El coste del programa F-35 aumenta en 22.000 millones de dólares

El F-35 es hoy, incluso por encima del F-22, el caza más avanzado del mundo
El F-35 es hoy, incluso por encima del F-22, el caza más avanzado del mundo. Además, su arquitectura permitirá que siga recibiendo mejoras durante los próximos años y que se adapte a una era en la que los pilotos serán cada vez menos importantes en su función tradicional, hasta convertirse en gestores de grupos de combate mixtos formados por F-35 y UAV/UCAV. Foto - USAF
  • Según un informe publicado por la cadena de información económica Bloomberg, se estima que el coste del que es el programa militar más caro de la historia, el destinado a desarrollar el caza de quinta generación F-35 de Lockheed Martin, aumentará en 22.000 millones de dólares.
  • La nueva cifra se ha establecido tras valorar el impacto de la inflación en relación a los costes de investigación, producción y adquisición de materiales.
  • A su vez, el coste estimado de operación y mantenimiento de la flota durante las más de seis décadas que se estima estará en servicio aumentó en alrededor de 73.000 millones de dólares, hasta sumar un total de 1.196.000 millones.

En los últimos días el programa F-35 ha vuelto a ser objeto de discusiones al conocerse un aumento en el 5,5 por ciento de los costes de adquisición que pasan de 406.200 millones de dólares a 428.000, debido al gasto necesario para introducir algunas de las mejoras que se incorporarán a partir del  bloque 4 y no a los retrasos o el aumento del gasto en mano de obra.

De hecho, según declaraciones del propio personal de la oficina que el Pentágono mantiene para gestionar el programa:

«El programa F-35 se mantiene dentro de todos los umbrales de coste, plazo y rendimiento y continúa haciendo progresos constantes. Estamos comprometidas con la entrega de capacidades de combate de guerra rentables en todas las áreas del programa».

Por su parte, tanto la jefa de adquisiciones del Pentágono, Ellen Lord, como el secretario interino de Defensa, Patrick Shanahan, han estado presionando a la oficina del programa y a la multinacional Lockheed Martin para reducir las operaciones proyectadas y los costos de apoyo y es muy posible que el aumento en el coste del que hablamos sea revisado en los próximos años.

Carolyn Nelson, portavoz de Lockheed Martin, a su vez, declaró que:

«[Lockheed] está tomando medidas enérgicas para aumentar la capacidad de la cadena de suministro, reducir los costos de la cadena de suministro y mejorar la disponibilidad de piezas para ayudar a reducir los costos de mantenimiento y mejorar la preparación».

Por el momento, aunque para éste 2020 se han solicitado 17 unidades menos de las inicialmente previstas, las cifras finales del programa continúan inalteradas y los Estados Unidos todavía planean comprar 2.456 aparatos en sus tres variantes: 1.763 para la USAF, 420 para el USMC y 273 para la US Navy. A dicha cantidad deben sumarse los más de 700 aparatos que se van a exportar, cifra que también es probable que aumente con el tiempo.

 

 

Vídeos Relacionados