Nuevo material para el Ejército Argentino

A pesar de las modernizaciones y las nuevas adquisiciones, la situación de las Fuerzas Armadas Argentinas sigue siendo comprometida debido a la falta tanto de inversiones como de capacidades industriales

Mauricio Macri inspecciona parte de los fusiles modernizados el pasado año. Foto - Ejército Argentino
  • Destaca el proyecto TAM 2C, que permitirá el combate nocturno manteniendo una muy alta precisión en los disparos.
  • A pesar de las modernizaciones y las nuevas adquisiciones, la situación de las Fuerzas Armadas Argentinas sigue siendo comprometida debido a la falta tanto de inversiones como de capacidades industriales.
  • El listado completo de material adquirido/modernizado en los últimos años puede consultarse aquí.

 

El presidente argentino, Mauricio Macri, visitó las instalaciones de la Dirección de Arsenales del Ejército Argentino, en donde se efectuó la presentación de los nuevos materiales y equipamientos  de esta rama de las Fuerzas Armadas Argentinas.

Acompañaron al presidente el ministro de Defensa, doctor Oscar Aguad; el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general VGM Bari del Valle Sosa; el jefe del Estado Mayor General del Ejército, teniente general Claudio Ernesto Pasqualini, y el director general de los Arsenales, general de brigada Sergio Pucheta.

Durante su visita, Macri observó las distintas líneas de mantenimiento del Batallón de Arsenales 602, entre las que se destaca la del TAM (Tanque Argentino Mediano) y TAM 2C. El TAM, que fue diseñado a finales de la década de los 70 es un vehículo con grandes limitaciones, especialmente por su incapacidad para el combate todo tiempo. Por ello la modernización propuesta a través del proyecto TAM 2C incorpora tecnología avanzada y probada a nivel mundial, que permite el combate nocturno con una muy alta precisión en los disparos. Entre las nuevas prestaciones se destacan: la visión nocturna, el nuevo sistema digital de adquisición de blancos, el movimiento eléctrico de la torre, la mayor capacidad de supervivencia y la incorporación de una unidad de potencia auxiliar para disminuir el consumo de combustible y alimentar los nuevos equipos electrónicos.

Además de los carros de combate, también se están modernizando los sistemas de armas principales de los Vehículos de Combate para Transporte de Personal (VCTP) de la familia TAM, mejorando los sistemas hidráulicos, electrónicos y ópticos, así como las conexiones de la barcaza con el arma principal. Con respecto al cañón del citado vehículo, se están reemplazando los Rheinmetall MK 20 Rh 202 por  nuevas armas de la firma Oerlikon. También, le fueron actualizados los sistemas de tiro con sistemas electrónicos y optrónicos, computadoras balísticas y sistemas de puntería modernos.

Por su parte, el Vehículo de Combate de Artillería (VCA) Palmaria de 155 mm, tras una exhaustiva inspección de materiales y la certificación de los cañones por parte de la empresa proveedora Oto Melara, ha vuelto al servicio operativo. Sus modificaciones duplicaron la cadencia de fuego de 1,5 a 3 tiros por minuto, merced a la automatización de casi todo el proceso de municionamiento y el reemplazo de los componentes analógicos por controles digitales.

Como parte del mismo proyecto de recuperación, se están actualizando los vehículos de combate M-548 que eran utilizados para apoyar a los cañones autopropulsados AMX MK F3, ya dados de baja. Para esta tarea se prepararon 100 compartimientos y una cinta trasportadora que acelera la carga y descarga de munición directamente al vehículo.

Otras de las líneas de mantenimiento corresponde a los vehículos de combate M113 modelo A1, que son empleados en el sur y centro del país dadas sus capacidades todoterreno, necesarias en zonas del país como la meseta patagónica y la llanura. Eventualmente, estos vehículos son empleados en tareas de apoyo a la comunidad, una ctividad que se vió reflejada en las inundaciones de Comodoro Rivadavia de 2017.

La última línea de trabajo que visitó la comitiva encabezada por Macri fue la del Batallón de Arsenales 601, donde son repotenciados los vehículos 4×4 UNIMOG 416 Mercedes Benz a fin de prolongar su vida útil por otros 10 años. Hasta el momento, la Fuerza recuperó 125 de estos camiones.

Más allá del material modernizado, los componentes de la visita se centraron en la inspección del equipo de reciente adquisición y que va desde armamento a equipos de comunicaciones, uniformes y módulos habitacionales y de sanidad.

Esta incorporación se enmarca en el Plan Director de Material del Ejército, tendiente a restituir e incrementar la capacidad operacional de la Fuerza y a reforzar los elementos desplegados como parte del Operativo Integración Norte. Este operativo está destinado a realizar tareas de adiestramiento operacional, apoyo logístico a las Fuerzas de Seguridad y apoyo a la comunidad ante desastres naturales, con la finalidad de estar presentes en zonas sensibles de la frontera norte.

Para finalizar, el presidente se dirigió al personal formado y a los invitados expresando:

“Desde el primer momento hemos tenido claro que para cuidar a los argentinos, primero tenemos que cuidar a aquellos que nos cuidan: ustedes. Por eso, para que estemos comprometidos en esta tarea de la paz y la tranquilidad de nuestro país, tenemos que reconocer el valor patriótico y la vocación que tienen los integrantes de las Fuerzas Armadas.

Hoy estamos contentos de venir a pasar revista al material que hemos incorporado, para el transporte, para el equipamiento, para el acceso a nuevas tecnologías, uniformes, carpas y acceso a todo lo que tiene que ver con el apoyo a la comunidad. Especialmente, en lo referido a fronteras seguras, lo que estamos haciendo en lo que hemos llamado el Operativo de Integración Norte, que es cuidar una parte central de nuestro país, una frontera fundamental.

Eso sumado al enorme apoyo que, con estos equipamientos, vamos a seguir dándole a la comunidad, frente al flagelo que produce el cambio climático, como las inundaciones, las sequías y los aludes. Y ahí ha acudido el Ejército en estos tres años con una increíble capacidad, eficiencia, sensibilidad para acompañar a las distintas comunidades, como así también en temas sanitarios y de obras civiles, en estas emergencias cuando quedan poblaciones incomunicadas.

La Directiva de Defensa Nacional que emitimos en julio, busca tener un Ejército más ágil, más moderno, más dinámico, que pueda interactuar con las distintas áreas del gobierno y que esté a la altura de los desafíos que tenemos en el siglo XXI, confiamos mucho en la capacidad de nuestros hombres y mujeres que integran nuestras Fuerzas Armadas, ustedes son lo mejor que tenemos y a ustedes queremos darles las herramientas para que también sean parte de esta Argentina que está saliendo adelante, con mucho esfuerzo y mucho dolor.

Ahora trabajando juntos, cada uno desde su lugar, estamos empezando a construir esa Argentina que soñamos. Gracias y a seguir trabajando juntos”.

A pesar de las modernizaciones y las nuevas adquisiciones, la situación de las Fuerzas Armadas Argentinas sigue siendo comprometida debido a la falta tanto de inversiones como de capacidades industriales.

 

 

Vídeos Relacionados