Catar comprará un centenar de carros de combate turcos Altay

Carro de Combate turco Altay
  • El contrato contempla la adquisición de 100 carros de combate, 40 de los cuales serán entregados en la primera fase.
  • La adquisición se une a la recepción, en los últimos días, del primero de los 24 helicópteros AH-64E Apache Guardian comprados en 2016 a los EE. UU.

Los gobiernos de Catar y Turquía habrían llegado a un acuerdo en virtud del cual el país árabe se compromete a adquirir un centenar de carros de combate Altay, diseñados y fabricados en Turquía. En una primera fase Catar recibiría hasta 40 carros.

El Altay, nombrado así en honor al general Fahrettin Altay, está destinado a convertirse en el principal medio de combate acorazado de las Fuerzas Armadas Turcas, a pesar de que estas cuentan en su inventario con medios modernos, como los Leopard 2A4 que han empleado recientemente en su campaña siria, un tema del que hemos hablado a fondo en nuestro Número 2.

En diseño desde 2007 y bajo la dirección de la empresa Otokar, que actúa de contratista principal, el Altay involucra a algunas de las principales empresas del sector de la defensa turcas, así como a socios extranjeros como Rotem, que ofrece apoyo y soporte técnico. Así, la empresa turca ASELSAN se encarga del Sistema de Control de Tiro (FCS) y de los sistemas de mando, comunicaciones y control, mientras que el desarrollo del cañón de 120/55 que debe dotarlos es responsabilidad de MKEK (Mechanical and Chemical Industries Corporation, MKEK), estando el blindaje y los sistemas de protección activa con los que sin duda se dotará tras la experiencia siria a cargo de Roketsan.

Se espera que Turquía, que ya ha firmado un primer contrato de adquisición para dotarse de 250 carros Altay, llegue a aumentar esta cantidad hasta las 1.000 unidades, dando de paso un importante empujón a su industria autóctona.

Respecto a Catar, con la adquisición del Altay sigue adelante en su esfuerzo por reforzar sus fuerzas armadas que, precisamente en los últimos días, han recibido el primero de los 24 helicópteros de combate AH-64E Apache Guardian -la última versión en servicio con el US Army- que habían contratado en julio de 2014, junto a un paquete de entrenamiento para 70 pilotos y un centenar de militares que deben darles mantenimiento. El contrato, por valor de 667 millones de dólares contemplaba la opción de 24 aparatos adicionales que todavía no se ha ejecutado.

 

 

Vídeos Relacionados