En torno al futuro del Sáhara Occidental

En torno al futuro del Sáhara Occidental

Fuerzas del Ejército Saharaui
Fuerzas del Ejército Saharaui. Fuente: Poemario por un Sáhara Libre.

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, divulgada ayer 27 de febrero, dictamina que el Acuerdo Pesquero entre la UE y Marruecos no se aplique al Sahara Occidental ya que dicha zona no forma parte del Reino de Marruecos. En concreto, la institución de Luxemburgo considera que el territorio Reino de Marruecos no incluye el Sahara Occidental ocupado en su mayor parte por Rabat.

Por otra parte, el pasado día 23, el Tribunal Supremo de la provincia sudafricana de El Cabo se pronunció a favor de la RASD en un pleito que dirimía la propiedad de un cargamento de 54.000 toneladas de fosfato que habían sido extraidos en el Sahara Occidental por empresas marroquíes. Es decir, dicho Tribunal dictaminó que dicho cargamento pertenecía a la RASD.

 

*

 

Es verdad que los fallos de ambos Tribunales proporcionan una victoria moral y política a la RASD ya que defienden claramente el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, como así está reconocido en diferentes resoluciones de las Naciones Unidas, pero también es cierto que la situación actual de la cuestión del Sahara Occidental se encuentra ante una gran incertidumbre.

El 12 del pasado mes de enero se cumplieron 42 años desde que los últimos soldados españoles dejaron el Sahara Occidental después de casi un siglo de historia colonial española en este territorio africano. La última decena de representantes de nuestro Ejército salieron el mencionado día en un vuelo desde el aeropuerto de Villa Cisneros hacia Las Palmas a bordo de un Aviocar T-12  del Ejército del Aire.

Lo cierto es que en estas largas cuatro décadas la comunidad internacional ha prestado poca atención al conflicto existente en el Sahara Occidental que enfrenta al gobierno de  Marruecos, que controla el 80% del territorio, con el de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), que controla el 20% restante fronterizo con Argelia y Mauritania.

Bandera de la República Árabe Saharaui Democrática ondeando sobre Tifariti. Foto - Diario 16
Bandera de la República Árabe Saharaui Democrática ondeando sobre Tifariti. Foto – Diario 16

No parece lógico ni ético que, en las últimas cuatro décadas, NNUU haya intervenido con éxito en los procesos de independencia de diferentes países como ha ocurrido con el proceso de independencia de Namibia, en 1990, con el referendum de autodeterminación hacia la independencia de Timor Oriental, en 2002, o en el referendum de autodeterminación de independencia de Sudán del Sur, en 2011, y no se haya hecho nada en la cuestión del Sahara Occidental.

Hay que recordar que el 12 de noviembre de 1984 Marruecos se retiró de la Organización de la Unidad Africana (OUA) al haber sido admitida la República Árabe Saharaui Democrática como miembro de dicha organización en 1982, después de haberse opuesto firmemente a la citada admisión y no aceptar estar sentado en la misma organización internacional que la RASD.

Aunque en el año 2014, con ocasión de la 22º Cumbre de la Unión Africana – sucesora de la OUA -, la viceministra de Exteriores marroquí, Mbarlea Buoaida, en una entrevista, expresaba con claridad la posición del régimen marroquí al decir que no se podía plantear la entrada del Reino de Marruecos en la UA mientras el “Polisario” fuera miembro, apenas tres años después, el 30 de enero de 2017, ingresó en la máxima institución de representación continental con el apoyo de, al menos, 39 de sus 54 países.

El 28 de abril de 2017, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó unánimemente la Resolución 2351 concerniente al Sahara Occidental. Esta resolución extiende el mandato de la MINURSO hasta el 30 de abril de 2018, y llama a las partes en el conflicto del Sahara Occidental a reiniciar las negociaciones bajo los auspicios del Secretario General de Naciones Unidas (SG/NU).

Las Naciones Unidas están implicadas en el Sáhara Occidental a través de MINURSO
Las Naciones Unidas están implicadas en el Sáhara Occidental a través de MINURSO

A mayor abundamiento, el Consejo de Seguridad afirma en la citada resolución “su pleno apoyo al compromiso del SG/NU y de su Enviado Personal de encontrar una solución a la cuestión del Sahara Occidental en este contexto para relanzar el proceso de negociación con una nueva dinámica y un nuevo espíritu que conduzcan a la reanudación de un proceso político con el fin de encontrar una solución política mutuamente aceptable, que prevea la libre determinación del Sahara Occidental en el marco de las disposiciones conformes a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas”.

 

 

Análisis

Los nuevos nombramientos efectuados en Naciones Unidas en el año 2017 junto con los fallos de los dos Tribunales señalados más arriba, ofrecen una nueva ocasión para consolidar la posición internacional de apoyo al derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y al respeto a los derechos humanos en los territorios ocupados al mismo tiempo que se presenta la oportunidad idónea para encontrar una solución a la cuestión del Sahara Occidental que sea mutuamente aceptable por ambas partes.

En efecto, en primer lugar, el 1º de enero de 2017, tomó posesión el nuevo  Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres. En un segundo momento, el 16 de agosto de 2017, se nombró al expresidente alemán, Horst Kohler, nuevo Enviado Personal del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, para el Sahara Occidental sustituyendo al diplomático estadounidense, Christopher Ross, quién presentó su dimisión en marzo de 2017 y que formalmente dejó el cargo el 30 de abril del mismo año.

El expresidente alemán, Horst Kohler, es el nuevo Enviado Personal del Secretario General de la ONU para el Sáhara Occidental
El expresidente alemán, Horst Kohler, es el nuevo Enviado Personal del Secretario General de la ONU para el Sáhara Occidental

En tercer lugar, el 29 de diciembre de 2017, el nuevo jefe de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental, MINURSO, el canadiense Colin Stewart, comenzó a ejercer sus funciones como representante de la ONU para el Sahara Occidental en El Aaiún.

Christopher Ross, nombrado en el año 2009 por el anterior Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, no logró sentar a la mesa a represenyantes de Marruecos y de la RASD y fue testigo de un fuerte aumento de tensión en la zona durante 2016, especialmente en el área de Guerguerat, junto a la frontera con Mauritania.

El diplomático estadounidense llevaba cinco años enemistado con Marruecos que primero le retiró la confianza en 2012, y posteriormente, le prohibió viajar a los territorios saharauis que Marruecos teóricamente administra. El SG/UN, Antonio Guterres, en un comunicado, expresó su agradecimiento a Christopher  Ross por sus incansables esfuerzos y su dedicación para facilitar negociaciones entre las partes.

Digo teóricamente porque los Acuerdos de Madrid, del 14 de noviembre de 1975, en los que España se comprometió a abandonar completamente el territorio del Sahara Occidental para el 28 de febrero de 1976, como así se hizo, son en realidad una declaración de principios. En el primero de ellos, España ratifica su resolución – reiteradamente manifestada ante la ONU – de descolonizar el territorio del Sahara Occidental poniendo término a las responsabilidades y poderes que tenía sobre dicho territorio como Potencia administradora.

Acerca de Jesús Argumosa Pila 16 Articles
General de División (r). Fue Jefe de la Escuela de Altos Estudios de la Defensa (EALEDE) del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) desde el 2005 al 2009.

1 Comment

  1. Un gran artículo del general Argumosa.
    Por otro lado,yo pongo siempre el mismo ejemplo:
    El asunto del Sáhara Occidental es similar a el caso de una persona que viviera en su casa y un día su vecino entrara por la fuerza en ella,le pegara una paliza,le dejara medio muerto y éste vecino,acto seguido,se metiera a vivir en su casa y no contento con ello alquilara una habitación a un tercero,obteniendo a cambio un beneficio económico importante.
    Por ello,esto de “una solución mutuamente aceptable” rechina por todos los lados porque equipara los intereses,que no derechos,de la parte agresora,Marruecos,con los derechos,estos sí,de la parte agredida,los saharauis.
    Y por último,los acuerdos tripartitos de Madrid,son tan ilegales desde el punto de vista del derecho internacional que ni siquiera fueron publicados en el BOE,como es preceptivo en España para que una ley,decreto etc…entre en vigor.
    Saludos cordiales

Leave a Reply

No apps configured. Please contact your administrator.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.