Las importancia militar de las circunvalaciones y el uso de drones

Las importancia militar de las circunvalaciones

Carretera en torno a Sirte, en Libia
Carretera en torno a Sirte, en Libia

Como es de sobra sabido los entornos urbanos siempre han presentado múltiples desventajas para el atacante sea cual sea el tipo de conflicto, de alta o de baja intensidad o incluso aunque se trate de mero terrorismo, sin embargo, hoy queremos fijarnos en un aspecto particular de la guerra urbana: Las circunvalaciones.

Las ciudades constituyen agrupaciones complejas y numerosas de estructuras e infraestructuras cuyas características físicas, precisamente porque el ser humano habita en ellas facilitan el propio movimiento del ser humano, cosa que no ocurre por ejemplo con los bosques. Las ciudades también presentan dimensiones vertical y horizontal, ya que se combate desde el subsuelo hasta lo alto de los edificios, a lo anterior se une la existencia de elementos civiles y militares, además la suma de los anteriores elementos así como de la complejidad que cualquier ciudad requiere para sobrevivir resulta en escenarios caóticos, impredecibles y poco sistemáticos, lo que disminuye muchas de las ventajas que ofrecen la superioridad numérica, la superioridad en potencia de fuego o la superioridad en ISR y C4 entre otros.

Las paredes de cemento ayudan a detener los proyectiles de pequeño calibre, los pasajes subterráneos de metro u alcantarillado facilitan el desplazamiento y la maniobra ocultas, la altura de los edificios dificulta el tiro parabólico y la localización de objetivos, además los efectos destructivos de la potencia de fuego pueden hacer que el entorno se vuelva aún más complejo.

La historia también nos demuestra como las ciudades tienen el mismo rol y ofrecen las mismas ventajas independientemente del tipo de conflicto, así en plena Segunda Guerra Mundial la batalla de Estalingrado demostró la utilidad de las urbes para la guerra de alta intensidad, en Iraq Fallujah demostró ser un hueso duro de roer incluso para un ejército profesional con una abismal superioridad en material en el marco de un conflicto asimétrico, y en Iraq Mosul ha demostrado su valor en un conflicto de carácter híbrido.

Ahora bien, desde el punto de vista estratégico, ¿cuál es el valor de las urbes? En primer lugar se las suele atribuir un gran valor político, ya que al fin y al cabo si una población tiene cierto tamaño, también ocupará un espacio en las mentes, dicho espacio será proporcional a muchos aspectos que no se reducen únicamente al tamaño, si no también a las instituciones presentes, la importancia histórica y otros elementos, por ello es lógico que quien controle una ciudad gane el espacio que la misma ocupa en las mentes de las personas. Por ejemplo durante la Guerra Civil Libia aunque Sirte no fuera tan grande como Trípoli, Bengasi o Tobruk ni tuviera un gran peso económico como era la cuna y el principal baluarte del régimen Gadafista adquirió tal importancia que fue la caída de Sirte, y no la de Trípoli la que puso fin a la dictadura.

A veces las ciudades no representan un valor político sólo por si solas, si no que a ellas se les añade el valor de la batalla que se libra por ellas. Este matiz es clave. Como la batalla urbana es el combate lento y de desgaste por excelencia saldrá vencedor el bando que cuente con más recursos a largo plazo, lo que suele estar unido a la respectiva capacidad estratégica, de esta forma quien se imponga en la más lenta y desangrante batalla demostrará contar con los recursos necesarios para imponerse en la guerra. Esto es lo que ocurrió con Alepo en Siria, una batalla que se libró entre 2012 y 2016 y de la que salió victorioso el régimen de Assad sobre la miríada de rebeldes, demostrando así su superioridad para resistir el desgaste y en última reflejando su capacidad para ganar la guerra.

Frente al valor político y sumamente abstracto de las ciudades se encuentra su valor real, este puede inferirse del dinero, materias, personas, estructuras y sus interrelaciones, no obstante en el marco de una batalla y de una fase post-batalla el valor real a corto plazo suele ser realmente bajo y en no pocas veces ha sido el valor político el que ha impuesto batallas en las que el valor real de la urbe era a todas luces deficitario, así por ejemplo la batalla de Berlín supuso un coste enorme para una ciudad que dentro de lo que cabe necesitaba de mucho y ofrecía muy poco porque estaba arrasada y una gran parte de la población había huido, aún así su valor político derivado de ser la capital del Tercer Reich convenció a los soviéticos de lanzar costosas ofensivas a fin de asegurar que la misma cayera en sus manos lo antes posible.

Un último valor físico, delimitable y con consecuencias que van de lo estratégico a lo táctico es el de la conectividad. Al fin y al cabo las ciudades sirven a los seres humanos para sobrevivir, y dicha supervivencia se canaliza principalmente a través de la economía, a su vez dicha economía obliga a construir vías de comunicación entre urbes para que de esta forma puedan ejecutar el intercambio económico necesario y rentable.

En base a lo anterior, como las carreteras y vías de ferrocarril están echas para unir poblaciones han de pasar necesariamente por las ciudades, así cada localidad, en función de su posicionamiento dentro de un sistema de vías más amplio se convertirá en un nodo más o menos importante, pero casi siempre relevante. Por ejemplo Burgos en plena invasión napoleónica fue un enclave fundamental al conectar Madrid y el sur de España con la meseta, el País Vasco y la frontera con Francia, de esta forma era fundamental proteger la ciudad castellana para evitar que las tropas francesas desplegadas al sur pudieran llegar a quedar rodeadas.

Situación en Damasco a 15 de Abril de 2018.
Situación en Damasco a 15 de Abril de 2018.

Ahora bien, existe una fórmula para evitar una parte importante parte de las desventajas anteriores, tanto las derivadas de la dificultad del combate urbano, particularmente para un atacante que se sabe con medios superiores, como las derivadas de la necesidad de controlar el nodo para garantizar la conectividad entre los territorios propios y la logística del ejército.

La clave reside en lo que popularmente conocemos como “circunvalación”, técnicamente en arquitectura no se le da este nombre y de hecho la circunvalación es otra cosa, sin embargo nosotros vamos a entender por tal como aquella o aquellas vías de comunicación que rodean completamente un núcleo de población manteniéndose a cierta distancia de núcleos densamente poblados.

Pensemos bien en todo lo que implica la circunvalación. En primer lugar al estar en terreno más o menos llano y suficientemente alejado del entorno urbano elimina buena parte de las desventajas del combate en población, además la existencia de extensiones de terreno permite a una fuerza superior sacarle partido a sus medios ISR y a su potencia de fuego limitando la capacidad del enemigo para causar daños, ya que se verá obligado a llevar a cabo costosos asaltos, que aún en el caso de ser eficaces podrán ser rápidamente desalojados aprovechando  la superioridad en medios blindados, C4 o potencia de fuego.

Las circunvalaciones podrán convertirse fácilmente en el equivalente a los cercos de la edad antigua, entendiendo el cerco como algo casi literal, por eso asegurando la circunvalación se podrá asediar totalmente a una ciudad y ello sin necesidad de entablar plenamente un sanguinario y costoso combate urbano.

Cabe añadir que la logística moderna hace que el asedio, particularmente en conflictos híbridos u asimétricos sea especialmente atractivo, ya que hoy día no es tan difícil como en el pasado abastecer a una fuerza fija para sostener un sitio, igualmente la amenaza militar que supone una ciudad rodeada es menor que en el pasado, ya que la tecnificación de la guerra ha impuesto la necesidad de una cooperación que excede con mucho los recursos que incluso la mayor de las ciudades sitiadas puede reunir como para derrotar al sitiador y explotar dicha derrota.

Acerca de Yago Rodríguez Rodríguez 22 Articles
Analista de conflictos en Oriente Próximo, es la persona que está detrás del Blog Mister X. Ha colaborado con la empresa Armament Research Services (ARES) y es autor de numerosos artículos en diversos medios, así como del libro "Análisis de las relaciones de defensa entre España y países de la península arábiga".

4 Comments

  1. Bueno, lo primero es que hablas de dos temas independientes entre sí, de los cuales el de los drones es una vía reciente que dará mucho que hablar.
    Lo que es mucho mas viejo es lo otro, la circunvalacion como tal no es una posición defensiva, ya que es una via de tráfico paralela al nucleo de poblacion y muy poco apropiada para establecer un ‘perimetro’ que es lo que tiene sentido táctico.
    Lo qu esi es cierto es que si consigues cercar una ciudad con ese perimetro en un radio inferior a la circunvalación, podrás usar libremente esa via para moverte alrededor de la ciudad. Si no es así, será mas importante negar el acceso a la misma a través de las ‘radiales’ que salen del nucleo de la población y acceden a la circunvalacion por ‘nudos’ o enlaces elevados, glorietas y cruces. Esos son los puntos a controlar para facilitar internadas en la poblacion desde uno o mas puntos cardinales y que cortarán la llegada de suministros a los defensores desde el exterior, sin necesidad de controlar toda la via, tanto la radial como la circunvalacion que conecta todas ellas y que es muy extensa, es el mismo efecto de los puentes, si al cercar la ciudad te haces con los pasos elevados, cortaras el acceso a la misma, aunque la via provenga de un sector que no controlas, esa es una de las principales misiones de los asaltos aerotransportados (market garden por ejemplo).
    En el caso de stalingrado, la via que los alemanes no pudieron cortar fue el paso del rio que desde la retaguardia sovietica sostenia la cabeza de puente dentro de la ciudad, asi que para tomarla tenian que atacar frontalmente las posiciones sovieticas sin poder cerrar un cerco o perimetro alrededor de la misma.
    Asi pues creo que la importancia de la circunvalacion sería logistica para las fuerzas que asedian la ciudad, siempre que esté fuera del alcance del fuego del defensor, por lo que se debe establecer el ‘perimetro’ del cerco por dentro de la misma para usarla con seguridad, por ejemplo desplazando reservas al punto donde los defensores hagan un contrataque para romper dicho cerco o para aprovechar una penetracion exitosa con reservas, generalmente a traves de una ‘radial’ que profundice en la ciudad, e incluso como via de escape, caso de los thunder run americanos en bagdad, que la atravesaron de parte a parte para ‘medir’ la disposicion y capacidad de sus defensas.

  2. Creo que podrías haber hecho dos artículos separados ya que la temática es muy diferente.
    Sobre las cincunvalaciones. En Siria alguna si que había. Recuerdo videos en los que se veía como los gubernamentales atacaban un barrio enemigo y usaban precisamente como línea de partida la via más ancha propia de una circunvalación. Pero dado el alcance del armamento moderno, contar con el control positivo de una circunvalación, puede no ser suficiente ya que el enemigo puede bombardear o usar misiles para impedir su uso logístico.

Leave a Reply