¿Cuánto cuesta un F-35?

Sobre la dificultad de valorar el coste de los sistemas de armas y el complicado papel de los decisores políticos y militares

El F-35B es, ahora mismo, una plataforma única
El F-35B es, ahora mismo, una plataforma única. Eso coloca a los países como España, que habían confiado en el Sea Harrier para equipar a su aviación naval en una tesitura complicada en la que o bien optan por una solución muy costosa -adquirir el F-35B- o bien renuncian a un componente que se ha demostrado vital. Además, por sus capacidades, el F-35B es un sistema desestabilizador, capaz de alterar el equilibrio regional, como está demostrando el interés de países como Japón, que podrían introducirlos en sus Izumo. Foto - US Marine Corps

 

¿Cuánto cuesta un F-35?

Sobre la dificultad de valorar el coste de los sistemas de armas y el complicado papel de los decisores políticos y militares

 

Por Christian D. Villanueva López

 

Es propio del ser humano atender a problemas complejos desde un único punto de vista. Quizá porque todavía estamos aprendiendo, quizá porque seguimos siendo cazadores, diseñados para fijar nuestra atención en una presa y en nada más que la presa, lo mismo da. El asunto es, queridos lectores, que sin importar cuan enrevesada sea una cuestión o los matices que tenga, la mayor parte de los humanos nos fijamos en aquello que más resalta, aunque no sea ni de lejos la característica más importante. Siempre hay un árbol que nos impide ver el bosque. Eso es lo que está detrás del éxito de la publicidad, de las Fake News, etc, y con ello hemos de vivir.

Aplicado al mundo de la defensa, existe una tendencia casi unánime entre los aficionados -y no solo, ese es el problema-, consistente en valorar los sistemas de armas en términos bien de coste, bien de eficacia, pero muy pocas veces atendiendo a la ecuación coste/eficiencia, incluso cuando decimos hacerlo. Tendemos, nos guste o no, a conceder mayor relevancia al primer término que al segundo o a emocionarnos con la tabla de características sin atender a razón económica alguna. Así, en ocasiones nos parece que pagar más de 100 millones de dólares por un único avión de combate es una barbaridad, máxime si lo comparamos con los 500 o 1.000 millones

(Continúa...)

Este artículo es exclusivo para suscriptores de Ejércitos. Si desea leer el texto completo, puede suscribirse haciendo click aquí.