JwY/s1600/AAI+RDF2.jpg

    Creo que el camino es ese , mayor ligereza, más furtividad , más maniobrabilidad y facilidad de traslado. Será o debería ser, blindando una capsula para el personal y automatizando al máximo armamento y municionamiento, motorizaciones híbridas etc

    saludos

  3. Enhorabuena por el artìculo, ya estoy deseando el pròximo capìtulo.No es un secreto que la propaganda rusa rusa tiende a magnificar tood lo que hacen, pero eso no quiere decir que nos durmamos en los laureles.El que Rusia pueda seguir con su escalada armamentìstica particular, dependerà de si su economìa se lo puede permitir.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Rusia desvela la última variante del T-90 denominada "Proryv-3"
  2. T-14 Armata (II)

Leave a Reply