Boeing y Lockheed Martin presentan sus primeros diseños de avión hipersónico

Boeing y Lockheed Martin presentan sus primeros diseños de avión hipersónico

Propuesta de Boeing para un avión hipersónico. Foto - Guy Norris.
Propuesta de Boeing para un avión hipersónico. Foto - Guy Norris.

Boeing y Lockheed Martin han presentado en las últimas semanas sus primeros diseños de avión hipersónico. La presentación de Boeing tuvo lugar en el foro SciTech del Instituto Estadounidense de Aeronáutica y Astronáutica en Orlando, Florida. El diseño del modelo de Boeing es muy similar al concepto en el que está trabajando su rival Lockheed Martin y muestra un avión de reconocimiento y ataque hipersónico destinado a reemplazar al famoso SR-71 Blackbird.

El diseño está en una fase inicial y todavía no se ha aprobado su producción. En la maqueta presentada en el foro SciTech se puede ver un aparato con una configuración de ala delta de doble cola. Si finalmente se decide aprobar la construcción de un modelo funcional, este paso se realizará en dos etapas. En la primera, un modelo a escala dotado de un solo motor permitirá realizar las primeras pruebas de vuelo y testar las capacidades del diseño y su seguridad. En la segunda fase se construiría un modelo a tamaño real dotado con dos motores.

Con la presentación de este diseño, Boeing va un paso más allá de lo logrado hasta ahora con los aviones experimentales X-43 y X-51 Waverider, que fueron aparatos hipersónicos no tripulados. El X-51 rompió el récord de vuelo hipersónico cuando voló a Mach 5.1 durante tres minutos y medio antes de quedarse sin combustible y estrellarse contra el Océano Pacífico el 1 de mayo de 2013. La gran diferencia es que el X-51 era un pequeño vehículo de prueba lanzado desde un B-52 Stratofortress mientras que lo que ahora se persigue es crear un aparato tripulado y 100 por 100 funcional.

Propuesta de avión hipersónico presentada por Lockheed Martin
Propuesta de avión hipersónico presentada por Lockheed Martin

Para abordar este problema, Boeing y Lockheed Martin están estudiando diversas posibilidades de motorización en colaboración con las empresas Orbital ATK y Aerojet Rocketdyne, respectivamente. La propuesta que parece tener más visos de materializarse se basa en el empleo de turborreactores convencionales para alcanzar velocidades de hasta aproximadamente Mach 3, el límite para estos y, a partir de ahí, confiar en un scramjet. Este último necesita superar esa barrera de Mach 3 para funcionar correctamente y se cree que puede llevar al aparato más allá de mach 5. A partir de ahí, el avión necesitaría hacer una transición de regreso al turborreactor para disminuir la velocidad y aterrizar.

Por el momento, el diseño de Boeing está prácticamente en pañales. Mientras tanto, el diseño de Lockheed Martin fue descubierto en Palmdale, California, cerca de la planta de la Fuerza Aérea en donde se prueban los conocidos Skunk Works de Lockheed. En su propuesta, Lockheed se basa también en un motor combinado TBCC, financiado por el programa Advanced Full Range Engine (AFRE) de DARPA, así como por la NASA y el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de los EE. UU. que, en cualquier caso, no parece estar mucho más avanzado que el de Boeing.

No obstante lo anterior, Lockheed espera volar un demostrador a escala monomotor conocido como Vehículo de Investigación de Vuelo durante la próxima década, lo que implica, por pura lógica de mercado, que Boeing está obligado a igualar o superar el calendario de pruebas de su máximo rival, si no quiere quedarse atrás en la carrera por diseñar los aviones del futuro que serán, si o sí, aviones hipersónicos.

 

Acerca de Redacción Ejércitos 1128 Articles

Redacción Revista Digital Ejércitos sobre Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas.

Be the first to comment

Leave a Reply