Drones civiles para ataques militares y terroristas

Drones civiles para ataques militares y terroristas

Dron capturado por los rusos en Himeimim.
Dron capturado por los rusos en Himeimim.

A lo largo de la guerra civil siria y el conflicto con Daesh en Iraq ha surgido un número creciente de actores con la capacidad de emplear drones civiles con fines militares. A lo largo de estos años el uso de los drones ha ido evolucionando hasta alcanzar un gran nivel de complejidad y sofisticación, hasta el punto de que ha llegado el momento de empezar a hablar de flotas de drones que hacen las veces de pequeñas fuerzas aéreas para algunos actores no estatales y que les permiten llevar a cabo ataques de precisión.

 

*

 

La historia del empleo de los drones civiles en Siria con objetivos militares sigue un camino paralelo al de la propia aviación militar. Al igual que ocurriera en esta, el primer empleo de drones civiles estuvo orientado a las tareas de reconocimiento y la corrección del tiro de la artillería. Pocos años después, no obstante, se empezaron a armar a los drones, tanto de ala rotatoria como a los de ala fija y a realizar con ellos ataques cada vez más precisos y en algunos casos, sorprendentes.

El potencial de estos pájaros ha sido demostrado en la batalla de Mosul en la que incluso algunos Humvees y M1 Abrams resultaron destruidos o severamente dañados cuando drones de ala rotatoria les arrojaron bombas desde 100 metros de altura con una notable precisión. El primer ataque coordinado de envergadura que nos consta fue realizado por Daesh contra el estadio de Deir ez Zor. En dicha instalación, los oficialistas habían creado un depósito logístico de municiones y combustible que fue atacado y destruido.

Daños causados a un Su-24 durante el ataque.
Daños causados a un Su-24 durante el ataque.

Sin embargo los hechos más graves se han producido entre el 31 de diciembre y la primera semana de enero de 2017 cuando la base aérea rusa de Himeimim, en Siria, ha sido atacada por sucesivas oleadas de aparatos que han cosechado un cierto éxito: el 31 de diciembre según el reportero de guerra ruso actualmente en Siria, Roman Saponkov, seis Su-24, un Su-35, un An-72 y un An-30 fueron dañados. De hecho, se cree que aquel mismo día dos soldados rusos murieron a causa de los ataques con drones.

Todo lo anterior arroja serias dudas a cerca de la amenaza que representan los drones civiles armados y es que el problema se encuentra en el hecho de que los drones tienen varios sistemas de guía para los que hay que tener emplazados previamente, en el área a defender, sistemas EW y AA para poder derribarlos con garantías, teniendo en cuenta siempre su pequeño tamaño y tipo de materiales empleados en su construcción, que los hace muy difíciles de detectar. Un dron civil puede tener hasta tres sistemas de guía diferentes, a saber:

  • Radiofrecuencia: Es el más típico y consiste en que un piloto controle el dron empleando una frecuencia concreta de radio. Este es el tipo de guía más fácil de interferir.
  • GPS: este es un sistema de guía autónomo que permite al dron desplazarse sin necesidad que un ser humano lo supervise. Eso sí, necesita recibir los datos por vía satelital, por lo que también Es vulnerable a los equipos de guerra electrónica, aunque en menor medida que los anteriores.
  • Inercial: En algunos drones civiles se puede preprogramar la ruta en base a una serie de datos y puntos de control a lo largo de la misma. De esta forma se le proporcionan datos como la altura, distancia, velocidad y orientación que debe seguir. Además, con la posibilidad de diseñar una ruta tan compleja como se desee para que el dron no vaya directamente hacia el objetivo. Los puntos de control permitirán hacer cambios de rumbo, velocidad o altura cuando haya pasado un tiempo determinado o el dron haya avanzado una cierta distancia. En principio este sistema no es interferible, aunque su precisión depende mucho de la calidad del propio dron, así como de las condiciones climatológicas, ya que fenómenos como un fuerte viento pueden causar desviaciones importantes en aparatos tan ligeros.

 

Tanto el sistema GPS como el inercial permiten programar el momento exacto en el que el drone debe soltar su carga explosiva (o de otro tipo, posibilidad que aterra a los expertos en seguridad occidentales) y que, generalmente, coincide con el final de su ruta, pues son misiones en su mayor parte suicidas.

Mientras sean drones civiles, en tanto en cuanto estos se mueven en una serie de bandas de frecuencia predecibles y fáciles de interferir, no deberían representar un mayor problema. Caso aparte y mucho más problemático, es el de los drones guiados por sistemas inerciales o mediante GPS, sobre todo si se pueden prever con exactitud las condiciones meterológicas.

Drone Phantom 3.
Drone Phantom 3.

Adquirir un dron en el mercado civil es barato y está exento de licencias, por lo que cualquiera puede comprarlo. Algunos de los más populares son los de fabricación china, como el cuadricóptero Phantom o el ala voladora Skywalker. Por ejemplo el Phantom 3 cuenta con una cámara HD de 720 pp, tiene una autonomía de 25 minutos de vuelo, y cuenta con la capacidad de pararse en el aire como un helicóptero y en Amazon se puede adquirir por 499 dólares, aunque en ciertos países se puede adquirir por mucho menos dinero. Además, alguien con conocimientos suficientes o mucho ingenio puede montar su propio dron por un precio inferior a 300 dólares y con capacidades superiores a las de los modelos de los que hemos hablado. Es decir, que estamos ante una tecnología muy accesible.

En el caso del ataque sobre Himeimim, los atacantes se encontraron con que la mayoría de drones civiles que podían adquirir carecían de la autonomía necesaria para realizar los 40 Km de viaje desde territorio rebelde hasta la base aérea. Esto nos les frenó, sino que agudizó su ingenio al punto de diseñar nuevos drones aligerando el peso al máximo: las hélices de metal y el tren de aterrizaje se sustituyeron por otros de madera. La carcasa original se sustituyó por poliespán y cinta americana y se diseñaron exprofeso municiones compuestas de polietileno de alta densidad, basadas en algunos modelos utilizados por Daesh. El resultado era un avión de 1 x 1 metro y capacidad para llevar ocho cargas como las descritas y, por lo tanto, de causar notable daño.

Acerca de Yago Rodríguez Rodríguez 15 Articles

Analista de conflictos en Oriente Próximo, ha colaborado con la empresa Armament Research Services (ARES). Autor del libro “Análisis de las relaciones de defensa entre España y países de la península arábiga”.

11 Comments

  1. La señal GPS es también fácil de interferir (no solo la señal RF de control), bien jamming (perturbación y degradación por ruido) e incluso spoofing (suplantación), y alejar el drone cientos de metros o impedir que utilice su GPS a muchos kms, muchos.

    Con guía inercial en un drone comercial como los descritos hay que ser sumamente afortunado para darle a un avión o una batería antiaérea a 40 km de distancia, ya no digamos a 9. Casi me preocuparía más que invirtieran el coste de los sistemas RPA en el sorteo del euromillón.

    La señal de RC de un sistema comercial como los descritos es también relativamente fácil de perturbar y de suplantar, ya que no va codificada, ni utiliza salto ni en frecuencia ni en código. Otro tipo de sistemas son más “resilientes” que el GPS, no al revés.

    Lo de que una potencia extranjera haya interferido los propios sistemas de EW que protegen la base roza la ciencia ficción (dependiendo de a lo que nos refiramos, lo transpasa).

    Lo más probable y plausible es que, simple y llanamente, los rusos no estuvieran preparados. Los sistemas requieren sus tiempos de parada y mantenimiento, así como sus tiempos de arranque y entrada en funcionamiento. Las personas, también.

    No entiendo lo de diseñar nuevos sistemas antiaereos de 5,56mm de calibre e inferior! ¿Qué alcance pretendemos que tenga? ¿Daño? ¿Por qué no utilizar la artillería antiaérea que ya existe y caía en desuso, o desarrollar similar modernizada?

    Coincido con Six8, sistemas del tipo C-RAM y similares serían muy útiles; sin olvidar la EW (EA y ESM ELINT), y los refugios, naturalmente.

    • Lo más interesante de este ataque es que es de los primeros y, probablemente haya más de propaganda que de otra cosa. Pero debe ponernos sobre alerta porque en nuestras ciudades difícilmente vamos a instalar ningún sistema de defensa contra éstos ingenios y porque no los terroristas pero sí otras potencias atacarán más pronto que tarde con enjambres.

    • Entre la radiofrecuencia usada por estos drones comerciales y el GPS que también pueden usar entiendo que es algo más difícil de interferir el GPS, aunque obviamente ninguno es muy difícil para un ejército profesional.

      La base aérea de Himeimim obviamente tiene que tener unas defensas de GE importantes y más aún contra los rudimentarios sistemas que usan este tipo de drones, de hecho se de buena tinta que si tu vas con tu móvil cerca de la base se te queda completamente inhibido y en ese sentido, es extraño que estos drones tan básicos hayan conseguido sus objetivos, y no se me ocurren muchas respuestas para explicar que estos ataques hayan tenido tanto éxito.

      El problema es que hablamos de cacharros extremadamente pequeños para los que hace falta una tasa de disparo muy alta sin necesidad de mucha penetración o alcance, una ZPU-4, que sería el AA más eficiente dispara a 2.400 dpm y tiene un alcance de 3-4 Km , pero con el tamaño de algunos de estos drones difícilmente se verá el objetivo hasta que esté a 1 Km o así, además de que un cartucho de por ejemplo el .50 es como matar moscas a cañonazos, por eso entiendo que un montaje cuádruple con unas ópticas magnificadas, una tasa de disparo muy alta y un cartucho diseñado para 1-1,5 Km como mucho podría ser útil contra este tipo de ataques, ya que permitiría derribar drones a un coste admisible, con un entrenamiento fácil de completar y sin necesidad de desplegar equipos con radares de alta frecuencia o sistemas electro-ópticos automatizados que son muy caros.

      Desconozco las capacidades de un buen sistema de guía inercial, obviamente imagino que no serán muy allá, pero aún así ya digo que se podrían programar para que se dirijan autonomamente hasta el blanco y cuando estén a unos centenares de metros un operador tome el control, lo que reduciría el tiempo de reacción de las unidades de GE. Aún con todo entiendo que es discutible.

      El hecho es que varios aviones han sido dañados a un coste ridículo, y a una distancia muy importante tras el frente han sido capaces de atacar una base aérea fundamental para los rusos.

      Al margen del suceso en si, lo cierto es que ante estas baratas armas cualquier instalación sin una serie de defensas estará sumamente expuesta, lo que obligará a gastar mucho dinero en protegerse en muchos lugares, hemos visto M1 Abrams y Humvees destruidos, hombres de las fuerzas especiales gravemente heridos e incluso un gran depósito de suministros completamente destruido y todo ello a un coste ridículo y en una fase primitiva de esta nueva arma.

      Un saludo

  2. Saludos, algunas consideraciones al respecto de los ataques a la bases de las fuerzas armadas de la Federación Rusa en Siria:
    – respecto a los ataques realizados los días 5 al 6 de enero de 2018, contra las bases aérea de Hmeymim y el Puerto Naval de Tartus, estas fueron realizados por drones civiles armados, 13 aparatos en total, según las declaraciones del Ministerio de la Defensa, 7 aviones no tripulados fueron destruidos por los sistemas de misiles antiaéreos Pantsir-S1, 6 con el uso de medios de guerra electrónico fueron controlados y aterrizados en puntos específicos. Al mismo tiempo, 3 drones durante el aterrizaje fueron destruidos como resultado de la explosión de municiones que portaban, ninguno de estos aparatos logro llegar a su objetivo y realizar ataque.
    – el ataque realizado el 31 de diciembre de 2017, no se realizó por medio de ningún tipo de drone civil, se trató según la misma fuente (El Ministerio de la Defensa), de un ataque con fuego de mortero, efectivamente este ataque impacto solo dos aviones Sukhoi Su-24, ambos aparatos con daños menores, hasta la fecha no se ha reportado o visto material fotográfico que corrobore el daño de los aparatos restantes (4 Su-24, 1 Su-35, 1 An-30 y 1 An-72) indicados por la fuente que mencionas, ninguna otra fuente diferente al Ministerio oficialmente mencionó, indicó o corroboró la destrucción o daño de estos otros aparatos mencionados.
    – Respecto a los dos pilotos muertos, el incidente especifico sucedió el 31 de diciembre de 2017, cuando un helicóptero Mil Mi-24 se estrelló a unos 15 kms de la base aérea en Hama, por un fallo técnico, los dos ocupantes murieron.
    – Por las fechas hay un tercer incidente, ocurrido el 27 de diciembre de 2017, Los sistemas de defensa Pantsir-S1 de la base aérea rusa de Hmeymim previnieron un ataque con cohetes contra la instalación, específicamente 3 unidades fueron lanzadas, dos interceptadas, de las cuales hay material fotográfico y una tercera impacto lejos del objetivo, el ataque procedía del territorio de la provincia de Idlib, controlada por la oposición armada.
    Acá dejo estas acotaciones para ilustrar un poco más las situaciones acontecidas y poder puntualizar los detalles referentes a estos ataques mencionados.

    • Con todo mi respeto teniendo en cuenta que las posiciones rebeldes están a varias decenas de kilómetros lo del ataque con morteros nunca ha tenido mucho sentido aparte de que en las primeras noticias se hablaba de “una especie” de ataque con morteros, y viendo lo que ha ocurrido estos días a mi modo de ver todo apunta a los drones.

      El Ministerio de Defensa de Rusia dista de ser transparente y objetivo, de hecho si no recuerdo mal también decían que sólo veintipico de los cincuentaypico Tomahawk lanzados por EEUU a Sheteytat habían alcanzado su objetivo, cosa bastante falsa, y esto no es para nada un ejemplo aislado.

      Al margen de la eficacia probada de los ataques, aunque sólo hubieran dañado un avión, ya supondría una amenaza y un hecho muy a tener en cuenta.

      Un saludo

  3. Sinceramente, a mí no me parece que se pueda hablar de ataque en enjambre. No había ningún tipo de conexión entre los drones. Atacaban en grupo, sí, pero no había intercambio de información entre ellos ni nada remotamente parecido y, en el futuro próximo, veo complicado que fuerzas insurgentes puedan conseguir algo así, que requiere de un desarrollo importante en cuanto a IA. Ahora bien, ataques como el que se cuenta en el artículo vamos a ver posiblemente cada vez más y son algo a tener en cuenta no tanto en escenarios bélicos, en donde como los rusos, cabe la posibilidad de defenderse, como en nuestras ciudades, en donde es imposible defender todos los posibles objetivos. Me parece un tema súmamente interesante.

    De hecho, como anécdota, conozco a una persona que fue interrogada por la Guardia Civil -hablo de principios de los 70- por sobrevolar con un aparato R/C el Palacio de Ayete en San Sebastián. Este, era la residencia de verano de Franco y en plena paranoia con el terrorismo etarra se consideraba ya entonces que un ataque mediante un avión de aeromodelismo era algo a tener en cuenta y que la posibilidad de introducir uno por una ventana del palacio cargado con algo de explosivo no era una broma.

    De hecho siempre he pensado que hemos tardado demasiado en ver esta posibilidad, pero también es cierto que, con la generalización de los drones y la posibilidad, por ejemplo, de las rutas preprogramadas, el abanico de posibilidades es mucho mayor. Lo otro requería una experiencia enorme y esos tienen licencia y están más o menos controlados, algo que vamos a ver tarde o temprano con los drones.

Leave a Reply