Tormenta de Agosto (II)

Tormenta de Agosto (II)

Carro de combate japonés Tipo 95 Ha-Go inutilizado por las tropas de Zhukov durante la batalla de Jakin Gol en la que los Tak rusos demostraron ser superiores a los medios nipones.
Carro de combate japonés Tipo 95 Ha-Go inutilizado por las tropas de Zhukov durante la batalla de Jakin Gol en la que los Tak rusos demostraron ser superiores a los medios nipones.

Cuando se habla de la doctrina del concepto de Operación Profunda que guiaba el arte de la guerra soviético, a menudo se alude a las últimas fases de la Segunda Guerra Mundial contra Alemania y en particular la Operación Bagration de 1944, olvidándose que existe otro ejemplo de maniobra operacional de una envergadura incluso superior a esta, si bien es justo admitir que los enemigos a batir en aquella ocasión no eran tan hábiles como los alemanes. Nos estamos refiriendo a la Operación Tormenta de Agosto lanzada por la URSS a principios de agosto de 1945 contra Japón, el Imperio de Manchukuo y Mongolia Interior, en una campaña que obligó a avanzar la friolera de 1.000 Kilómetros, un desafío militar y logístico de primer orden.

Para hacernos una idea de porque Tormenta de Agosto fue una gran operación baste pensar que Francia ocupa algo más de 600.000 Km2 mientras que Manchuria y Mongolia Interior equivalen a 1.800.000 Km2 aproximadamente. Pues bien, esta operación fue completada en apenas dos semanas a pesar de la vastedad de geografía sumamente hostil, como se verá.

Nuestro objetivo en este artículo, no obstante, no es tanto tratar Tormenta de Agosto, una operación que de por sí merecería un libro entero, sino explicar lo que entendemos es un verdadero ejemplo de Operación Profunda y su desarrollo a nivel operacional y táctico.

Si en la primera parte de este artículo introducíamos las capacidades y evolución reciente de cada bando, haciendo hincapié en la actitud de Japón en los años previos, que le había llevado a estancarse en todo lo referido al desarrollo y utilización de los carros de combate, en esta segunda parte pasamos a desarrollar el Plan de Ataque Soviético durante la Operación Tormenta de Agosto.

 

*

 

Plan de Ataque Soviético

En el lado opuesto de la balanza el Estado Mayor soviético, más conocido como STAVKA, a través del Mariscal Vasilyev y su Mando de Extremo Oriente pudieron orquestar una ofensiva compleja y moderna para los estándares de 1945 y que a nuestro entender es un verdadero ejemplo de lo que es la operación profunda, si bien es cierto que con las facilidades que dio un enemigo poco preparado material y doctrinalmente.

El Mariscal Vasilyev había asignado a Meterskov una poderosa fuerza compuesta por cuatro ejércitos, un cuerpo mecanizado, varias regiones fortificadas y un ejército aéreo.

Los ejércitos asignados eran cuatro, a saber: el 1er Ejército de la Bandera Roja (EBR), y el 5º, el 25º y el 35º Ejército. Cabe decir que estas fuerzas en el año 1945 ya contaban con un considerable nivel de motorización y que, además, se mantendría en reserva el 10º Cuerpo Mecanizado como fuerza de maniobra operacional, así como una división de caballería. En el plano aéreo la VVS (Fuerza Aérea Soviética) proporcionó al 9º Ejército Aéreo para que apoyase la Operación Tormenta de Agosto.

Despliegue de las zonas fortificadas japonesas.
Despliegue de las zonas fortificadas japonesas.

El ataque se organizó de tal forma que el 1er EBR y el 5º Ejército se encargarían de liderar el principal eje de avance, partiendo desde el sur del Lago Yanka. Este eje debería seguir la carretera y la línea de ferrocarril, pues era el más apto para el avance blindado, aunque a la vez era también el más defendido por los japoneses que habían colocado a la  124ª División de Infantería en una RFF para guarnecer la línea, así como a la 126ª y a la 135ª guarneciendo sus flancos.

De otro lado, el 25º Ejército avanzaría hacia el sur por toda la región de Dongnin, a fin de alcanzar la frontera con Corea. Para alcanzar dicho objetivo se avanzaría en dos ejes distintos, uno a través de Wangqing y otro a través de Tumen y Yanji.

Por último, el eje menos importante sería el del 35º Ejército, que se se encargaría de atacar a los japoneses al norte del Lago Yanka, atravesando numerosos pantanos, así como los ríos Ussuri y Sungacha, y avanzando hacia el oeste en dirección a Mishan y a Linkou, a fin de proteger el flanco norte del avance principal.

Los objetivos dados por Vasilyev para los primeros 23 días incluían conquistar los poblados de Poli, Ninguta, Tuntsinchen y la Estación de Sanchohou. Se debía haber atravesado el Río Mutan, y una vez realizada la ruptura empezaría la fase de explotación, para entonces toda la región fortificada japonesa debería haber sido sobrepasada, los últimos reductos aniquilados, y la 124ª División japonesa debería haber desaparecido como unidad de combate.

Una vez completada la fase anterior los rusos avanzarían sin dilación hacia Mutanchiang, la primera gran urbe de la operación, así como contra el Río Mutan situado a unos kilómetros al oeste de dicha ciudad. Si esta parte del plan también salía como esperaba la STAVKA las columnas blindadas del Ejército Rojo se desparramarían por la llanura manchú en dirección a los centros neurálgicos de Manchukúo: Changchun, Harbin y Jilin. Por otra parte, mientras que todo esto ocurriría en el área de operaciones del Primer Frente de Lejano Oriente, en los otros frentes avanzarían desde varias direcciones y confluirían en las capitales.

Los planes de Meterskov eran algo más ambiciosos que los de Vasylev e incluían un avance de 40 Km en los cuatro primeros días de la operación, siendo vital la captura del Paso de Taipingling. El Río Muleng debía ser asegurado el octavo día de la operación, y para el día 18 el 1er Frente debía tener en sus manos Mutanchiang. Estos objetivos deberían ser alcanzados por los ejércitos de infantería con refuerzos mecanizados, pero una vez llegaran a Mutanchiang las tropas del primer escalón estarían desgastadas, así que entraría en juego el cuerpo mecanizado que como reserva se encargaría de profundizar aún más la ruptura y de evitar que los japoneses pudieran reorganizarse, para lo que deberían realizar un avance formidable en dirección a Changchun.

El ataque contra Mutanchiang a nivel operacional estaría a cargo del 1er EBR y del 5º Ejército, el cual se encargaría de avanzar en línea recta siguiendo la carretera y el ferrocarril Suifenhe-Mutanchiang, mientras que el 1er EBR realizaría una gran maniobra de flanqueo al norte.

Acerca de Yago Rodríguez Rodríguez 22 Articles
Analista de conflictos en Oriente Próximo, es la persona que está detrás del Blog Mister X. Ha colaborado con la empresa Armament Research Services (ARES) y es autor de numerosos artículos en diversos medios, así como del libro "Análisis de las relaciones de defensa entre España y países de la península arábiga".

Be the first to comment

Leave a Reply