BAE ofrece los portaaviones de la Clase Queen Elizabeth a la India

HMS Queen Elizabeth en Nueva York
  • Representantes de  la empresa BAE Systems confirmaron en LIMA 2019 que la compañía está ofreciendo el diseño de su portaaviones Queen Elizabeth Class (QEC) a la Armada de la India.
  • India mantiene operativo, en la actualidad, un único portaaviones, el INS Vikramaditya (ex-almirante Gorshkov) de la clase soviética Kiev.
  • El país también está construyendo un segundo transportista, el INS Vikrant de 40,000 toneladas, en un astillero local y se espera que este barco comience las pruebas en el mar en 2020.

La empresa BAE Systems, conocedora de las dificultades por las que pasa la industria naval de la India, ha ofrecido sus portaaviones de la Clase Queen Elizabeth al país asiático, que está inmerso en el diseño de un tercer tipo de portaaviones a construir en el astillero de Cochin. El futuro portaaviones autóctono (IAC-2), que será completamente distinto a los dos anteriores, tendrá un desplazamiento de 65.000 toneladas y será bautizado como INS Vishal, cuando finalmente se construya.

El representante de BAE Systems en la feria LIMA 2019 dijo que la compañía ya ha mantenido conversaciones con la Armada India sobre el potencial de un portaaviones derivado la Clase de la Queen Elizabeth utilizado por la Royal Navy, pero adaptado a los requisitos de la India.

«BAE Systems se complace de haber iniciado conversaciones con India sobre el potencial para basar el desarrollo del segundo proyecto de Portaaviones Autóctono (IAC-2) en el diseño de la clase Queen Elizabeth. El diseño es adaptable para acomodar tanto una rampa ski-jump como un sistema de lanzamiento mediante catapultas y se puede modificar para cumplir con los requisitos de la industria naval de la India».

La compañía británica, que ha cosechado importantes éxitos en cuanto a exportación con sus Type 26 tanto en Australia como en Canadá, confía en hacerse con el programa indio, asegurando que lo que el país busca y lo que la empresa ofrece tienen muchas características en común y que perfectamente pueden hacerlo manteniendo el tan cacareado «Make in India» y que pretende multiplicar las capacidades de la industria bélica del gigante asiático. Según el representante de BAE Systems,  los riesgos, los costos y el cronograma para el programa IAC-2 se reducirían significativamente mediante la cooperación con el Reino Unido.

 

 

Sobre el IAC-2

Este portaaviones, el IAC-2, (INS Vishal), debía poseer en origen catapultas EMALS y un desplazamiento superior a las 60.000 toneladas y haber sido ordenado en 2017 esperándose su entrega para el 2027. Sin embargo, el programa fue completamente modificado y posteriormente, con asistencia de los Estados Unidos, se decidió plantear un buque con propulsión eléctrica y capaz de operar no solo cazas convencionales pesados, sino también aviación embarcada de ala fija ASW, AEW y COD, así como una amplia gama de drones.

En 2015 el Gobierno de Delhi solicitó información para dicho programa a diferentes constructores internacionales procedentes de Rusia, Estados Unidos, Francia e Inglaterra, pero manteniendo la India el control sobre el diseño del buque. Con asignaciones presupuestarias en la actualidad, el IAC-2 sigue en vigor y vivo, aunque sin conocerse cuál puede ser el resultado final, ni si se ha tomado alguna decisión en firme. Es ahí en donde entra la propuesta de BAE System, que pretende sacar partido a su clase Queen Elizabeth.

Lo que llama poderosamente la atención del IAC-2 es su ala embarcada, que trastocará por completo la composición y logística de la Aviación Naval embarcada hindú. Si planteamos la entrada en servicio del IAC-2 en un futuro próximo, la Armada India operará 3 portaaviones, dos de ellos STOBAR y uno CATOBAR. Los dos primeros compartirían plataforma aérea, el Mig-29K, y aunque con capacidad de ejercer operaciones dominio del mar, probablemente estarían más centrados en operaciones zonales de protección y defensa, mientras que el IAC-2 se centraría en una eminente capacidad de proyección naval. Pero sus respectivas alas aéreas no podrían ser compatibles entre las diferentes plataformas, debido al sistema de lanzamiento de cada una.

En 2017 la Armada solicitaría información para la compra de 57 nuevos cazas embarcados, orientados a su uso en el IAC-2. Los participantes son los principales competidores mundiales en su segmento:

  • Rusia que se presenta una vez más con el Mig-29K, pesar de que carece de capacidad de despegue CATOBAR debido a la herencia soviética, trabaja en una modificación de dicho caza. Este candidato cuenta con diversos hándicaps, entre ellos el haber sido criticado por la India dada su escasa resistencia ante el ambiente del Océano Indico, así como algunas acusaciones relacionadas con los problemas logísticos y de mantenimiento de las empresas rusas e indias implicadas.
  • Saab ha ofrecido una versión navalizada del Gripen, lo cual implica un alto riesgo al ser un diseño completamente nuevo y sin ejemplares en operación.
  • Boeing entraría en liza con su F-18 Super Hornet, cazabombardero más que conocido y probado .
  • La francesa Dassault ofrece su caza naval Rafale M en servicio con la Marine Nationale, y que este 2018 está operando desde portaaviones de la U.S. Navy. No es casualidad que la Fuerza Aerea Hindú este comprando al mismo fabricante la variante ordinaria y que esté interesada en incrementar el número de unidades operativas. Paris podría estar muy bien posicionada para hacerse con la futura composición del Ala Embarcada del IAC-2, ofreciendo una reducción de los costes operacionales en un avión probado en combate.

En cualquier caso el programa de portaaviones hindú debe ser tenido en cuenta como un referente mundial, al estar alcanzando su objetivo principal de ser un desarrollo nacional, con un importante avance tecnológico y un incremento muy importante de las capacidades navales de la nación. Siempre teniendo en cuenta que la India mira con mucho recelo el incremento de unidades Chinas de este mismo tipo, en un momento en el que el gigante asiático está embarcado en la construcción del Tipo 002, dotado con EMALS y tiene planes para contar con hasta media docena de portaaviones entre STOBAR y CATOBAR.

 

 

Vídeos Relacionados