Jaime Janer

Jaime Janer

Jaime Janer
Jaime Janer

Estoy seguro que cualquier habitante de las ciudades marineras de San Fernando o de Marín, a pesar de encontrarse ambas tan alejadas geográficamente, reconoce inmediatamente este nombre al escucharlo, siendo incluso capaz de identificarlo con el de otro de los ilustres marinos que sirvieron en nuestra Armada, y que luego  le dieron nombre a alguna calle, edificio o incluso escuela.

Efectivamente Jaime Janer fue un importante marino, y a la vez también científico, cuyos conocimientos se los brindó a nuestra industria militar, llegando a ser reconocido, en su día, como el primer especialista en Artillería y Tiro naval de España.

Jaime Janer Robinson nació en el año 1884 en la localidad estadounidense de Savannah, donde su padre servía como Cónsul español, y con sólo catorce años ingresó en la Escuela Naval Militar de San Fernando, tras obtener la décima plaza en una dura y competida oposición.

Teniente de navío Jaime Janer
Teniente de navío Jaime Janer

Después de ascender a Alférez de navío el día 1 de marzo de 1905, continuó sus estudios en la Escuela de Armas submarinas de Cartagena, donde obtuvo el título de Ingeniero torpedista y electricista. Un año más tarde, y gracias a sus conocimientos en inglés, tradujo para la Armada el “Manual de la Teoría de la Telegrafía sin hilos” de Guillermo Marconi, al cual le añadió una interesante segunda parte sobre mantenimiento y reparaciones, escrita por él mismo.

Tras ésto, se dedicó a instalar esos aparatos por todos los buques de la Marina y, tras haberse convertido en un verdadero erudito en esta materia, presentó a los altos mandos de la Armada varios inventos suyos, tales como un innovador transmisor de distancias desde el telémetro de las piezas de artillería, un torpedo dirigido por ondas hertzianas y una dirección de tiro eléctrica y automática para el tiro naval, pero en ninguno de los casos obtuvo ni apoyo ni interés. Aún así, tanto era su conocimiento en todas estas nuevas tecnologías, que en 1912 fue invitado a participar en un Congreso internacional para regular el uso de las estaciones radio en los buques, motivado principalmente por lo ocurrido durante el hundimiento del “Titanic”.

Tras ascender a Teniente de navío, fue destinado como Oficial Director de tiro del Acorazado “España”, donde aparte de tener que lidiar contra los anticuados procedimientos del tiro naval, continuó con su labor investigadora, aumentándola notablemente con la publicación de una decena de libros, la mayoría de interés profesional, cuyos títulos más famosos fueron “Balística exterior: telemetría y tiro naval”, “Manual de Instrucción de apuntadores de cañón” y “La estereofotogrametría y su aplicación a la calibración de la artillería”.

Puerta de la Escuela en Marín a la que se le dio su nombre tras fallecer. Hoy en día sus terrenos pertenecen a la Escuela Naval
Puerta de la Escuela en Marín a la que se le dio su nombre tras fallecer. Hoy en día sus terrenos pertenecen a la Escuela Naval

Pero sin duda, su mayor contribución a la Artillería naval se produjo tras la publicación en la Revista General de Marina de abril-mayo de 1914, de un artículo titulado “Fire Control”, donde impulsaba enormemente el estudio del tiro naval y el perfeccionamiento del material, lo cual le hizo acreedor de una Cruz al Mérito Naval y que su revolucionaria nueva doctrina se tuviera en cuenta para la Segunda Ley de Escuadra del Ministro Miranda.

Ya de Capitán de corbeta, y después de muchos años de insistir en su viabilidad, en el año 1921 inauguró la Escuela de Tiro Naval que se instaló en la villa de Marín (Pontevedra), donde ejercería la función de Jefe de Estudios durante tres años y donde se impartieron, con gran acierto, todas sus nuevas teorías y adelantos.

Desgraciadamente, el día 3 de marzo de 1924 la fatalidad quiso que, mientras participaba en la Campaña de África como tercer Comandante del Crucero “Cataluña”, falleciera a consecuencia del impacto de un proyectil enemigo lanzado desde la costa, mientras se encontraba en cubierta junto a sus marineros, truncándose así de imprevisto una más que brillante carrera científica y militar. Sus restos reposan en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando.

 

Acerca de Jesús Campelo Gaínza 10 Articles
Capitán de Infantería de Marina. Actualmente destinado como Profesor en la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra), donde imparte las asignaturas de Operaciones Anfibias, Apoyo de Servicios de Combate y Seguridad y Protección. Especialista en Artillería y Coordinación de Fuegos, ha participado en operaciones internacionales en la República Serbia de Bosnia, en Albania, en Haití y en la Federación de Bosnia y Herzegovina. Es autor del libro “Desde 1537: Historia de la Infantería de Marina más antigua del mundo”.

Be the first to comment

Leave a Reply