Retrasos en la entrega de los Piranha V rumanos

El contrato contempla la adquisición de un total de 227 Piraña V por valor de 1.000 de dólares.

MOWAG Piranha V. Fuente - GDELS
  • GDELS debería haber entregado la primera tanda, de 30 vehículos, antes del 22 de marzo de 2019.
  • Todavía puede eludir las penalizaciones si los entrega dentro del periodo de gracia de 60 días posterior al cumplimiento del contrato.
  • El contrato prevé la adquisición de hasta 227 vehículos, 197 de los cuales se producirán en Rumanía.

Cuando se cumple un año de la firma del contrato entre General Dynamics European Land Systems-Mowag y el Ministerio de Defensa de Rumanía, la multinacional todavía no ha suministrado el primer lote de blindados 8×8 Piranha V, que debía haber entregado pasados doce meses desde la firma. No obstante, todavía está a tiempo de cumplir con lo pactado, pues el acuerdo contemplaba un periodo de gracia de 60 días a contar desde el 22 de marzo, fecha tope del contrato.

El acuerdo, firmado el 22 de marzo de 2018, contempla la adquisición de un lote de 227 blindados Piranha V por un montante cercano a los 1.000 millones de dólares (890 millones de euros), de los cuales 197 deben fabricarse en suelo rumano, pues el contrato prevé importantes transferencias tecnológicas e industriales.

Rumanía ya tenía experiencia utilizando variantes anteriores del conocido Piranha, pues en 2006 adquirió de urgencia 31 ejemplares, con la intención de utilizarlos en los despliegues que llevaba a cabo en Afganistán e Iraq.

 

 

España también sufre retrasos en el programa VCR 8×8

El Piranha V es el mismo vehículo sobre cuya base Santa Bárbara Sistemas (parte de GDELS), Indra y SAPA están desarrollando el polémico VCR 8×8 para el Ejército de Tierra de España, un programa que también se enfrenta a retrasos y sobre el cual el JEME, general de ejército Francisco Javier Varela Salas, ya alertó el pasado mes de febrero, al denunciar los retrasos en la entrega de los cinco demostradores que el Ejército debe recibir para llevar a cabo las pruebas de los nuevos equipos.

España, que contempla la adquisición de más de 1.000 ejemplares aprobó, en diciembre de 2018 un techo de gasto de 2.100 millones de euros para la primera fase del programa, compuesta por 348 vehículos, así como para sufragar la fase de diseño pues el futuro VCR incorporará numerosos equipos autóctonos que lo diferenciarán del modelo base y que lo convertirán en una de las claves de la futura BRIEX 2035.

Estos primeros 348 blindados se entregarán en las siguientes configuraciones:

  • Vehículo de Combate sobre Ruedas VCR de línea (134).
  • Vehículo de Exploración de Caballería VEC (58).
  • Vehículo de Recuperación VREC (20).
  • Vehículo de combate de Zapadores VCZ (66).
  • Vehículo de Puesto de Mando de Batallón/Grupo VCPC (16).
  • Vehículo de combate con capacidad de defensa contracarro VCR-C/C (42).
  • Vehículo de Observador Avanzado de Artillería VCOAV (12).

Estos 348 vehículos servirían para constituir cuatro Agrupamientos Tácticos (con una pequeña cantidad -8- para enseñanza/reserva). Posteriormente, en otras dos etapas se adquirirán otros 365 + 285 vehículos, para completar las plantillas de todas las unidades. Es decir, suman un total muy cercano a los 1.000 ejemplares,

 

 

Sobre el Piranha V

El Piranha V es el último desarrollo de una exitosa familia de blindados de transporte y combate 8×8 desarrollada en origen por la empresa suiza MOWAG. Hasta el momento ha logrado contratos con Dinamarca (309 unidades), Mónaco (2 unidades), Rumanía (227 unidades) y España (348 unidades, aunque con notables diferencias respecto al original).

Desde la entrada en servicio en la segunda década de los años 70 del Piranha I, hasta la firma de los contratos español y rumano, se han fabricado decenas de miles de unidades de un blindado del que se han diseñado decenas de variantes, incluyendo los LAV-25 utilizados por el USMC y el US Army o los Piranha IIIC de nuestra Infantería de Marina.

 

 

Vídeos Relacionados