El futuro de los helicópteros Aire-Aire

El futuro de los helicópteros Aire-Aire

Helicópteros como este CAIC Z-10 han sido desarrollados desde su concepción para integrar misiles AA TY-90 destinados a atacar a otros helicópteros
Helicópteros como este CAIC Z-10 han sido desarrollados desde su concepción para integrar misiles AA TY-90 destinados a atacar a otros helicópteros.

A pesar de que el helicóptero lleva existiendo desde los años 40 en la forma en que lo entendemos hoy y que ha formado parte del arsenal de múltiples ejércitos desde los años 50, los enfrentamientos entre este tipo de aeronaves han sido una rareza. Queremos hoy aportar un nuevo punto de vista sobre las capacidades aire-aire de los helicópteros, así como sobre su potencial utilidad para el futuro ya que, si bien hasta ahora esta ha sido una capacidad secundaria, destinada únicamente a misiones concretas de escolta, creemos probable que en el futuro todo discurra de forma diferente y quizás este poco explotado concepto pueda tener mucha mayor importancia y otorgue una ventaja clave a quienes lo hayan estudiado en profundidad. Hablaremos pues del futuro de los helicópteros AA…

 

*

 

¿Qué es un helicóptero antiaéreo?

A pesar de que el combate entre helicópteros o de helicópteros contra otras aeronaves apenas se ha producido hasta ahora, lo cierto es que debido a los diseños modulares propios de este tipo de aeronaves, un buen número de helicópteros podrían contar con capacidades antiaéreas (en adelante AA) si fuera necesario.

Entendemos por helicóptero antiaéreo a aquél capaz de derribar otras aeronaves mediante armamento diseñado principalmente para el rol antiaéreo. De forma práctica serán todos aquellos helicópteros que lleven instalados misiles para el combate aire-aire.

Ah-64 Apache lanzando un misil AA
Ah-64 Apache lanzando un misil AA

 

Los helicópteros AA en la actualidad

Del lado occidental, tanto los helicópteros de reconocimiento Kiowa OH-58C y OH-58D o el Bö-105P/BSH sin ir más lejos, así como los helicópteros de ataque AH-64 Apache, o los utilitarios Lynx 3 y MH-60L DAP entre muchos otros, son capaces de portar misiles termoguiados de corto alcance AIM-92 Stinger. Más allá del “Telón de acero”, ya los viejos Mi-2 URP-G contaban con lanzadores de misiles Strela-2, mientras que los Mi-24VM y los W-3W Sokól eran capaces de disparar los 9M38 Igla, el equivalente soviético al Stinger norteamericano.

Veterano Mi-2 Hoplite polaco cuyo diseño data de principios de los 60, en el soporte alar lleva dos lanzadores de misiles Strela
Veterano Mi-2 Hoplite polaco cuyo diseño data de principios de los 60, en el soporte alar lleva dos lanzadores de misiles Strela.

Lo bueno de los Strela, Igla o Stinger es que tienen un tamaño relativamente pequeño, son misiles poco pesados y han sido ampliamente probados en combate, por lo que convertirlos en armas aire-aire no ha supuesto ningún problema técnico insalvable, ni una inversión cuantiosa. Además, su empleo no es en principio complejo. Ha de decirse, no obstante, que las limitaciones de los mismos están ahí y son la otra cara de su sencillez y relativo bajo coste: Escaso alcance, dependencia del “ojo” del piloto que tiene que encarar al objetivo e incapacidad para derribar aviones. A pesar de todo, sus capacidades contra otros helicópteros o, cada vez más contra vehículos aéreos no tripulados -en adelante UAVs- son notables.

Además existen otros tipos de diseños mucho menos numerosos que los anteriores y que han buscado instalar en helicópteros misiles de corto alcance más propios de los cazas. Podemos así encontrarnos al AH-1W Cobra que puede llevar dos misiles aire-aire de corto alcance AIM-9 Sidewinder, cada uno sobre un soporte alar, o los Ka-52 Hokum-B rusos que son capaces de portar dos misiles aire-aire de corto alcance R-73 Vympel, el equivalente ruso al AIM-9.

AH-1W Cobra de los Marines disparando un AIM-9 durante unos ejercicios sobre el mar
AH-1W Cobra de los Marines disparando un AIM-9 durante unos ejercicios sobre el mar.

Llegados a este punto, es necesario hacer una primera aclaración, pues el término “corto alcance” en el ámbito del armamento AA tiene diferentes connotaciones en función de si nos referimos a sistemas tierra-aire o aire-aire. Así pues, un AIM-92 Stinger, que es un misil antiaéreo portátil, lanzable por un operador desde su propio hombro, teóricamente podría llegar a tener un alcance ligeramente inferior a los 8 kilómetros, mientras que un misil aire-aire AIM-9 que también es considerado de corto alcance pero que ha de lanzarse desde una aeronave, puede superar los 30 kilómetros holgadamente.

Hasta ahora, al menos en lo que concierne a su utilización desde helicópteros, casi todo han sido adaptaciones de misiles tierra-aire o aire-aire ya existentes. Es en este aspecto los chinos han tomado la delantera debido a que han sido los primeros en diseñar un misil específicamente concebido para los combates entre helicópteros. Con esta intención han combinado el helicóptero utilitario Harbin Z-9, concretamente la versión Z-9WA, con los misiles TY-90, aunque estos únicamente cuentan con un escueto alcance de 6 kilómetros. Creemos que este bajo alcance se debe a la aún notable diferencia tecnológica entre la industria de defensa china y la de Estados Unidos, Rusia u otros países europeos en determinados campos. No obstante, no nos cabe ninguna duda de que China seguirá impulsando este tipo de desarrollos que quizás en el futuro le permitan encabezar la carrera armamentística al menos en el campo concreto de la lucha entre helicópteros.

Helicóptero chino Z-9WA equipado con misiles TY-90
Helicóptero chino Z-9WA equipado con misiles TY-90.

 

Misiones

La misión principal de los que a partir de ahora denominaremos como helicópteros AA, es la misión de escolta o, lo que es lo mismo, proteger a otras formaciones de helicópteros del ataque de otras aeronaves, sean del tipo que sean. Se entiende, no obstante que, al menos normalmente, estos hipotéticos enemigos serán otros helicópteros, aunque en el futuro probablemente incluyan drones de ala fija o de hélice e incluso en algunos casos, aviones. Las posibilidades que ofrecería un helicóptero AA en determinadas situaciones podrían ser cruciales y, además, serían muy útiles para determinadas misiones de las Fuerzas Especiales, máxime cuando determinados grupos terroristas profundicen en la utilización de drones para la vigilancia y el ataque. Ante este tipo de situaciones los helicópteros AA con armas más afinadas que las actuales y destinadas al ataque contra los drones podrían ser fundamentales al reducir la capacidad de alerta temprana del enemigo, favoreciendo la sorpresa.

Durante las misiones en Afganistán no era raro que los AH-64 Apache fueran la escolta de los helicópteros de transporte UH-60 Blackhawk, en otro tipo de entornos el armamento que hubiera portado los Apache probablemente hubiera incluido misiles Stinger o AIM-9 Sidewinder, entre otros

Acerca de Yago Rodríguez Rodríguez 11 Articles
Analista de conflictos en Oriente Próximo, ha colaborado con la empresa Armament Research Services (ARES). Autor del libro "Análisis de las relaciones de defensa entre España y países de la península arábiga".

1 Trackback / Pingback

  1. Combate contra helicópteros – Mister X análisis

Leave a Reply