Grupos emergentes del yihadismo egipcio en la órbita de Al-Qaeda

Grupos emergentes del yihadismo egipcio en la órbita de Al-Qaeda

Imagen de una calle de El Cairo tras un atentado yihadista. Foto - aswatmasriya.com

El yihadismo es desde hace mucho tiempo un problema de primer nivel para Egipto. Dada la convulsa situación del país, el “árbol” de Daesh, por la más letal y expeditiva vía de los hechos, en ocasiones impide ver el “bosque” conformado por otras organizaciones terroristas de etiología yihadista que continúan activas en el país. Algunos de estos grupos, lejos de estar encuadrados dentro de la estructura del “califato”, muestran un alineamiento ideológico con Al Qaeda.

 

*

 

Egipto, el país árabe con mayor número de habitantes, ha sufrido durante décadas el yihadismo a través de la acción de distintos grupos tales como Gamma Islamiyya o Yihad Islámica. Esta última tenía como líder espiritual a Omar Abdel Rahman, “el jeque ciego” fallecido en febrero de 2017, figura de referencia para diversos grupos yihadistas. Yihad Islámica estaba al mando de Ayman al Zawahiri cuando el grupo se fusionó con Al Qaeda. Al Zawahiri es la figura egipcia más relevante en la organización fundada por el desaparecido Osama Bin Laden, aunque no es la única. Mohammed al Zawahiri, hermano menor de Ayman, captó reclutas para Al Qaeda a través de Ansar al Sharia Egipto. El grupo fue fundado por un antiguo miembro de Yihad Islámica de Egipto, Ahmed Ashush, quien en una entrevista proclamó su lealtad a Al Qaeda. Otro ciudadano egipcio con vinculaciones con Al Qaeda fue Mohammed Islambouli, el hermano de Khalid Islambouli, responsable del asesinato del rais egipcio Anwar al Sadat en 1981. Las relaciones de Mohammed Islambouli con el liderazgo de Al Qaeda se han mantenido durante décadas habiendo varias referencias a su persona en documentos intervenidos en Abbottabad (Pakistán) el complejo en el que residió Osama Bin Laden hasta que fue eliminado. Además de estos personajes relevantes, varios yihadistas relacionados con Al Qaeda fueron liberados de prisión y otros han retornado desde el extranjero.

Mapa de Egipto. Fuente - ontheworldmap.com
Mapa de Egipto. Fuente – ontheworldmap.com

 

 

Jund al-Islām

A comienzos del año 2011 surgió la organización Ansar Beit Al Maqdis como resultado de la fusión de varias organizaciones yihadistas asentadas en el Sinaí. Coincidió en el tiempo con el desencadenamiento de las protestas que tendrían como colofón la salida del poder del rais Hosni Mubarak. Desde sus inicios el grupo estuvo influenciado por el modelo yihadista implementado en Irak. Uno de sus videos publicado el 1 de diciembre de 2013 difundía el extracto de un discurso pronunciado por desaparecido Abu Musab al-Zarqawi, quien hasta su eliminación en 2006 era el “emir” de Al Qaeda en la Tierra de los dos Ríos, la filial de Al Qaeda en Irak.

En un mensaje de audio difundido el 24 de enero de 2014 Ayman al Zawahiri mencionó a “nuestro pueblo en el Sinaí”. Las declaración iba acompañada de imágenes correspondientes al entierro de cuatro yihadistas muertos el 9 de agosto de 2014, algunos de los cuales iban envueltos en banderas de Al Qaeda. Ayman al Zawahiri pedía “…que Alá acepte a sus mártires cure a sus heridos y acelere la liberación de sus prisioneros”. Pese a sus afinidades con Al Qaeda, el 10 de noviembre de 2014 Ansar Beit al Maqdis anunciaba públicamente el bayat (promesa de lealtad) declarando que se comprometía a “escuchar y obedecer” al líder de Daesh Abu Bakr Al Bagdhadi quien en un mensaje de audio difundido al día siguiente aceptó la adhesión. El grupo cambió el nombre de Ansar Beit al Maqdis por de el de Wilāyat Saynā (Provincia del Sinaí).

Aún siendo la filial de Daesh la organización más poderosa del Sinaí, en la península también hay actividad yihadista inspirada ideológicamente por Al Qaeda. El 11 de noviembre de 2017 un grupo denominado Jund al-Islām reivindicó la autoría de un ataque contra un vehículo de Daesh. La acción habría tenido lugar el 11 de octubre y a consecuencia de la misma cuatro miembros de Daesh habrían fallecido y sus armas y equipos intervenidos.

Imagen difundida por Jund al-Islām
Imagen difundida por Jund al-Islām. Fuente – https://twitter.com/MENASTREAM

La finalidad del ataque era detener a miembros de Daesh para que estos respondiesen por sus crímenes. En el mismo mensaje se acusaba a los seguidores de Al Baghdadi en el Sinaí de no cumplir los preceptos del la Sharia al tener a civiles entre sus objetivos y los calificaba como “apóstatas”. El mensaje también contenía un llamamiento a los miembros de Daesh para que se rindiesen y se arrepintiesen de los crímenes contra los musulmanes: “El grupo de Jund al-Islām hará todo lo posible para eliminar la presencia del grupo apóstata de la provincia de Sinaí. Ahora estamos llamando a los miembros de la provincia de Sinaí para que abandonen el grupo y dejen de matar a los musulmanes”. En 2014 hubo tensiones entre Jund al-Islām y Ansar Beit al Maqdis por la adhesión de este último al “califato”.

Desde Al-Rased Al-Felastiny, canal que habitualmente difunde propaganda de Daesh se pedía a Jund al-Islām que mostrase pruebas que ratificasen su reivindicación. Además, se advertía a cualquiera que se enfrentase a Wilāyat Saynā’ que se atuviese a las consecuencias.

El 24 de noviembre de 2017 se cometió el mayor atentado hasta la fecha en territorio egipcio: el ataque contra la mezquita sufí Al Rauda de Bir al Abed, en el Sinaí. Más de trescientas personas fueron asesinadas superando el número de heridos el centenar. Jund al-Islām difundió un comunicado de condena. En el texto mostraba sus condolencias a los familiares de las víctimas y su repulsa al brutal ataque.

Jund al-Islām empezó a ser conocido a partir de 2011, en mayo de ese año realizó un desfile militar con ocasión de la muerte de Osama Bin Laden. Dos años después, el 11 de diciembre de 2013, protagonizó el que sería su ataque más importante: un atentado mediante dos coches cargados de explosivo y conducidos por suicidas contra un edificio de la inteligencia militar en Al Arish, en el Sinaí, causando la muerte a seis personas.

En la propaganda de Jund al-Islām ha habido diversas referencias a Al Qaeda: en un video del grupo difundido en agosto de 2015 se podía ver la imagen de Ayman al-Zawahiri, en octubre de ese mismo año, en otra grabación había referencias a Hisham Ashmawy, líder de Jamat Al-Murabitun y a Harith al-Nadhari, cuadro de alto nivel de Al Qaeda en la Península Arábiga, eliminado en enero de 2015 mediante un ataque de drones de EE.UU.

Acerca de Luis Antonio González Francisco 5 Articles
Diploma de especialización Análisis del Terrorismo Yihadista, Insurgencias y Movimientos Radicales (V Edición), Universidad Pablo de Olavide (Sevilla). Título propio en Fenomenología Terrorista: Bioterrorismo, Prevención Epidemiológica, Ciberterrorismo y Amenazas Químicas, Universidad de Granada. Curso de Especialización en Servicios de Inteligencia y Seguridad Internacional (VII Edición), Universidad de Alicante.

2 Comments

  1. Al final, hasta cierto punto, muchos de estos grupos no son sino otra expresión de las guerras tribales tradicionales, por fortuna para nosotros, ya que así no presentan un frente único.

    Por cierto, ¡Feliz Año Nuevo!

Leave a Reply

No apps configured. Please contact your administrator.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.