Portaaviones Príncipe de Asturias (R-11)

Portaaviones Príncipe de Asturias (R-11)

El Portaaviones Príncipe de Asturias (R-11) espera en el muelle número 7 de Ferrol a ser trasladado a Turquía para su desguace.
El Portaaviones Príncipe de Asturias (R-11) espera en el muelle número 7 de Ferrol a ser trasladado a Turquía para su desguace. Autor: Christian D. Villanueva López

La imagen del día de hoy es una imagen triste. El “Príncipe de Asturias”, un buque hermoso y que ha servido a la Armada Española durante décadas con un notable desempeño, espera en el Arsenal de Ferrol su turno para el desguace, a pesar de que, como comentan algunos oficiales de la propia Armada que han servido a bordo del mismo en los momentos anteriores a su baja prematura “su estado era óptimo”.

De hecho, el buque fue sometido a una modernización gracias al programa CAVIMAR durante el año 2007 y, de no haberse producido su baja por razones presupuestarias -y por el mal estado de la flota de Harriers-, la modernización hubiese proseguido con una segunda fase que se contemplaba para 2013.

Sin embargo, el coste del mantenimiento del Príncipe de Asturias -que suponía para la Armada unos nada desdeñables 30 millones de euros año-, aconsejaba su retirada del servicio activo en un momento en el que el gasto en defensa alcanzaba mínimos históricos. Esto llevó a amarrar el buque en el muelle número 7 de Ferrol a la espera de una salida que finalmente llegó el pasado año, cuando tras dos subastas desiertas fue adjudicado para su desguace a la empresa Surus Inversa por unos ridículos 2,4 millones de euros. Poco para un buque que en su día fue un hito y que permitió exportar por primera vez un portaaviones a otro país (el Chakri Naruebet).

Ahora espera a que esta “condena a muerte” se haga efectiva pues, ante la falta de afición por estos temas del español medio y la imposibilidad de convertirlo en museo -como sucedería en otros países- su único destino es el mismo que tuvo su antecesor, el “Dédalo”: ser desguazado. Cabe decir que al menos este si fue utilizado durante unos años como museo en su país de orígen, por más que terminase de mala manera.

Una imagen triste como decíamos, pues siempre es doloroso ver como el que fuera orgullo de nuestra flota, completamente desarbolado, espera para ofrecer, con su adiós, el último servicio a su país.

El Portaaviones Príncipe de Asturias (R-11) espera en el muelle número 7 de Ferrol a ser trasladado a Turquía para su desguace. Detalle de la arboladura.
El Portaaviones Príncipe de Asturias (R-11) espera en el muelle número 7 de Ferrol a ser trasladado a Turquía para su desguace. Detalle de la arboladura. Autor: Christian D. Villanueva López.
Acerca de Christian D. Villanueva López 207 Articles
Fundador y Director de Ejércitos – Revista Digital de Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas. Ha sido también fundador de la revista Ejércitos del Mundo y ha escrito y trabajado en diferentes medios relacionados con la Defensa como War Heat Internacional, Defensa o Historia de la Guerra, tras abandonar las Fuerzas Armadas en 2009.

5 Comments

  1. Si en su dia se debió o no modernizar es algo que se me escapa…….Pero que por 2.4 millones se venda cuando se puede usar como museo no lo entiendo……Muchas veces opinamos de lo alejada que está la sociedad de las FAS y el poco orgullo por lo nacional existe en España (seguramente debido a complejos del pasado). Usarlo como museo ayudaría a fomentar y dar a conocer las FAS entre los ciudadanos ademas se servir como recurso turístico en la localidad donde se ubique.

  2. Correcto Christian, no sólo es hacerlo tambièn hay que mantenerlo y no se yo si esa historia del museo hubiera terminado bien.Eso no quiere decir en absoluto que estè apenado por ver el final de ambos buques.Si en EE.UU. el USS Cabot/Dèdalo ha terminado mal teniendo en cuenta lo meticulosos y aficionados que son allí a sus símbolos, en España no quiero ni pensar.

1 Trackback / Pingback

  1. Fragatas F-100: La mejor inversión de la historia de la Armada Española

Leave a Reply