¿Tiene sentido integrar Sistemas de Protección Activa en los Leopard 2E?

¿Tiene sentido integrar Sistemas de Protección Activa en los Leopard 2E?

Leopardo 2E en acción
Leopardo 2E en acción

Tras los recientes sucesos relativos a la destrucción de carros de combate Leopard 2A4 en Siria, de M1 Abrams en Yemen e Iraq o de T-90 también en Siria ha surgido la gran pregunta, ¿hace falta introducir Sistemas de Protección Activa pesados en nuestros Leopardo 2E?

Cuando echamos la vista atrás en la historia de la guerra acorazada, vemos que en la lucha flecha-escudo lo que se podía considerar como el “equilibrio perfecto” era un diseño en el que los carros de combate fueran más o menos invulnerables en el arco frontal, aunque el resto de las zonas el blindaje no fuese tan fuerte por motivos de simple coste de oportunidad.

La llegada de los proyectiles de carga hueca, los RPG, los CSR y los ATGM, con el sistema de guiado preciso SACLOS rompieron el equilibrio entre el la flecha y el escudo y durante las últimas décadas ni siquiera los carros más pesados estaban protegidos en su zona frontal contra los misiles contracarro más potentes. Sin embargo, la amenaza acuciante de estos ingenios impulsó a su vez la inventiva de los diseñadores, que con el tiempo han creado diversas soluciones para evitar la obsolescencia del carro de combate.

ATGM Konkurs de diseño y fabricación rusos
ATGM Konkurs de diseño y fabricación rusos

Nacen así los blindajes blandos, los blindajes energéticos y los no-energéticos, inventos como las protecciones de rejilla, los blindajes compuestos e incluso los APS (Active Protection Systems o Sistemas de Protección Activa) ligeros (aquellos capaces de perturbar e interferir) y los APS pesados (capaces de destruir proyectiles). De hecho, el nuevo carro ruso T-14 Armata, el último diseño de carro de combate nacido en un país con gran tradición en el diseño de estos sistemas, incluye a todos los anteriores e incluso es capaz de detonar automáticamente su blindaje explosivo gracias a un ordenador que calcula el mejor momento para destruir el proyectil enemigo, como explicamos en este artículo.

Está claro que hoy día la situación favorece al carro de combate, hasta el punto de que hemos visto como un M-60T Sabra turco, que no es más que un vetusto Patton israelí -extremadamente mejorado, eso sí- fue capaz de resistir en su zona frontal al misil ruso más potente, el 9M133 Kornet.

A pesar de esta clara ventaja, cuando vemos a nuestros -si se me permite la expresión, queridos- Leopard 2A4 siendo destruidos y, de hecho, aniquilados hasta el último tornillo por impactos de misiles Konkurs rápidamente nos llevamos las manos a la cabeza, clamando por la compra inmediata de un Sistema de Protección Activa que evite su destrucción en caso de guerra.

En realidad lo que buscamos según parece ya no es que los carros de combate estén protejidos “solo” en la zona frontal. Al contrario, nos hemos metido de lleno en la búsqueda de un imposible: Una burbuja impenetrable y perfecta que jamás lograremos. Esto implica proteger no solo los flancos, sino también la parte superior y la trasera de los carros, algo prácticamente inalcanzable a base de añadir blindaje, por lo que, finalmente, se nos llena la boca de la palabra APS, que parece una especie de solución mágina a todas las vulnerabilidades de los carros de combate presentes y futuros.

Ciertamente, nuestros Leopardo 2E habrían sufrido el mismo destino que los Leopard 2A4 turcos, ya que todos y cada uno de los carros que han sido inutilizados o destruidos en la intervención turca en Siria lo fueron por impactos en zonas en las que el Leopardo 2E tampoco tiene blindaje añadido. Como comprobarán nuestros lectores en el próximo número de la revista Ejércitos, que saldrá a la venta en Marzo.

Revista Ejércitos - Portada del Número 2
Revista Ejércitos – Portada del Número 2

Por supuesto, también cabría preguntarse si aquellos impactos recibidos por los carros turcos no se debieron más a la falta de pericia o a la mala coordinación entre los propios carristas turcos y el Ejército Libre Sirio. Del mismo modo, cabe igualmente preguntarse, abandonando todo prejuicio, si nuestro Ejército podría haber cometido esos mismos errores en semejantes circunstancias.

El problema de fondo es que nuestros Leopard 2, con sus 62,5 toneladas, al igual que otros carros occidentales como sucede con las últimas versiones del Abrams, ya son demasiado “fofos” como para meterles más peso. Además, la mayor parte de los APS modernos tienen más debilidades de las que aparentan, como una escasa persistencia. Eso por no hablar de que su activación puede delatar al vehículo, de que tienen muchos ángulos muertos o de que requieren de entrenamiento ad hoc y que no protegen contra la munición cinética. Por encima de todo, la siguiente generación de misiles contracarro va a atacar desde arriba y los APS en servicio o todavía no son capaces de enfrentar a esta amenaza, así que ¿hasta que punto sería una buena inversión adquirir estos sistemas en lugar de esperar a que se desarrolle algo mejor?

Algunas de las mejoras estudiadas para el “Abrams”.
Algunas de las mejoras estudiadas para el “Abrams”.

Una pregunta más: ¿Hasta donde pensamos engordar a nuestros Leopardo antes de que seamos incapaces de desplegarlos allí en donde nos podrían hacer falta de verdad? En mi humilde opinión, la plataforma Leopard 2 ya ha llegado a su límite de actualización con la versión 2E -incluso a pesar de que haya desarrollos más recientes- y liarnos ahora a montar un APS, salvo que nos las veamos muy mal, podría ser un error.

Si en vez obsesionarnos con los sistemas de protección activa colocamos rejillas, una RWS, un receptor o un radar de onda corta para detectar amenazas y maniobrar y acompañamos los carros con drones de un par de kilos que den información sobre el entorno inmediato, estaríamos haciendo una inversión más inteligente, asequible y realista para los presupuestos actuales.

 

Acerca de Yago Rodríguez Rodríguez 25 Articles
Analista de conflictos en Oriente Próximo, es la persona que está detrás del Blog Mister X. Ha colaborado con la empresa Armament Research Services (ARES) y es autor de numerosos artículos en diversos medios, así como del libro "Análisis de las relaciones de defensa entre España y países de la península arábiga".

3 Comments

  1. Pues difiero de la opinión de Yago, tiene todo el sentido del mundo. Si hay algo que permite el APS es incrementar la protección sin añadir mucho peso extra, y en España equipar a los más de 200 LE del ejército saldría por el costo de 10-12 carros. La cuestión no es sí algún día incorporarán el APS sino cuando y ver priorides. No es solo la APS incrementa la capacidad de supervivencia del tanque, también aumenta su letalidad. Quién dispara primero suele ganar el combate pues bueno, igual eso ya no es verdad. Aunque un tanque sin APS sobreviva al impacto de un misil/proyectil, muchos de los sistemas electrónicos, estaciones remotas, sistemas de de visión/tiro etc… resultarían dañados, haciendo que el tanque no pudiera responder. El APS protege esos sistemas y es más, detecta la dirección de procedencia del misil/proyectil, facilitando la respuesta. Los APS ya empiezan a estar suficientemente maduros para empezar a ser incorporados (Trophy+Iron Fist) protección 360 grados y también contra proyectiles cinéticos (y aunque no lo fuesen, es como decir que un CIWS es inútil en un barco porque no protege contra torpedos). No se trata de crear burbujas perfectas, nada va a ser perfecto, pero sí que sean lo más perfectas posibles.

  2. Desde mi punto de vista, siempre que los medios de agresión a un carro blindado mejoran, la protección a los mismos debe mejorar para evitar ser destruido. No olvidemos que un carro de combate es carísimo (comparado con la mayor parte de posibles enemigos), además de las vidas de la tripulación. Estamos viendo como los kurdos destruyen Leopards turcos.

    Ahora bien, invertimos en investigación, como se hizo en los 80 con el SABBLiR (Blindaje Reactivo de Santa Bárbara, para en principio los AMX-30). Pese a ser una opción barata para mejorar las defensas de los carros, no se llegó a implementar. Entiendo que no se incorpore a todos los vehículos, pero debemos tener esta posibilidad a mano, sobre todo cuando enviamos a nuestros soldados fuera del país.

Leave a Reply

No apps configured. Please contact your administrator.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.