Se estrella el primer F-35A ensamblado en Japón

El avión, el F-35A # 79-8705 (AX-05), era el primer F-35A ensamblado por los japoneses y estaba basado en Nagoya desde el 5 de junio de 2017.

Presentación del primer F-35A japonés.
  • Un F-35A de la Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón desapareció en el Pacífico ayer día 9 de abril.
  • El avión, el F-35A # 79-8705 (AX-05), era el primer F-35A ensamblado por los japoneses y estaba basado en Nagoya desde el 5 de junio de 2017.

Un cazabombardero furtivo F-35A japonés se estrelló ayer martes, durante el transcurso de un vuelo de entrenamiento, en aguas del Oceáno Pacífico, según informaron funcionarios de las Fuerzas de Autodefensa de Japón.

El aparato monomotor estaba realizando un vuelo de entrenamiento junto a otros tres F-35 cuando se perdió el contacto con el aparato durante la noche del martes, en palabras del ministro de Defensa, Takeshi Iwaya. Los restos del avión fueron encontrados horas después.

El piloto del avión perdido señaló la necesidad de abortar su misión poco antes de que se perdiera el contacto con el radar. Por desgracia, todavía no ha podido ser encontrado, aunque tanto fuerzas japonesas como estadounidenses han lanzado un potente dispositivo de búsqueda destinado no solo a rescatar al piloto, sino también a proteger la seguridad de la zona, pues se temía que hubiese intentos, por parte de otras potencias, por hacerse con el aparato.

Los aviones japoneses, basados en la Base Aérea Misawa, en el extremo norte de la isla japonesa de Honshu, se encontraban en ese momento a unos 135 kilómetros (84 millas) de la costa este de la prefectura de Aomori.

Se da la casualidad de que el primer escuadrón de F-35A japonés (302º Escuadrón) había sido activado hace tan solo 11 días. Estaba formado por 13 aparatos que ahora, como el resto de la flota del caza de 5ª generación de Lockheed Martin, serán dejados en tierra hasta que se esclarezcan las causas del siniestro.

El jet japonés es el segundo F-35 perdido en accidente después de que un F-35B del USMC se estrellara en Beaufort, Carolina del Sur, a finales de septiembre, en un accidente que se achacó a un conducto para el combustible defectuoso.

Japón es uno de los 14 países que forman parte del Programa F-35 y, con un pedido de 147 aparatos que además se fabrican en gran parte en el país asiático, es el mayor cliente después de los propios Estados Unidos.

 

 

Vídeos Relacionados