¿Apruebas el uso de armas autónomas?

¿Apruebas el uso de armas autónomas?

El uso de robots se está extendiendo en los conflictos actuales. Foto - Ministerio de Defensa de Australia
El uso de robots se está extendiendo en los conflictos actuales. Foto - Ministerio de Defensa de Australia

Las armas autónomas son el futuro. Su llegada es inevitable y está más cercana de lo que creemos. En los últimos años son cada vez más los ejércitos que han incorporado a su arsenal diversos modelos de drones, robots  y vehículos marinos tanto de superficie como submarinos. Algunas de las variantes en servicio, por supuesto, están armadas, habiéndose convertido en algo habitual el empleo de UCAV armados con diversas municiones inteligentes, pues tanto por economía de medios, como por su precisión y letalidad, son una herramienta súmamente útil. El empleo de todos estos novedosos medios, es parte de lo que se conoce como RMA (Revolution in Military Affairs o Revolución en los Asuntos Militares), concepto que en nuestro país han definido autores como Guillém Colom, Javier Jordán o Josep Baqués y que, en resumidas cuentas, es un conjunto de cambios tecnológicos, doctrinales, materiales y organizativos que cambian la forma de hacer la guerra, otorgando una notable superioridad sobre los modos anteriores.

Ahora bien, la RMA surge como consecuencia directa de la Segunda Estrategia de Compensación, adoptada por los Estados Unidos en los años 80 como respuesta a la superioridad en medios convencionales del Pacto de Varsovia. n este sentido, una vez desaparecida la Unión Soviética, han surgido nuevos competidores y rivales que no se han quedado quietos y han asimilado parte de los avances surgidos en el entorno de esta RMA. Rusia está dando un buen ejemplo de las capacidades que ha adquirido -y a las que ha dado su propio sesgo en función de su particular modo de entender y hacer la guerra-. China, por supuesto, siendo como es el mayor competidor de los Estados Unidos, ha venido desde hace dos décadas haciendo un notable esfuerzo por aprovecharse de las ventajas de esta RMA y prosigue con la modernización de sus fuerzas armadas y con la puesta en práctica de sistemas que le permitan negar el espacio aeronaval a los Estados Unidos y sus aliados en caso de conflicto. Para ello está poniendo en servicio miles de misiles capaces de saturar las defensas de las Task Forces de EEUU, imposibilitando así el despliegue de portaaviones en sus aguas de interés.

Como resulta lógico, Estados Unidos no puede permitirse no responder a esta nueva amenaza y es por eso que ha lanzado la Tercera Estrategia de Compensación, que va más allá en el uso de nuevas tecnologías, informática, redes, etcétera y que, como apunta Guillem Colom, es susceptible de dar lugar a una nueva RMA. Una nueva revolución que vendrá marcada por armas tan “esotéricas” como los enjambres de drones, los cañones electromagnéticos o los sistemas autónomos. Precisamente, estos últimos son los que mayores rechazos generan pues, eliminar el control humano sobre un arma es un cambio dramático que plantea numerosos interrogantes morales, de ahí la pregunta de esta semana.

 

¿Apruebas el uso de armas autónomas?

Cargando ... Cargando ...

 

 

Acerca de Redacción Ejércitos 787 Articles
Redacción Revista Digital Ejércitos sobre Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas.

Be the first to comment

Leave a Reply