Rumanía adquirirá tres submarinos y cuatro corbetas para reforzar su presencia en el Mar Negro

Rumanía adquirirá tres submarinos y cuatro corbetas para reforzar su presencia en el Mar Negro

Submarino Delfinul, de la clase Kilo. La única unidad con que cuenta la armada de Rumanía
Submarino Delfinul, de la clase Kilo. La única unidad con que cuenta la armada de Rumanía

Rumanía adquirirá tres submarinos y cuatro corbetas para reforzar su presencia en el Mar Negro. Al menos, esta es la intención del ministro de Defensa rumano, Mihai Fifor. Como parte de sus planes de modernización militar, Rumanía pretende hacerse con hasta cuatro corbetas de la clase SIGMA, cuya construcción ya ha comenzado, proyecto que le supondrá un desembolso de hasta 1.100 millones de dólares hasta el año 2020.

Como el propio ministro ha explicado en rueda de prensa, durante este año 2018, las compras militares de Rumanía se centrarán en reforzar su Armada, venida a menos desde la disolución de la Unión Soviética y que apenas cuenta con tres fragatas (dos Type 22 y una de la clase Mărășești) y siete corbetas (cuatro de las clases Tetal I y II y tres de la clase Zborul), así como tres lanchas rápidas y cinco buques de guerra de minas, además de un único submarino de la clase Kilo.

Portada Ejércitos 1 Slider
Revista Ejércitos – Número 1. Ya disponible en kioskos y librerías o a través de nuestra tienda online.

Todo después de apuntalar en los últimos meses su Ejército de Tierra con la compra de 227 blindados Piranha V a GDELS y de pactar la compra tanto de lanzacohetes HIMARS como de baterías antiaéreas Patriot, en el marco de un gran esfuerzo nacional por garantizar su seguridad frente a la amenaza planteada por Rusia.

Aunque los planes para reforzar la flota de superficie ya se conocían, ha sorprendido la intención de recuperar un arma -la submarina- que consta ahora mismo de una única unidad, el Delfinul, de la que se desconoce su operatividad exacta. Según los informes, este submarino fue retirado del servicio hace años y actualmente se utiliza con fines de entrenamiento, con la idea de mantener activas a las tripulaciones y no perder por completo la oportunidad de manejar estos ingenios.

En este sentido,  el vicealmirante Alexandru Mirsu, jefe de las Fuerzas Navales rumanas aseguró que su país necesitaba de al menos tres submarinos para garantizar las capacidades operativas de de la armada en el Mar Negro, ya que el único submarino de la clase Kilo con que cuentan, incluso en el caso de poder recuperarse para el servicio, no satisfaría esa necesidad.

Corbeta Clase SIGMA. Fuente: Wikipedia.
Corbeta Clase SIGMA. Fuente: Wikipedia.

Aunque no podemos confirmar la cifra exacta, algunas voces apuntan a un presupuesto de alrededor de 1.600 millones de dólares para el programa submarino, aunque queda por saber si la cantidad está destinada a la construcción de los buques o incluye el coste de ciclo de vida, armamento y demás.

Históricamente, el país de los Cárpatos ha oscilado entre proveedores alemanes y rusos, amén de británicos. Aunque buena parte de su material continúa siendo de procedencia rusa, no parece que en el actual momento de tensión entre ambos países esta vaya a ser la opción elegida, por lo que está por ver si recurre a material occidental de nuevo cuño (muy caro para el presupuesto que manejan) o si, por el contrario, recurre a unidades de segunda mano o procedencias más exótica como China, que recientemente ha presentado nuevos modelos de submarinos para la exportación que se adaptarían a las necesidades rumanas.

Acerca de Redacción Ejércitos 1215 Articles
Redacción Revista Digital Ejércitos sobre Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas.

5 Comments

  1. Siempre será un problema económico cualquier programa nuevo de submarinos. Por eso decía que Berlín y París se llevarán el gato al agua, porque EEUU no hace convencionales que si no… Pero hay que ser optimistas y pensar que para una licitación de submarinos que se abre en Europa podamos tener una pequeña oportunidad

  2. Si fuese un país con costas a un océano, bueno. Pero no creo que aspiren a hacer despliegues más allá del propio Mar Negro y del Mediterráneo Oriental. Para eso no necesitan submarinos grandes, al contrario. El problema del S-80 es que por el momento, aparte de no estar en servicio, solo ofrece un producto y no una gama de productos. Estos son carne de Scorpene.

Leave a Reply