La empresa suiza RUAG Internacional pasará a manos privadas

El grupo facturó 1.759 millones de euros en 2017

Instalaciones de RUAG Defence. Foto - RUAG.
  • El grupo facturó 1.759 millones de euros en 2017.
  • Se dividirá en dos empresas, una de ellas destinada en exclusiva a suplir a las Fuerzas Armadas de Suiza.

El Ministerio de Defensa de Suiza, haciendo referencia a una decisión del Consejo Federal del país alpino, ha desvelado en los últimos días la intención, por parte de la Confederación Helvética, de segregar su multinacional de la defensa RUAG Internacional en dos empresas diferentes, la mayor de las cuales será privatizada.

RUAG Internacional en la actualidad es la mayor empresa suiza del sector de la defensa y cuenta con filiales en 16 países, entre ellos Alemania, Gran Bretaña y Francia. Organizada en cinco divisiones (RUAG Space, RUAG Aviation, RUAG Aeroestructures, RUAG Ammotec y RUAG Defence), la empresa suiza logró facturar solo en 2017 casi 2.000 millones de francos suizos (aproximadamente 1.759 millones de euros) de los cuales el 62 por ciento procedía del extranjero.

En el futuro, si los planes del Gobierno Suizo se implementan como es su deseo, la empresa será dividida en dos entes separados. Uno de ellos, MRO Switzerland, tendrá como objetivo suministrar exclusivamente a las Fuerzas Armadas de Suiza, para lo que mantendrá 2.500 de los más de 9.000 empleados con los que el grupo cuenta en la actualidad. El otro grupo mantendrá la denominación de RUAG Internacional y está centrado en la exportación, que en la actualidad supone prácticamente dos tercios de la facturación de RUAG. Cuando la segregación se lleve a cabo, las dos compañías pasarán a ser totalmente independientes y, como medida de seguridad adicional, llegarán a contar con redes informáticas separadas.

Además del sector de la defensa, que únicamente ocupa el 44 por ciento de la facturación de la actual RUAG, también se dedican a la fabricación de componentes entre otros para la aviación civil, la electrónica espacial o el diseño y construcción de simuladores, un tema que tratamos a fondo en nuestro Número 4.

Resta por ver, cuando la nueva RUAG Internacional sea puesta en el mercado, quienes son los inversores interesados en ella y cuál es la postura del gobierno suizo respecto a los nuevos accionistas, o si bien opta por mantener una «acción de oro», una mayoría en el consejo de administración o cualquier otra salvaguarda que garantice sus intereses.

 

 

Vídeos Relacionados