España y Portugal realizan el ejercicio de búsqueda y salvamento CANASAR 2019

Este ejercicio se enmarca en el acuerdo bilateral de búsqueda y salvamento que, a través del Ejército del Aire, España tiene con Portugal

Simulacro de accidente aéreo durante el ejercicio CANASAR 2019. Fuente - Ministerio de Defensa.
  • El día 8 de abril se ha realizado el ejercicio MORSA 2019, como fase marítima del ejercicio CANASAR 2019, cuya fase terrestre se ha realizado el día 10 de abril.
  • Este ejercicio se enmarca en el acuerdo bilateral de búsqueda y salvamento que, a través del Ejército del Aire, España tiene con Portugal.
  • Al ejercicio acudieron, en calidad de observadores, delegaciones de los servicios SAR de Portugal, Senegal, Marruecos, Mauritania y Cabo Verde. La jornada empezó con el briefing previo al ejercicio, en las instalaciones del Centro Coordinador de Salvamento de Canarias.

En el ejercicio MORSA han participado un caza F18 del Ala 46 del Ejercito del Aire y un helicóptero de la Fuerza Aérea de Portugal. Se tenía prevista también la participación de un helicóptero Super Puma y un avión CN-235 del 802 Escuadrón del Ala 46, que no pudieron hacerlo ya que tuvieron que realizar dos evacuaciones reales a barcos, solicitadas en las horas del ejercicio por la Sociedad Estatal de Salvamento y Seguridad Marítima (SASEMAR) del Ministerio de Fomento. Como apoyo al ejercicio participó el remolcador de SASEMAR Miguel de Cervantes, que se encargó de desplegar a los figurantes que representaron el papel de pilotos eyectados, así como de proporcionar seguridad a las maniobras de rescate desde el helicóptero.

El ejercicio MORSA es un ejercicio específico SAR de adiestramiento avanzado entre España y Portugal que simula un accidente aéreo, en este caso, en el mar. El RCC Canarias asumió la coordinación y dirección del evento, al producirse el supuesto accidente aéreo dentro su zona de responsabilidad. En base a los acuerdos en materia SAR, se solicitó al RCC Lisboa el apoyo de sus medios SAR. Este ejercicio persigue mejorar la coordinación entre ambos países en el empleo de los medios aéreos, para dar una respuesta eficaz ante la eventualidad de un accidente aéreo como el planteado, así como practicar diversas técnicas de búsqueda y salvamento.

El ejercicio simuló una colisión entre dos cazas F18 al norte de la isla de Gran Canaria. El Grupo de Alerta y Control del Ejercito del Aire, ubicado en la Base Aérea de Gando, notificó al RCC Canarias la desaparición de los dos aviones de la pantalla radar. Prácticamente al mismo tiempo se recibieron en el RCC Canarias las señales de las radiobalizas de emergencia de las supuestas aeronaves siniestradas.

Se dispara la alerta y el RCC Canarias decide pedir colaboración al RCC Lisboa, pues un helicóptero del Servicio SAR de Portugal se encontraba en la Base Aérea de Gando. De forma simultánea, el RCC de Canarias solicita al Centro de Operaciones Aéreas del Mando Aéreo de Combate del Ejército del Aire la activación del F18 de alerta de defensa aérea para intentar confirmar la posición del accidente lo antes posible. Después de confirmar el accidente, el RCC Canarias dirigió hacia el punto verificado por el caza al helicóptero portugués, que procedió al rescate de los dos pilotos supuestamente eyectados desde su balsa salvavidas.

El ejercicio se dio por finalizado tras la toma de todos los medios aéreos en sus respectivas bases de origen.

En la fase terrestre del CANASAR se simuló el accidente de un avión en San Bartolomé de Tirajana con 150 pasajeros a bordo, 52 de ellos fallecidos, 35 heridos leves, 34 evacuados en helicópteros y 29 en ambulancia. Dos helicópteros Súper Puma del Grupo 82 del Ala 46, un avión CN-235 VIGMA, bomberos de la base aérea de Gando, un equipo de desactivación de explosivos y personal del Centro Coordinador de Rescate de Canarias, que organizó el ejercicio, participaron en la fase terrestre del CANASAR 2019.

 

 

Vídeos Relacionados