Esperando al ganador del programa de fragatas Type31e británico

Uno de los tres fabricantes será el constructor de las fragatas que sustituirán a las actuales Type 23

Infografía de la propuesta de Team Leander para el Programa Type 31e. Fuente - Team Leander.
  • Uno de los tres fabricantes será el constructor de las fragatas que sustituirán a las actuales Type 23.
  • Se espera que lleguen a contratarse entre 5 y 10 buques.
  • Los candidatos son Team Leader, Babcock y TKMS.

En los próximos meses se conocerá a la empresa que se encargará de construir las futuras fragatas británicas Type 31e. Después de que en diciembre del pasado año se anunciase la selección de una lista corta de candidatos, compuesta únicamente por tres consorcios, se espera que la decisión final sobre el resultado del concurso no se demore mucho más, si de verdad se pretende cumplir con la intención de entregar el primer buque a la Royal Navy en 2023.

Team Leander (BAE Systems y Cammell Laird), Babcock’s Team31 (Babcock con BMT y Thales), y Atlas Elektronik UK en asociación con Thyssenkrupp Marine Systems han sido elegidos para la construcción de las futuras fragatas Type 31e del Reino Unido. Uno de los tres candidatos seleccionados para ésta lista corta será quien se haga con un jugoso contrato que podría alcanzar la decena de unidades, aunque en una primera fase se espera que sean contratadas únicamente 5, a todas luces insuficientes para sustituir a las 13 unidades de la clase Duke (Type 23) actualmente en servicio. No obstante, es justo aclarar que la sustitución no será en ratio 1:1 sino que dentro de los planes del MoD británico se encuentra una reorganización completa de la Royal Navy que se basará, en el futuro, en tres clases de escoltas (Type 45, Type 26 y Type 31), estando estas últimas a medio camino entre las corbetas y las fragatas, pese a su denominación, algo sobre lo que se ha discutido en diversos medios.

Las futuras fragatas Type 31, también conocidas como Tipo 31e o Fragatas de Propósito General (GPFF o General Purpose Frigates), deben entrar en servicio en la próxima década y actuar como complemento de las más capaces Type 26, un modelo que está siendo todo un éxito de exportación gracias a los programas canadiense y australiano. La intención firme del MoD británico es que la primera de las unidades contratadas, que servirán de reemplazo a las actuales Type 23, sea entregada a la Royal Navy para sus pruebas de mar en fecha tan temprana como 2023. Para ello, pretenden anunciar el ganador definitivo del concurso antes de que termine el presente año.

Los tres finalistas de la competición son los siguientes:

  • El equipo Leander, liderado por Cammell Laird (que se encargaría del diseño del buque, así como de la construcción) y BAE Systems (que proporcionaría apoyo en el diseño, así como el sistema de combate). Su propuesta es la fragata Leander basada en el diseño de las corbetas Khareef, de las que hay actualmente tres unidades en servicio en Omán y que cuentan con un desplazamiento de 2.660 toneladas para una eslora de 99 metros.
  • El Equipo 31, un consorcio liderado por Babcock en el que también participan BMT y Thales y que ha propuesto su Arrowhead 140. Ésta propuesta, basada en el diseño de la clase Iver Huitfeldt en servicio en la Real Armada de Dinamarca es notablemente diferente del anterior y toma como punto de partida una versión reducida de un buque de 6.645 toneladas con 138,5 metros de eslora y dotado de sistemas avanzados como el radar SMART-L de Thales y con 32 celdas VLS.
  • Por último, Atlas Elektronik UK (liderando un consorcio que incluye a los astilleros británicos Harland & Wolff y Ferguson Marine Engineering), en asociación con Thyssenkrupp Marine Systems, propone la MEKO A-200 Derivitive, que sería una fragata basada en los buques MEKO A-200 existentes. Sería la enésima evolución de un diseño probado del que se han construido ya 25 unidades en servicio con la Royal Australian Navy, la Armada Turca o la Armada Argelina entre otros y se aumentaría su desplazamiento hasta las 3.700 toneladas para acomodar un mayor número de sistemas y dejar cierta reserva de peso y espacio para el crecimiento futuro.
Lista corta de candidatos al Programa Type 31e. Fuente – Engaging Strategy

 

El programa, cuando se materialice, será un importante paso adelante para la industria naval británica, que lleva los últimos años inmersa en un programa de reorganización radical que pretende mejorar su eficiencia, favorecer la modernización y racionalizar tanto el número de instalaciones como sus capacidades, de forma que realmente puedan satisfacer no solo las exigencias de la propia Royal Navy, sino especialmente de los clientes extranjeros, como Canadá o Australia, vitales para asegurar las economías de escala necesarias como para seguir desarrollando productos competitivos.

 

 

Vídeos Relacionados