Los SSGN de la URSS: Echo I y Echo II

Los SSGN de la URSS: Echo I y Echo II

SSGN soviético clase Echo II
SSGN soviético clase Echo II

Los SSGN de la URSS: Echo I y Echo II

La Unión Soviética desarrolló en la primera década de la posguerra mundial una serie de ideas y conceptos navales capaces de demostrar la viabilidad tecnológica y militar de un nuevo sistema de armas, que será capaz de revolucionar la guerra naval: los SSGN o Submarinos Lanzamisiles de Crucero de Propulsión Nuclear.

Aunque cronológicamente, la clase Echo I es antecesora de la Juliett, y la Echo II es contemporánea plenamente en el tiempo con ella, es cierto que se encuadran de una mejor manera para su estudio separándolas. La clase Juliett vino a cubrir la necesidad de lanzar plataformas al mar, mientras los reactores nucleares para dichas plataformas escaseaban en la URSS. No obstante, las clases Echo sentarían las futuras líneas de diseño de los SSGN de la URSS.

La clase Juliett, fiable y barata de mantener, se mantendría en las bases navales de la URSS dando apoyo a la VMF donde fuera necesario, pero los Echo I (con su misión estratégica) y los Echo II, con su gran número y su propulsión nuclear, serían los encargados de amenazar a los grupos de tareas de los portaaviones de la OTAN, más allá de las últimas líneas de defensa marítimas de la Rodina, y de proporcionar tripulaciones entrenadas para estas nuevas tecnologías navales.

Una vez más nos vamos a sumergir en un periodo de la historia naval que daría a la luz los mayores sacrificios de las abnegadas tripulaciones soviéticas, en una carrera con plataformas de dudosas capacidades militares y plagadas de fallos debidos a las prisas en su construcción.

 

*

 

La Clase Echo I

El 26 de agosto de 1956 el Consejo de Ministros de la URSS autoriza por medio de un Decreto, el desarrollo y construcción de una nueva clase de submarinos nucleares de ataque. Su objetivo, a diferencia de los estudiados anteriormente, era puramente estratégico, y tenía como misión el alcanzar objetivos terrestres estratégicos, que por aquel entonces ningún misil balístico era capaz de amenazar.

956 será un año de referencia para el diseño naval submarino en la URSS. Es el momento de introducir la propulsión nuclear en las plataformas submarinas, de cualquier misión, y se estudian multitud de proyectos y variantes para cada una de las misiones.

En el Decreto de agosto se ponía la base para la construcción de la futura Armada Submarina soviética. Ya en septiembre de 1955 se había botado en el astillero de Severodinsk, el K-3, el primer submarino de ataque nuclear de la Unión Soviética. Dicho submarino, con retraso con respecto a los EE.UU., daba a entender hacia donde se encaminarían las tecnologías navales futuras.

La propulsión del K-3 estaba constituida por dos reactores de agua presurizada modelo VM-A de 35.000 HP de potencia unitaria, y que sería el corazón de las plantas propulsoras HEN. Dicha planta sería común para las primeras clases de submarinos soviéticos de propulsión nuclear[1].

La clase P.627 November, no solo represento el primer buque de propulsión nuclear del arma submarino soviética, sino que también fue la base de diseño sobre la que se asentaron el resto de clases y unidades de la misma arma. En concreto, y restringiéndonos a los buques que nos atañen, paralelo a los Echo, la misma Oficina de Diseño, SKB-143, comenzaría en 1957 la modificación de los 627 orientados hacia funciones de ataques misilisticas. De dicha Oficina surgirían dos proyectos, que aunque nunca llegarían a materializarse en unidades operativas, merece la pena mencionar, antes de entrar en materia.

Los SSGN de la URSS

Los trabajos de diseño preliminar se inician a finales de 1957, en torno a una variante de los SSN P.627, con el número de proyecto P.627A. A principios del año siguiente, la SKB-143 comienza a entregar los planos de detalles para la construcción de la primera unidad. La idea era la de construir un buque capaz de portar un solo misil de crucero Ilushyn P-20 con rol de ataque estratégico. Misil con un peso de 13 toneladas. No obstante, el tamaño y peso de dicho misil, provocaba que el casco de los P.627 no pudiera albergarlos sin grandes reformas estructurales, ya que le implicaba la pérdida de la estabilidad en inmersión del submarino.

Las necesidades para evitar dicho problema llevaron a incrementar la manga desde los actuales 7,9 metros hasta los 9,2 metros necesarios, incrementándose la reserva de estabilidad del submarino en un 40%. Se aprovecho dicho espacio con la instalación de nuevos grupos de acumuladores eléctricos. Estos cambios incrementarían también el desplazamiento en inmersión desde las 4069 toneladas del SSN, hasta las 5530 de la versión SSGN.

El armamento convencional, para este submarino cuya misión sería el lanzamiento de su único misil estratégico contra objetivos terrestres en los EE.UU. o en Europa, también sería modificado hacia un rol más defensivo. Se instalarían 8 tlt de 533 mm, en contra de los 4 usuales en las versiones de ataque, pero sin espacio para la estiba de recargas. Y 2 tlt de 200 mm para el lanzamiento de señuelos acústicos.

La construcción de este submarino se comenzó en el astillero de Severodinsk Nº402 a finales de 1957, preveyéndose su entrega en el tercer trimestre de 1960. Sin embargo, las dificultades a las que no podrían superar los Ingenieros de la Ilushyn con el P-20 llevaron a la cancelación de este misil a favor del desarrollo de misiles balísticos. Y por tanto, a la cancelación del proyecto 627A, ya con el buque en grada y en fase de armamento. Los bloques y elementos de este submarino aprovechables para la clase P.627 November, se usaron para construir el K-50, 15ª y última unidad construida de la clase SSN November, y entregada a la Flota Soviética el 20 de diciembre de 1963.

Vista de estribor de un SSGN Echo I
Vista de estribor de un SSGN Echo I

Ala par que se desarrollaba el diseño de la clase P.627A, en la misma Oficina de Diseño, la SKB-143, se estaba trabajando en otro SSGN. La clase P.653. En 1958 se autorizo el diseño de esta nueva clase, y se le asigno como Diseñador Jefe a Mikhail G. Rusanov, siendo un proyecto también basado en el SSN 627 November. Esta vez la idea era la de portar dos misiles Ilushyn P-20, cada uno de ellos a ambos costados de la vela del submarino, e integrados en el casco del submarino. El proyecto técnico estuvo terminado para finales de 1959.

Para poder cumplir dicha especificación, la manga del submarino debería incrementarse hasta los 12,2 metros, mientras la eslora debería también variar para mantener el coeficiente L/B que es el que define la velocidad del buque. Además se pretendía mantener la buena velocidad en inmersión de los SSN November, que era en torno a los 28 nudos.

Se pretendía que el P.653 recogiera todas las mejoras de los P.627 que ya estaban planteadas; como nuevos reactores más seguros, nuevos turbogeneradores, aceros mejorados para el casco… pero lo cierto es que ninguna de estas mejoras fue incluida en el proyecto definitivo.

En 1960, tras el fracaso y cancelación del P-20, el P.653 también fue cancelado por completo. Inicialmente se plantearon 4 unidades, que se llegarían a ampliar hasta las 18. La primera unidad debía haber entrado en servicio en 1962. No llegaría a cortarse chapa para estas unidades.

Hubieran sido buques de ataque estratégico, teniendo como objetivos ciudades costeras estadounidenses, que con 32 misiles desplegados en su costas podían haber intentado un ataque contra-valor muy importante en los compases iniciales de un conflicto. Por otro lado, los defectos que a lo largo de su vida operativa iban a demostrar los SSN P.627 November, nos indica que los P.653 no hubieran sido en la realidad buques con una alta operatividad, ni con largas patrullas ante las costas de los EE.UU. sin estar bajo constante seguimiento y monitorización de la U.S. Navy. A la VMF le vino bien que estos desarrollos no salieran adelante por el ahorro en recursos materiales y humanos, para invertirlos en clases más eficientes. Pero pasemos al estudio de las clases Echo.

Como hemos visto en los paginas anteriores, en la URSS se estaba llevando a cabo un ingente programa de I+D en la mitad de la década de los 50, en torno a los conceptos de SSGN. Esa fue la época también de la entrada en servicio de los primeros submarinos nucleares soviéticos, que proporcionaron a las Oficinas Técnicas y a los Diseñadores Jefe una nueva plataforma sobre la que evolucionar nuevas ideas.

Las presiones políticas también estaban teniendo su efecto sobre los programas militares, y siendo la Armada un elemento nacional de prestigio, tanto industrial como militar, la dirección política del país exigía la puesta en marcha de más unidades de propulsión nuclear, para tratar de alcanzar a los EE.UU. en ese campo.

 

Acerca de Christian D. Villanueva López 205 Articles
Fundador y Director de Ejércitos – Revista Digital de Armamento, Política de Defensa y Fuerzas Armadas. Ha sido también fundador de la revista Ejércitos del Mundo y ha trabajado y colaborado en diferentes medios relacionados con la Defensa como War Heat Internacional, Defensa o Historia de la Guerra, entre otros, tras abandonar las Fuerzas Armadas en 2009.

Be the first to comment

Leave a Reply

No apps configured. Please contact your administrator.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.