El Programa S-80 (V). Entre 2004 y 2013: Construcción, retrasos y colapso.

El Programa S-80 (V). Entre 2004 y 2013: Construcción, retrasos y colapso.

Montaje del motor eléctrico principal del primer submarino de la clase S-80
Montaje del motor eléctrico principal del primer submarino de la clase S-80. Foto - Del Acontecer Portuario

A lo largo de las cuatro primeras partes de esta historia del Programa S-80 hemos hablado sobre los primeros pasos del proyecto y la elección de los proveedores. También sobre sus características diferenciales, así como sobre las razones que llevaron a decantarse por el AIP en oposición a la energía nuclear. A su vez, hemos intentado exponer los motivos por los que se rompió la alianza entre la actual Navantia y la antigua DCNS, hoy Naval Group. Ahora, recuperamos el hilo de los acontecimientos en un momento crítico: el año 2004. Es a partir de este momento cuando la construcción en sí da comienzo y nuestro objetivo es, de aquí en adelante, ir desgranando periodo a periodo la evolución del programa y los problemas aparecidos, así como las soluciones adoptadas y su idoneidad -o no-. Posteriormente, cuando lleguemos a la actualidad, haremos una valoración general del programa y trataremos su futuro aunque, para eso, aun restan unas semanas…

 

*

 

Entre 2004 y 2013: Construcción, retrasos y colapso

Después de elaborarse la definición conceptual del submarino entre 1997 y 2003, la orden de ejecución del Programa S-80 se aprobó en marzo de 2004, sellando el acuerdo entre el Ministerio de Defensa e IZAR Construcciones Navales S.A., para la construcción de cuatro submarinos de la serie S-80. Se esperaba, en esos tiempos de bonanza y de confianza de los que hemos hablado anteriormente, que el primero de la serie, el S-81, fuese botado a lo largo del primer trimestre del año 2012 y, tras superar las preceptivas pruebas de mar, fuese entregado a la Armada a finales del año siguiente. A partir de ahí, el resto de unidades serían entregadas a razón de una por año, entre 2014 y 2016, completándose la construcción en 10 años.

Con la orden de ejecución comenzaba el acopio de materiales, la asignación de personal, la preparación de las instalaciones para alojar la nueva maquinaria, etcétera. Como es lógico en cualquier programa de esta complejidad, en los primeros momentos hubo un importante baile de cifras en torno a las fechas, manejándose diferentes cronogramas en función de los primeros avances en la construcción o la situación de los distintos proveedores.

El avance, no obstante, no era todo lo rápido que debería. El periódico La Verdad publicaba un artículo en diciembre de 2007 en el que, en palabras del entonces presidente de Navantia, Juan Pedro Gómez Jaén, quien sería posteriormente imputado (2013) por un turbio tema de comisiones:

“La entrega del primero de los submarinos está previsto en el 2013, con un año de retraso, debido, explicó, «al desarrollo de los equipos de última generación de los que estarán compuestos los buques que los convertirán en los submarinos no nuclear más modernos del mundo».”[1]

Es cierto que por el camino hubo algunas tensiones, como el recurso de Raytheon contra la decisión de la Armada Española de seleccionar a Lockheed Martin como proveedor del sistema de combate después de varios intentos de lograr una decisión a su favor que habían resultado infructuosos[2]. También los primeros problemas relacionados con el sistema AIP y su fabricante, Hynergreen, en tanto su miniaturización no cumplía con los plazos esperados, provocando malestar en la Armada según el diario El Confidencial Digital[3]. Noticia, por cierto, que hay que tomar con precaución pues parece mezclar dos aspectos diferentes: Por una parte, las células energéticas del sistema AIP, fabricadas por la empresa estadounidense UTC Power y por la planta de transformación del sistema AIP, esta sí desarrollada por Hynergreen y cuyo modelo de pruebas era de una escala notablemente mayor que la que se esperaba integrar en los submarinos. Un 50% mayor, de hecho.

El antiguo presidente de Navantia, Juan Pedro Gómez Jaén, tras cerrar el contrato de diseño y asistencia de los destructores australianos de la clase Hobart. Foto - Revista Naval
El antiguo presidente de Navantia, Juan Pedro Gómez Jaén, tras cerrar el contrato de diseño y asistencia de los destructores australianos de la clase Hobart. Foto – Revista Naval

Sin embargo, el grueso de la problemática gira en torno a la ruptura con DCNS y al final de la participación española en el consorcio Scorpene. Al menos, en los primeros años de construcción, en los que la tensión entre ambos socios no hizo sino crecer hasta su ruptura definitiva en torno a 2008-2009. Es difícil saber hasta qué punto Navantia y su personal habían tenido acceso a las tecnologías francesas utilizadas en la fabricación estos submarinos. Lo que sí está claro es que cuando DCNS vetó el acceso de los ingenieros españoles a sus archivos[4], el Programa S-80 se resintió, aun a pesar de que Navantia continuaba con la construcción de dos Scorpene para Malasia, el primero de los cuales sería entregado en enero de 2009[5] y el segundo apenas unos meses después, en noviembre de ese año[6].

Portada Ejércitos 1 Slider

Por ese entonces en Francia se comenzaron a publicar noticias que hablaban sobre los problemas de Navantia para acometer en solitario el diseño y fabricación del S-80. Noticias que hay que situar en el ambiente de tensiones entre Navantia y DCNS para valorarlas en su justa medida, claro está[7] y, aun así, el acuerdo con BAE Systems de mayo de 2007 ya nos arrojaba pistas sobre las dificultadas que tenía Navantia para asumir partes concretas de la estructura de los submarinos, viéndose obligada a adquirir en el Reino Unido los domos de los cascos de presión por 15 millones de libras.[8] [9] Estos, dos por submarinos (proa y popa) son componentes que requieren, para su fabricación, de una maquinaria extremadamente cara y de un saber hacer que no estaba en esos momentos en manos de Navantia ya que, hasta entonces, había sido DCNS la encargada de su elaboración. Que no fuese la empresa francesa la suministradora sin duda debió sentar mal en las oficinas de DCNS y contribuyó a agrandar la brecha entre ambas empresas, como había sucedido tiempo atrás a propósito de la elección del sistema de combate. Embos domos son componentes de una notable complejidad técnica, no solo por la presión que deben soportar, sino porque en el caso del domo de proa debe incorporar las aberturas de los tubos lanzatorpedos, amén del cableado del sonar, mientras que el domo de popa ha de incluir la abertura del eje que mueve la hélice.

Acerca de Christian D. Villanueva López 196 Articles
Fundador y Director de Ejércitos – Revista Digital de Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas. Ha sido también fundador de la revista Ejércitos del Mundo y ha trabajado y colaborado en diferentes medios relacionados con la Defensa como War Heat Internacional, Defensa o Historia de la Guerra, entre otros, tras abandonar las Fuerzas Armadas en 2009.

47 Comments

  1. Me gustaría una aclaración ,cuando no confirmación…los domos según tengo entendido y pude ver como soldador naval , aquí en Cantabria y diversas cuadernas , barengas etc, del Domo de proa del S80 , se hicieron en Equipos Nucleares aquí en Santander ,especializados y uno de los principales lideres mundiales en vasijas nucleares, generadores d vapor y demás equipo asociado a las centrales nucleares mucho mas complejas que el Domo en cuestión , y ya digo que yo lo he visto con mis ojos , no se si sería un prototipo o no , de lo que si que estoy seguro era de la seguridad a la que nos tenían de mas ya de por si estricta .Por eso me extraña lo del encargo a BAE system del domo de proa , el de popa ni idea .Un saludo .

  2. Acaba de salir publicado que el gobierno ha aprobado una ampliación del techo de gasto en el programa del S-80+ de 1500 mill de € lo que garantiza (si no hay más retrasos ni contratiempos) la construcción de los 4 submarinos revistos. Dicho gasto no se incluye en el denominado “nuevo ciclo inversor” que está barajando el ministerio de defensa. También se confirma que las dos primeras unidades saldrán de fábrica sin el sistema AIP y que se les incorporaría más tarde en la primera gran carena. Con lo que tendríamos 4 submarinos en 2 series diferenciadas.

    Esto arroja un poco de luz sobre el futuro del programa y, de confirmarse las expectativas temporales, el contar en un plazo de 10 años de un arma submarina fiable y muy moderna. Y creo que en tiempo y forma de optar a futuros programas de construcción de submarinos que, esta vez si, se acometerían en suelo patrio.

  3. Bueno, con los tiempos que corren y tratándose de un producto nuevo, ese coste no lo veo fuera de órbita. Otra cosa es que la economía de nuestras FF.AA, el ministerio de defensa y en general el país esté preparada para ese gasto.

    El caso es que tengo muchas incógnitas en relación a las características finales del S-80+. Dicen en ese artículo que las modificaciones introducidas a raíz del rediseño han supuesto una ampliación en 10 metros de la nave y un aumento también de 900 toneladas (sobrepasando por poco las 3000 tm por unidad) También sugieren que, de llegar a buen puerto los desarrollos en el AIP, se podría conseguir una autonomía muy superior a la de otros submarinos de similar categoría; ¿hasta qué punto se ha ampliado?. El caso es que ese aumento de espacio, no sé en qué ha redundado o de qué forma se ha aprovechado. Tampoco se dice nada sobre si las baterías originales han sido sustituidas por otras más modernas tras el rediseño.

    Creo que esas diferencias tan sustanciales entre la situación actual y el diseño original provocan un cambio importante tanto en el uso y el ámbito de actuación, pasando de ser un submarino a medio camino entre los oceánicos (básicamente los de propulsión nuclear) y los costeros tipo SSK.

    Espero con muchas expectativas el próximo artículo por ver si se me van aclarando.

  4. Va a ser muy difícil que lleguemos a saber la autonomía real de estos submarinos, cuando no la saben ni sus desarrolladores. De todos modos, no dudo en que termine siendo un desarrollo puntero. 1.000 millones, si luego conseguimos exportarlo y mantenemos la continuidad con una nueva serie en las décadas venideras, es una buena inversión.

  5. A mi modo de ver, un desarrollo de esa serie muy interesante iría en la línea de los nuevos submarinos chinos y rusos que incluyen celdas de lanzamiento verticales en la proa de la nave, he visto desarrollos muy compactos de lanzadores de misiles rotatorios que reducen mucho el espacio necesario para acomodar unos 12 misiles. No estoy muy al tanto de si, con el actual diámetro de los S-80 se podría implementar, pero de ser posible sería un gran salto adelante en la capacidad de disuasión estratégica. Un buque que rondase las 3.600 a 3.800 tm con aumento de autonomía de víveres y habitabilidad mejorada junto a esos misiles sería una unidad atípica, sin las complicaciones de un submarino nuclear y con las ventajas de la discreción de un submarino eléctrico.

    Aparte de eso… creo que hay una línea de investigación abierta entre la Armada y la universidad de Cartagena para investigar las posibles utilidades en materia de almacenamiento de energía del grafeno. No me atrevo a imaginar las posibilidades de uso de esa tecnología junto a un AIP por BIOETANOL mejorado… ¿Un submarino oceánico?

  6. Yo me conformaría con:
    1) Que las pruebas de mar sean exitosas.
    2) Que en la segunda carena se instale la AIP y que esta funcione.
    3) Que sea suficiente los 1.000 millones por submarino para que los 4 submarinos estén (de una vez) terminados.
    Sobre todo lo demás, que si autonomía oceánica, que si exportaciones, que si segunda serie… Me parecen ilusiones, teniendo en cuenta que en las fechas previstas de entrega de dichos submarinos coinciden con el plausible inicio de la sustitución de los F-18 por un avión carísimo, sea el que sea.

  7. Roberto, estoy contigo plenamente, pero creo que es hora de dejar un poco de lado ciertos fatalismos que han rodeado este tema y que dominan el estado de ánimo de todos. Creo que el proyecto está ya en el buen camino, sea por la intervención de GD, sea por la cuenta que nos trae. Obviamente aún quedan hitos importantes que pueden generar dudas, retrasos y sobrecostes en el proyecto, pretender que las pruebas de mar salgan perfectas a la primera es prácticamente una quimera. Pero de todo lo que he hablado en los últimos días deja de lado esas incertidumbres pues las doy por asumidas. A mi, desde el principio, el proyecto S-80 me ha gustado por varias razones:
    – Es una apuesta decidida por el I+D+I nacional del que estamos muy necesitados. (Como pasó de hecho con las F-100 cuando España abandonó el proyecto NFR)
    – Es dar carga de trabajo a ingenieros y desarrolladores tanto de empresas privadas como de universidades con los beneficios que ello comporta.
    – Otorga una relativa independencia tecnológica, estratégica y comercial frente a productos comprados fuera ad-hoc por mucho retorno tecnológico que aporten.
    – El desarrollo del AIP español, a mi modo de ver, de lograr su desarrollo pleno otorgará al S-80+ una seguridad de empleo frente a accidentes mucho mayor que otros modelos además de una autonomía importante dada la elevada producción en nuestro país de bioetanol.
    – A parte de argumentos más o menos debatibles, llámalo corazonada , pero creo desde el principio que va a quedar un producto sobresaliente.

    Aparte de todo ello, lo que reflejo en mis post anteriores, son, más que nada, dudas acerca del desarrollo del proyecto, de las evoluciones que se le han (o se le podrían) incorporado a raíz de modificaciones tan profundas como las que se le han implementado. Dudas como todo lo que rodea un proyecto tan azaroso como complejo a la vez que ilusionante.

  8. Un pequeño aporte de la situación actual del sistema AIP de los submarinos

    http://www.elsnorkel.com/2017/07/el-sistema-aip-de-los-s-80-plus.html

    Algo más:

    http://galaxiamilitar.es/tecnicas-reunidas-ultima-la-fase-de-pruebas-de-su-modelo-aip-para-los-submarinos-espanoles-clase-s-80

    Y por último una noticia de última hora que no es si no la confirmación de lo hablado aquí en otras ocasiones. La AE renuncia a los Tomahawk también para los submarinos.

    http://galaxiamilitar.es/la-armada-confirma-que-los-submarinos-s-80-estaran-armados-con-misiles-antibuque-harpoon-pero-descarta-la-compra-de-misiles-crucero-tomahawk

    Sin embargo, futuros desarrollos de los Harpoon si podrían incluir la capacidad de ataque a tierra.

  9. La verdad es que la tengo preparada desde hace tiempo, de hecho, hace tanto que voy a tener que actualizarlo.

    Ahora mismo estamos trabajando en la web, aunque no se note, para mejorar el posicionamiento y demás. No tengo pensando subir contenido nuevo hasta después de Semana Santa.

    Además, estamos replanteando la organización de la web, sus secciones y todo eso, porque hay que ver cómo hacemos para que no se solape con la revista y para subir un punto el nivel de calidad.

    Hasta ahora me podía permitir el lujo de subir algún artículo de opinión dudoso, de hacer encuestas chorras para atraer la atención e incluso de recurrir al “populismo”, con grandes titulares, como hacen en otros medios.

    Ahora, la revista apunta más alto en cuanto a su nivel de exigencia, calidad y credibilidad y la web tiene que ir en esa dirección, lo que obligará a hacer cambios y a dejar de lado algunas prácticas que no me gustan.

    Así que se avecinan unas semanas de cambio, tras las cuales le daré una vuelta al tema del S-80, quizá colgando un único artículo que organice el contenido de las entradas anteriores y que las cierre con la evolución previsible del programa y demás.

  10. Vale, genial. Lo espero con ganas. Como cuestión puntual, podrías indagar o analizar aunque sea de manera sucinta, la opción de usar baterías de iones de litio en lugar de las de plomo-ácido previstas (que soy por sentado que estarán inservibles después de tanto tiempo), combinadas con el AIP? El tema me parece importante toda vez que los 2 primeros subs de la serie saldrán sin el AIP. Gracias de antemano.

  11. En el supuesto de que los S-80 terminen incorporando AIP con procesamiento de etanol, muy probablemente serán los primeros y los últimos en hacerlo. Varias empresas principalmente estadounidenses e, incluso, algún grupo que pretende hacerlo publico libre de patentes, desarrollan y dicen estar cerca de comercializar pequeños reactores de fusión nuclear. Son sistemas basados en confinamiento electrostático inercial (nada que ver con el costoso en interminable ITER), variantes de la máquina diseñada por Robert Bussard llamada Polyell que hizo pública en un congreso en Valencia en 2006 pues hasta antes era un proyecto secreto militar de la marina estadounidense.
    Por ejemplo, estos días se ha sabido que Looked Martin ha obtenido la patente de uno. Según anunciaban hace ya cuatro años, prevén tener en 2019 un prototipo de demostración, y cinco años después comercializarlo para fines militares. Otras empresas tienen calendarios similares. Como vemos, los países que se toman en serio la defensa invierten en investigación para sostenerla. La Armada hizo bien en investigar en el reformador de etanol para el AIP (lo del ‘bio’ es la demagogia típica, pues da igual cómo se obtenga el etanol), pero igualmente ‘debería’ tener investigación en la fusión por confinamiento electrostático inercial pues cambiará por completo la propulsión de los buques así como sus sistemas al generar potencia eléctrica suficiente para armas, catapultas, etc. (y posteriormente será fuente energética civil).
    Vendrán a decir algunos que igual no lo consiguen… claro, ¡por eso es investigación! Pero igual les pasa como al NYT cuando publicó que faltaban entre 1000 y 10000 años para que el ser humano tuviera máquinas para volar, y dos semanas después unos aficionados con un taller de bicicletas, los hermanos Wright volaron en Kitty Hawk. Por eso hay que invertir en investigación, también miliar.
    Al final se lo compraremos como siempre a Looked Martin o a otros. Al menos tendremos diseño nacional propio de submarinos, ya es algo.

  12. Dudo mucho que nuestros S80 pueden incorporar esa tecnología en el futuro incluso los dos primeros de la serie qué saldrán sin el modulo AIP. Pero sí que sería interesante y más teniendo en cuenta qué Locked Martín ya tiene una patente, qué posibles desarrollos futuros de los S80 la incorporase. Desconozco las prestaciones qué podría otorgarles pero sin duda serán muy superiores a las actuales con lo que el reinado de los reactores nucleares convencionales posiblemente toque a su fin. Si el tamaño se mantiene reducido quizá asistamos a la edad de oro de los submarinos en los próximos 10 años

  13. Por más que esa tecnología pueda madurarse y se extienda, nos pilla muy tarde. Incluso los surcoreanos están valorando adquirir SSN de diseño francés basados en el Barracuda durante la próxima década, mientras que los australianos han apostado por la propulsión convencional o los brasileños han invertido lo que no está escrito en sus futuros SSN.

    En resumen: Por ahora nadie valora seriamente la utilización de ese tipo de reactores para submarinos. Puede que porque la tecnología esté verde, puede que porque ni siquiera sea aplicable a un submarino, ya que no conocemos las servidumbres del sistema.

  14. No hay ninguno comercializado ni siquiera se ha presentado públicamente un prototipo funcionando sostenidamente. Sin embargo, por la información publicada por Looked Martin parece que ahora es una cuestión de ingeniería para hacerlo de las dimensiones adecuadas y potencia adecuadas; dan por hecho que el sistema funciona. Y otras empresas trabajan en el mismo camino. Luego debería ser hora de valorarlo seriamente. https://www.nextbigfuture.com/2015/08/lockheed-martin-compact-fusion-reactor.html

  15. Sigue siendo un proyecto a décadas más que a años vista. En realidad ya hay reactores muy pequeños, como los que servirán para propulsar los nuevos misiles de crucero rusos estratégicos, para misiones de tercer ataque en un hipotético intercambio nuclear. Lo que pasa es que por el momento tampoco compensa para los submarinos.

    En cualquier caso, respecto al S-80, primero deberíamos poder acceder a esa tecnología, luego ser capaces de operarla y después, de implementarla en un diseño de submarino diferente, pues este ha sido desarrollado para un tipo de propulsión específico. No lo veo tan sencillo y mucho menos barato.

  16. Vaya, la vida te propone casualidades que nunca dejan de sorprenderme. Buscando información acerca del programa FFG(X) he dado con este artículo relacionado, creo con el aporte de Basfi Hispano. Los de LM no paran…

  17. antes me dejé el enlace correspondiente… Este es:

    http://www.thedrive.com/the-war-zone/19652/lockheed-martin-now-has-a-patent-for-its-potentially-world-changing-fusion-reactor

    Podrá levantar ampollas pero nos comimos lo nuclear y lo submarino todo junto con lo del Tireless y a pesar de la algarada se pegó atracado en Gibraltar muchas semanas y al final, ni pasó nada si se hundió el peñón. Igual tenemos que hacer como los hijos de la pérfida Albión y pasar del pollo mediático. Que no habrá agallas, pero es lo que debería ser.

  18. Nuevo artículo sobre la situación actual de la construcción y pruebas del sistema AIP de los S-80+.

    http://www.defensa.com/espana/programa-s-80-razones-para-optimismo

    Después de leer todo el artículo me entran algunas dudas acerca de las intenciones de quien ha escrito ese artículo y sobre todo de quién está detrás del mismo. Se que el proyecto es bueno, se que tiene unas cualidades sobresalientes en algunos aspectos, pero en el estado que se encuentra dicho proyecto, llegar a afirmar que cuando entre en servicio será el mejor submarino “oceánico” no nuclear del mundo… me parece cuando menos atrevido, quizá teorizando (que es lo que se ha hecho en ese artículo) se pueda llegar a esa conclusión, pero sin ponerlo a prueba y ver sus capacidades reales y la “finura” del trabajo que se ha realizado, es muy osado decir tal cosa.

    Soy un entusiasta de ese proyecto pero creo que ese artículo se parece tiene un poco de cuento de la lechera. Aun así, de cumplirse lo que comenta (sobre todo lo de las 6 unidades…) será un lujazo contar con esas unidades en la AE.

  19. Por cierto, que aprovecho para informar a los lectores que durante los próximos días, al menos hasta la segunda parte del mes, estaremos prácticamente fuera de combate por motivos personales. Un saludo a todos y gracias por estar ahí.

    Volveremos a más tardar en junio, con muchos más contenidos y regularidad.

    Por cierto, no olvidéis que el número 3 de la revista sale a la venta el lunes…

  20. Una nueva noticia relativa al interés que empiezan a despertar los S-80+ internacionalmente.

    https://m-elconfidencialdigital-com.cdn.ampproject.org/v/s/m.elconfidencialdigital.com/defensa/paises-interesan-compra-submarino-S-80_0_3143685617.amp.html?amp_js_v=a1&amp_gsa=1#amp_tf=De%20%251%24s

    La verdad es que ese medio nunca me ha gustado por el poco rigor que tienen en ocasiones las noticias que difunde; de hecho en ese artículo, aunque luego lo matiza y concreta, llegan a decir que los S-80 serán los submarinos con mayor autonomía bajo el agua del mundo (obviando aclarar, como si hacen más adelante, que sería dentro de los submarinos no nucleares).

    De todas formas dicen que “cuando el río suena es agua lleva”. A ver si en este año de tantas lluvias también se suceden las buenas noticias en el sector naval español.

    A este paso, la SEPI va a tener que acometer una ampliación de los astilleros como ya están haciendo en USA.

  21. Por fantasear un poco… Después de la colaboración con General Dynamics Electric Boat, ese país o constructor ¿podría ser USA? Se que no se plantean desde hace décadas la construcción de submarinos convencionales pero ¿podría ser que, al igual que con el proyecto FFG(X) y ante la escalada de costes de los SSN y la mejora sustancial de las capacidades de los submarinos SSK (con AIP y/o baterías de Litio) se estuvieran planteando una serie corta de submarinos (¿10?) con la que cubrir escenarios próximos a la costa o el mediterraneo o similares dejando los SSN para mares abiertos y escolta de grupos de combate?

    Ahora mismo no se me ocurren países que vayan a acometer proyectos importantes de renovación de su flota de submarinos convencionales.

    ¿Será simplemente hacerse notar?

  22. Yo no veo tal mejora en los SSK. Sí, se ha aumentado la autonomía, también la discrección, etc. Pero de ahí a decir que puedan ser un sustituto de los SSN media un abismo. Hemos hablado, incluso compartiendo artículos del USNI, sobre el interés de la US Navy en estos pero, según lo veo, se circunscribe únicamente a la realización de ejercicios (como equipo oponente, para lo que es más lógico contar con aliados o incluso alquilar SSKs, como se ha hecho hasta ahora) y salvo noticias que vuelven a aparecer de forma periódica, no veo nada serio al respecto.

    En resumen, que no veo qué podría aportar a los grandes astilleros de EE. UU. la construcción de SSKs, máxime ahora que están dando pasos de gigante en proyectos como los Virginia y que su interés está, más que nunca, al otro lado del mayor océano del planeta.

    Otro tema será la construcción de submarinos autónomos pero, incluso ahí, la opción nuclear parece razonable ahora que se avanza en la miniaturización de los reactores.

  23. La mejora es brutal, y yo si veo que estas tecnologias AIP pueen suponer un cambio fundamental en los SSK y acabar relevando a los SSN, unos monstruos de costes inasumibles (Francia, UK, rusia, china) y además ávlidos principalmente para grandes oceanos profundos, cuando las tortas hoy están en aguas litorales y mares restringidos.
    La combinación d eautonomia y sigilo de un SSK AIP es hoy por hoy la mas equilibrada, y el coste y tonelaje contenidos, un valor a tener en cuenta. Luego la US NAVY seguirá a su rollo.. tal vez incluso ellos puedan dividir la flota en dos sistemas complementarios, donde los grandes SSN (puede incluso que fusionados con los SSBN en una sola clase gracias a bichos como el tommy atómico) compartan cartel con AIP de grandes proporciones, algo similar a lo que contruye japón para actuar en el pacífico (si no yerro los SSK más grandes del mundo).

    Asistimos a una revolución técnica con importantes implicaciones doctrinales.

  24. Pero es una mejora brutal… para nosotros, respecto a la base de partida, no para EE. UU. que perdería capacidades. Para ellos, como he dicho, la pelea no es tan simple como la de los mares restringidos, sino que está siempre al otro lado de un océano, salvo en el caso del Caribe.

    Además, en otro orden de cosas, respecto a la revolución técnica de la que hablas, creo que es, precisamente, lo que más juega en contra de los SSK y su incorporación a la US Navy. Precisamente ellos están dando vueltas a multiplicar el número de plataformas autónomas y buena parte de ese proyecto pasa por contar con grandes SSN (sí, SSN/SSBN/SSGN todo en uno con el cargador de los Ohio o de tambor de los Virginia) que actúen de buques nodriza. Esto creo que sería imposible con los SSK, por mucho que crezcan a cotas como las de los S-80, los japoneses o los australianos, porque entre otras cosas, tendrán que recargar las baterías de todos esos sistemas autónomos utilizando energía que solo puede suministrar un reactor y necesitarán enormes reservas de espacio que van más allá de lo que puede acoger un SSK por más que se vaya a las 4.000 toneladas.

  25. Hola de nuevo, contesto aún sin haber leído la 6ª parte del artículo sobre los S-80. Con mi comentario (ojo a la entradilla… “puestos a fantasear”) pretendía abrir un debate que, creo existe en torno a la conveniencia, o no, de mantener en las grandes marinas únicamente el modelo de submarino nuclear, frente a la duplicidad de medios de contar con submarinos SSN y SSK (dejo de lado los SSGN y los SSBN por razones obvias).
    Los SSN han mostrado ciertos inconvenientes (tamaño, rumorosidad, maniobrabilidad…) para actuar en escenarios litorales y en mares confinados. A mi humilde entender son buques perfectos para escenarios como el Atlántico, el Índico y por supuesto el Pacífico, donde los grandes espacios y profundidades les permiten sacar partido a todo su potencial.
    La US Navy, creo, vive una encrucijada complicada de mantener si quiere seguir aspirando a una presencia global, teniendo en cuenta que le crecen los enanos con China, en parte (poco) con Rusia y a nivel de escenarios regionales con Países como Irán; empieza a ser evidente que le faltan unidades para acometer tantos focos calientes.

    En mi conjetura anterior no propiciaba una sustitución de los SSN por los SSK (ojo al futuro de estos cuando aúnen baterias de última generación -litio/grafeno- con sistemas AIP avanzados). Planteo una situación como ocurre ahora con el proyecto FFG(X) dónde establecen un escolta oceánico, polivalente y con bastante pegada pero con un coste unitario y operacional muy inferior a los de los últimos destructores de la clase Arleigh Burke FII y FIII que van a quedar enfocados más a escenarios de alta intensidad y la escolta de los grupos de combate de portaaviones.

    No estoy 100% al tanto de los costes entre un SSN Virginia y los, hasta ahora 1000 mill/€ de los S-80 pero creo que, con series numerosas se podrían construir varios S-80 por el coste de un único Virginia. Es un suponer pero creo que un virginia block IV ronda los 2400 mill de dolares, por lo que se podrían financiar en torno a 2,2 S-80. Al coste de 5 Virginias se podrían construir entre 12 y 14 S-80+. Ese número sería muy a tener en cuenta en zonas concretas (Báltico, mediterraneo, Golfo Pérsico) liberando a los SSN para otros escenarios y otras áreas más amplias y apropiadas.

    Todo esto es teorizar obviamente y seguro que se me escapan detalles clave, pero si ya hay debate con el tema Portaaviones vs “Baby carriers”, lo mismo que han pasado de hacer DDG’s 1000 y LCS a hacer FFG(X)’s podría suceder que empezaran a plantearse que no todo en el mundo submarino pasa por un reactor nuclear…

    Eso si, como bien dices Christian y ya insinué hace unos días, primero hay que ver cómo resultan los S-80+ y después soñar.

    P.D.: Por cierto, si no es la US Navy, ¿a quién se pueden referir con ese “contrato de enorme impacto”?

  26. Tengo muchísimas dudas al respecto. Un SSN Virginia puede parecer caro -y eso que han logrado reducir el precio bastante construyendo los cascos con menos secciones, entre otras cosas-, pero lo que debemos preguntarnos es caro para qué.

    Si has leído el número 1 de la revista, el artículo que escribí sobre la Third Offset Strategy, verás que EE. UU. está empeñado en ganar libertad estratégica, renunciando a las limitaciones que imponen las bases de ultramar. Estas, como sabemos, son especialmente vulnerables a los ataques por parte de los misiles enemigos -chinos, norcoreanos, rusos, iraníes…- y sin embargo, son imprescindibles para dar soporte, si lo que se quiere es utilizar SSK en operaciones litorales o en mares restringidos como el Mar de Japón o los mares de China.

    Porque hablamos de operaciones litorales, como he dicho, pero al otro lado de un océano inmenso y cada vez con menos bases logísticas y dependiendo más, por tanto, del seabasing por una parte y de su propia autonomía y resiliencia por otra. Convendremos que, en este aspecto, los SSK, por más que puedan alcanzar en el futuro los 30 días de autonomía en inmersión (no entro ya en temas como a qué velocidad o profundidad operativa), salen malparados respecto a los SSN/SSGN cuya única limitación práctica es la salud mental de sus tripulaciones, más que la autonomía de víveres.

    Así que, teniendo todo esto en mente, lo que los EE. UU. plantean es utilizar sistemas autónomos para la guerra litoral -al menos para las tareas más peligrosas-, en apoyo de los SSN. Ahí tenemos proyectos como el ACTUV, por ejemplo.

    Ahora bien, esto no descarta que en escenarios concretos -Mediterráneo, Caribe…- los SSK no fuesen una buena alternativa incluso para los EE. UU. Sin embargo, también está entre sus planes confiar cada vez más en los aliados para muchas tareas y, la verdad, no se me ocurre quién en el Caribe se iba a poner tonto.

    Hablamos sobre algunas de estas cosas, por cierto, en el número 3 de la revista, que sale esta semana…

    Por último, en lo que concierne a la noticia de El Confidencial Digital, no tengo opinión, porque es un rumor, solo eso y no merece la pena ilusionarse con ello.

  27. Leída la 6ª entrega me he quedado frío, no, lo siguiente con este tema. Alucinado estoy que aparezcan algunos claros en el horizonte y más convencido aún de que estos últimos rumores no son mas que cantos de sirena y globos sonda para aliviar la presión mediática.

    Solo queda, esperar y ver (y rezar quienes tengan fe)

  28. A ver, que yo no quiero desilusionar a nadie. De hecho, confío, por la cuenta que nos trae, en que el submarino tocará el agua a comienzos de la próxima década, como muy tarde y en que incluso sin AIP será una buena plataforma. Lo que pasa es que los antecedentes no invitan al optimismo, que conseguir eso -que sería de por sí un logro para un país novato en el diseño de submarinos- sabe a poco y que en última instancia, nos merecemos explicaciones y muchas acerca de en qué se ha gastado nuestro dinero y quienes son los responsables últimos de haber llegado a esta situación.

  29. No es desilusión, ni mucho menos; pensar en los 4 S-80 surcando mediterráneo y atlántico me fascina. Es más bien estupor al pensar lo que se está consiguiendo tras muchas penosidades, falta de programación y de previsión, intereses ocultos, falta de planes tecnológicos e industriales adecuados y una autocomplacencia desdemesurada en muchos momentos. De haberse tenido una adecuada planificación, de haber tenido menos ingerencias, cabezonerías, procesos productivos modernos y actuales, posiblemente estaríamos ya en un escenario distinto.

    Soy consciente del escenario económico que se ha atravesado en los últimos 11 años; entiendo quizá a los trabajadores (antiguos y acomodados del astillero) aunque no comparta su actitud. Pero lo que no entiendo es lo que ha pasado en las altas esferas del MD, la AE y la propia Navantia.

    Es un milagro que se esté llegando al final (aparentemente) del tunel. Y espero que esta nefasta experiencia sirva para abrir los ojos a unos y otros y lleve a Navantia Cartagena a otro plano industrial y profesional, porque dudo mucho siquiera que perdure mucho tiempo si las cosas siguen así.

  30. Respecto a la valoración que haces acerca de la “renuncia” a las bases fijas en beneficio del SeaBasing por la US Navy, creo que es perfectamente compatible si se planifica bien. Me explico, mi planteamiento no es para el teatro chino, tampoco para el Ruso tanto atlántico como pacífico (salvo en el báltico), va enfocado a mares confinados (Mediterráneo, Báltico, Mar Negro, Golfo Pérsico e incluso la salida de este al ïndico). En esas zonas Buques de apoyo adaptados especialmente pueden podrían establecer bases transitorias móbiles y temporales en “puertos amigos” en los que dar soporte a los SSK. Prescindiendo de bases fijas más vulnerables. Esto es solo un planteamiento tanto como el de los propios SSK claro. Un SSK moderno puede llegar a operar 15-20 días en inmersión sin problemas, lo que en muchas zonas es más que suficiente y muchos tienen una autonomía que les permite grandes traslados eso si comprometiendo su discrección claro. De la misma manera que la US Navy mantiene destacamentos de SSN en determinadas zonas se podrían establecer de SSK pero escogiendo bien dónde y de qué manera.

    Yo no veo demasiado complicado establecer algo así, pero claro la US Navy vive en un mundo paralelo. Eso si, mucho dinero le tienen que meter los próximos años para lograr esa Navy de 355 buques (ojo, es aumentar números globales además de acometer las sustituciones que se les avecinan) si mantienen los planteamientos actuales. Igual tienen que empezar a echarle más imaginación al tema.

    En cuanto a lo de “tirar más de los Aliados”… En lo referente a este tema, e incluso a la propia AE, me remito solo a vuestro artículo “la Debacle del arma submarina en Europa”. ¿De quienes, dentro de la OTAN va a tirar? EE.UU si quiere mantener su estatus mundial actual tendrá que hacerlo por si mismo (y Europa deberá tomar nota).

  31. Sobre lo que comentas, Carcelen he de decir, en primer lugar que no es un milagro que el S-80 salga adelante, salvo que el hecho de que las autoridades hayan decidido invertir cerca de 4.000 millones de euros en lugar de tirar por la borda un trabajo de décadas pueda considerarse como tal.

    Respecto al tema de los EE. UU. los SSN y demás, sigo sin verlo. Al final, haciendo la cuenta de la vieja, te va lo comido por lo servidor y con los SSN te ahorras esas bases y sigues teniendo notables ventajas como el desplazamiento, la autonomía ilimitada, la capacidad de dar servicio o hacer de nodriza de un número de buques autónomos mayor o el hecho de que su tamaño permite montar el cargador en revolver. Y eso manteniendo la discreción en todo momento lo que, de por sí, es una ventaja fundamental ya que no da pistas sobre la dirección del despliegue.

    Por otra parte, lo de la Navy de los 355 buques no creo que nadie lo tome en serio ya. Lo que sí veremos será una USN de 400 o 500 buques… teniendo en cuenta que, al menos la mitad de ellos serán autónomos. Y estoy hablando de dentro de 10 o 15 años, no de 50.

    Respecto a lo de tirar de los aliados, creo que no se ha entendido bien. Lo explico un poco más en el número 3 pero, grosso modo, se refiere a utilizar a los aliados para todas las tareas que no son puramente de combate (policía, control del mar, líneas de comunicación…) para que la US Navy se pueda volver a centrar en el combate.

Leave a Reply