La guerra de 1977

Crónica de un pequeño enfrentamiento entre vecinos

Revista de las fuerzas egipcias el 21 de julio de 1977

 

La guerra de 1.977

Crónica de un pequeño enfrentamiento entre vecinos

 

Por Roberto Martín Jiménez

 

Para entender el pequeño conflicto entre Egipto y Libia acaecido durante el verano de 1.977, debemos de buscar sus raíces en los enfrentamientos que desde finales de los años 40 del siglo pasado, los países árabes tuvieron con el recién creado Estado de Israel.

Tras la Guerra del Yom Kippur (para los judíos) o de Octubre (para los egipcios), del año 1.973, el Presidente de Egipto, Anuar el-Sadat, comenzó un tímido acercamiento hacia Israel y por ende a su principal aliado, los EE. UU.

Dicha actitud comenzó a levantar recelos entre los países árabes, especialmente con la vecina Libia. El Coronel Muammar el Gadafi, emprendió una serie de alocuciones en diversos foros, que versaban sobre las supuestas ayudas, tanto económicas como militares, generosamente donadas por el pueblo libio al Estado egipcio para luchar contra el enemigo sionista.

Lo cierto es que el líder libio pretendía aumentar su prestigio y convertirse en la principal (y a ser posible única) voz del mundo árabe y gracias a los limitados éxitos militares logrados por las ofensivas sirio-egipcias, se le puso en bandeja la oportunidad de criticar a ambos por su manera de conducir la contienda e incluso atacar a otros países árabes, como Jordania, por su negativa de aunar esfuerzos frente al enemigo sionista.

El propio Gadafi comenzó a calificar a la Guerra de Octubre como una autentica cobardía, un ridículo intento de liberar suelo árabe de la presencia de Israel, llegando afirmar que, si bien dicho conflicto se había vendido a los ciudadanos árabes como una autentica guerra de liberación total, ciertamente no había sido más que un intento de confundir al pueblo árabe, el cual nuevamente era engañado por el pueblo judío.

Para complicar aún más las cosas, Sadat comenzó una serie de contactos directos con los EE. UU. e Israel para conseguir un alto al fuego completo y permanente que sirviese para colocar las bases de un futuro acuerdo de paz entre Egipto e Israel.

(Continúa...)

Este artículo es exclusivo para suscriptores de Ejércitos. Si desea leer el texto completo, puede suscribirse haciendo click aquí.