¿Participan las Fuerzas Armadas en demasiadas misiones internacionales?

¿Participan las Fuerzas Armadas en demasiadas misiones internacionales?

A lo largo de dos semanas, alrededor de medio centenar de componentes de la BFG (Border Guard Force) han participado en el curso impartido por un equipo de instructores de la Guardia Civil -del Grupo de Acción Rápida,GAR- de la Task Force Besmayah, que lidera España. Foto - Ministerio de Defensa
A lo largo de dos semanas, alrededor de medio centenar de componentes de la BFG (Border Guard Force) han participado en el curso impartido por un equipo de instructores de la Guardia Civil -del Grupo de Acción Rápida,GAR- de la Task Force Besmayah, que lidera España. Foto - Ministerio de Defensa

Lo mejor que le ha sucedido a las Fuerzas Armadas en las últimas décadas es su apertura al exterior y la participación en un número creciente de misiones internacionales. Esta es una verdad que nadie en su sano juicio puede negar, pues el efecto de la participación en dichas misiones sobre el entrenamiento de nuestros militares o la modernización de las doctrinas, así como la ventaja que supone la comparación permanente tanto del material como de su utilización y mantenimiento con un número enorme de ejércitos y en muy diversos escenarios no tiene precio.

Ahora bien, llegados al punto en el que estamos hoy en día, cabe preguntarse si el hecho de ser una de las naciones que más activas se muestra en este sentido, no está también pasando factura a las Fuerzas Armadas –en forma de desgaste del material o agotamiento de los efectivos- o para camuflar algunos aspectos discutibles, como el escaso aporte a la OTAN o a la Defensa Europea en cuanto a capacidades y material.

En este sentido, es conveniente plantearse si sería más conveniente, no solo para nuestra defensa sino también para la de nuestros aliados, que España comenzase a disminuir su participación en misiones internacionales y se tomase más en serio, por decirlo de alguna manera, su responsabilidad en cuanto a aporte de capacidades y, como consecuencia, la renovación de un material que en algunos casos, está en las últimas.

Eso por no hablar de otro aspecto controvertido: la supuesta adquisición de sistemas pensando más en la participación en este tipo de misiones que en las necesidades puras y duras de la defensa nacional, como arguyen algunos en el caso de los BAM, que ya tratamos de rebatir en su día. Está claro, se entienda o no, que participar en estas misiones es parte fundamental de nuestra defensa. Además, hay todo un abanico de misiones, más allá de las relacionadas con los organismos internacionales, que también requerían de un tipo de buques que no precisan del armamento de las añoradas “Descubierta”

Por supuesto, estos solo son unos pocos puntos de un debate mucho más complejo y en el que se podría discutir acerca de cada arista, pero creemos que son suficientes como para iniciar un interesante intercambio de ideas. Gracias por seguirnos en Twitter y Facebookpor participar en nuestros foros de debate y por comprar nuestra revista. Feliz Domingo a todos y, por supuesto, feliz día de la madre a todas ellas.

 

¿Participan las Fuerzas Armadas en demasiadas misiones internacionales?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

 

Acerca de Christian D. Villanueva López 196 Articles
Fundador y Director de Ejércitos – Revista Digital de Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas. Ha sido también fundador de la revista Ejércitos del Mundo y ha trabajado y colaborado en diferentes medios relacionados con la Defensa como War Heat Internacional, Defensa o Historia de la Guerra, entre otros, tras abandonar las Fuerzas Armadas en 2009.

13 Comments

  1. No creo que las Fuerzas Armadas participen en demasiadas misiones, una de sus labores es apoyar la política exterior española y las misiones internacionales en las que participan son la muestra de ello. El problema reside en que si estar presente en esos escenarios significa sacrificar el aumento en el apoyo a la OTAN y la compra de material o el apoyo a otros programas de armamento muy necesarios, porque simplemente no son necesarios para el apoyo en las misiones internacionales -no siempre es el caso, el programa 8×8 lleva sus retrasos y su desarrollo sí es muy necesario para las misiones en el exterior-, así que lo lógico -en una nación donde no se apoyo demasiado la defensa- sería no invertir tanto en el exterior si no que hacerlo en los programas de armamento, pero como la defensa y las FAS no son beneficiaros del «cariño» de la clase política, no ir al exterior significa que no haya la inversión para suplir esos gastos por lo que el presupuesto bajaría y ese dinero excedente sería dado a otra cartera y no se quedaría en defensa. Así que mejor tener un presupuestos relativamente bueno a expensas de otros servicios o que el presupuesto baje.

  2. Pues si no participan en las misiones internacionales, que es una forma tan buena como cualquiera de defender los intereses del estado ¿Para que sirven? ¿Para los desfiles? No salen de excursion, salen porque se ha tomado una decision politica de hacerlo en respuesta a los intereses de la nacion. Y eso podra estar equivocado o no, pero desde luego es mucho mas “particular” que la pertenencia a una alianza que tiene intereses muy marcados en defensa de un socio en particular. Y no vamos a dar nombres. 😉

  3. Si no participáramos en estas misiones habría que cambiar el concepto de las FAS.

    Entonces deberíamos tener un modelo parecido al Suizo , pocos profesionales y un contingente de reservistas exclusivamente para defensa nacional, servicio militar obligatorio ambos sexos incluido por supuesto.

    saludos

  4. Es evidente que es necesario participar en misiones internacionales como parte importante de la acción política exterior de nuestro país, pero ahora mismo se padece un exceso de ellas que provoca elevada fatiga al personal implicado y problemas para compatibilizar el adiestramiento y el descanso necesario con estas; amén de aumento de gastos y de problemas logísticos. Todo esto teniendo en cuenta el número de personal (reducido) con el que cuentan las FAS. y el menguado presupuesto de defensa que padecemos desde el inicio de la crisis.
    Creo que es imprescindible reducir el número de misiones (¿Líbano, Iraq, Sophia, etc…?), aumentando la presencia y/o la implicación desde el punto de vista ofensivo, o sea participando activamente en la lucha con los medios y unidades necesarios (aviones y helicópteros de combate, unidades de operaciones especiales,…) en aquellas que por su situación geográfica o por la especial relación del país/zona del mundo con nuestro país.

  5. Pues si 1.500 militares, más o menos, repartidos por el mundo, producen fatiga, falta de descanso y adiestramiento y desgaste en nuestras FAS, apaga y vámonos.
    Y encima participar en acciones más ofensivas como solución, que eso sí produce desgaste elevado al cubo, es una contradicción.

    Yo no creo que se participe en demasiadas, necesariamente, la seguridad de España empieza en el Sahel, en Mediterráneo oriental, contra la piratería en rutas mundiales críticas, en misiones armadas de distinto tipo. Y si no vamos, mejor cambiar l modelo de ejército.

  6. Hemos reducido el número de misiones y el número de efectivos en dichas misiones. Si las reducimos más, lo que plantearíamos es, sin misiones, ¿para qué estarían? Para los desfiles bastan la Guardia Real, unos legionarios con una cabra o carnero y la Patrulla Águila pasando por encima. La organización actual es para dichas misiones, el 8×8, lo mismo. Yo veo que muchos chavales que entran en las fuerzas armadas lo hacen con la idea de ir a dichas misiones, tanto por los sueldos triplicados como por el afán de aventura. Si no vamos a misiones internacionales, sin duda cambiaría el modelo de ejército, pero no sería como el suizo, pues imponer de nuevo el servicio militar sólo duraría el tiempo que tardasen en llegar las siguientes elecciones generales, creo que se entiende lo que quiero decir. Más bien veríamos reducir drásticamente el número de unidades, efectivos y material.

  7. Me he quedado corto con los 1.500, pero bueno, tampoco creo que tres y mil y pico sea inasumible. Me había quedado con las cifras del ET, donde hay una diferenciación más clara entre estar de misión internacional o no. La Armada casi por la naturaleza de su medio siempre está de misión internacional con cualquier unidad fuera de aguas territoriales, y el EA en parte también, en otras no.

    Pero si, soy partidario de que las FAS realicen misiones en el exterior, obviamente sin analizar ya en cada caso la misión, es bueno para España y su seguridad.

  8. Aunque algunos lo crean así, la única misión de las FAS. no es la actuación en misiones internacionales, de hecho ni siquiera forma parte de las misiones que la Constitución asigna a este estamento:
    “Artículo 8.
    Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.”
    En caso de no haber misiones internacionales para que están: Para evitar que los marroquíes nos arrebaten Ceuta, Melilla o Canarias… por ejemplo…
    O para proteger la soberanía de nuestras aguas y espacio aéreo…
    Creo que ya con ese trabajo hay suficiente ¿no? como para quedarnos sólo con la Guardia Real, la cabra de la Legíon o la Patrulla Aguila.
    Cuando el ISIS, AL QEDA o cualquier otro grupo de alimañas ataquen nuestra nación a quién iría a combatirlos, a quién se mandaría…¿a la Guardia Civil?
    Creo que hoy día hay suficientes amenazas exteriores e interiores como para pensar que las FAS. sólo sirven para realizar misiones en el extranjero.

  9. Muy bien es tu punto de vista. Es una opción. Pero eso tendría consecuencias para las propias FAS, quizás no tan interesantes para las más mismas.
    Son las Fuerzas Armadas que hemos tenido hasta hace 20-25 años. No es nada nuevo.
    Ahora, cuando desde el Sahel todo se convierta en un polvorín de estados fallidos hacia el norte, y hacia el sur (Nigeria, a los que importamos mucho petróleo) en todos los sentidos, les seguimos esperando. Cuando el cuerno de Africa se convierta en un estado pirata en una ruta crítica, que vaya la US Navy con la Royal Navy. Cuando no queramos patrullar unos cielos, o interponernos para intentar garantízar La Paz entre comunidades y estabilizar, dejamos que lo más locos y violentos se hagan con el poder, que establezcan regímenes disparatados, que la gente se mate y se inicien criseis de emigración y seguridad, que inicien carreras armamentisticas, entrenamiento de terroristas, tráfico de armas, lo que sea. Total hasta que lleguen. Yugoslavia o el Líbano están muy lejos. O no tanto.
    Está claro que las misiones no son tan puras. Pero la seguridad de España no es ajena a muchos hechos y conflictos en el planeta (sin entrar en intereses).

  10. Creo que al no leer todos los comentarios se tergiversan mis opiniones, al principio de mi primer comentario ya he dicho que creo que las FAS. españolas si deben participar en misiones internacionales, sobretodo en aquellas zonas que puedan afectar directamente a nuestra seguridad. Lo que discuto es que la única misión o la más importante de este estamento sean precisamente esas misiones.

Leave a Reply