Huída del infierno. La batalla de la bolsa de Cherkassy

La batalla de la bolsa de Cherkassy
La batalla de la bolsa de Cherkassy

“Huída del infierno. La batalla de la bolsa de Cherkassy”, nos describe una de las batallas más cruentas de la Segunda Guerra Mundial, conflicto que no estuvo carente, precisamente, de crueldad. De la mano de su autor, Antonio Muñóz Lorente y de la editorial HRM Ediciones, podremos vivir las angustiosas experiencias de los soldados alemanes que, rodeados por el Ejército Rojo, esperaban un milagro del cielo -o de Manstein- gracias al que poder escapar. Un milagro que, pese a todo, de llegar sería obra de su propio coraje.

Hay sitios en los que nadie querría estar. Incluso cuando uno fantasea acerca de los momentos históricos que le hubiese gustado vivir, resulta obvio que algunos no serían elegidos nunca. Korsun (Cherkassy para los alemanes), al sur del río Dniéper, durante el crudo invierno de 1944, es uno de ellos.

En febrero de 1944, los ejércitos soviéticos encerraron en una bolsa a 60.000 soldados alemanes en la región de Charkassy. El Ejército Rojo lograba así dar un golpe demoledor a la Alemania Nazi, como culminación de una ofensiva que llevaba en marcha desde el verano anterior, aprovechando el impulso logrado con la victoria en la archiconocida Batalla de Kursk.

Los soviéticos, al mando de dos de los mejores generales de Stalin, Ivan Koniev y Nicolai Vatutin, pensaban repetir en el sur de Ucrania lo logrado un tiempo antes en Stalingrado, en donde las fuerzas alemanas quedaron cercadas -y fueron aniquiladas- en la que fue quizá la más decisiva de las victorias soviéticas decisivas para el resultado de la Segunda Guerra Mundial. “Esta vez tengo atrapados a los alemanes”, le había asegurado Koniev a Stalin, “y no se me escaparán”.

Lo que sigue, a partir de ese momento, es el intento desesperado por parte de los militares germanos de resistir, romper la bolsa y lograr una vía de escape que les permitiese marchar hacia el oeste, hacia su patria salvando a la mayor cantidad posible de hombres y pertrechos, algo vital para contener la arrolladora fuerza soviética, que en pocos meses lograría expulsarles de Ucrania y se acercaría a las fronteras alemanas.

“Los hombres iban cargados con hasta 20 kg de municiones. Sobre las 03:30 horas del 17 de febrero, llegados en silencio muy cerca de las posiciones soviéticas, Kästner ordenó a sus granaderos utilizar solo las palas y las bayonetas para aniquilar a los defensores, lo que se hizo rápida y brutalmente”.

Un pequeño extracto, ni siquiera el más emocionante o crudo, de un libro escrito por Antonio Muñóz Lorente y que narra magistralmente una batalla que seguro que sus protagonistas desearían no haber vivido. Un trabajo enorme, cuya única pega es, sin duda, sus apenas 140 páginas. Un trabajo que podéis adquirir, como siempre, en el siguiente enlace:

 

Huída del infierno. La batalla de la bolsa de Cherkassy

 

 

Acerca de Redacción Ejércitos 88 Articles
Redacción Revista Digital Ejércitos sobre Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas.

Be the first to comment

Leave a Reply

No apps configured. Please contact your administrator.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.