La Federación Rusa pone en servicio una nueva generación de municiones guiadas

Las nuevas bombas guiadas de 500 y 1.500 kg han sido designadas como K08BE y K029E (UPAB-1500B-E)

Una de las nuevas bombas guiadas rusas de 500kg. Fuente - Jane's
  • La Federación Rusa pone en servicio una nueva generación de municiones guiadas de 500 y 1.500 kg.
  • Las nuevas bombas guiadas de 500 y 1.500 kg han sido designadas como K08BE y K029E (UPAB-1500B-E), respectivamente.

Las Fuerzas Aeroespaciales Rusas (VKS) han comenzado a recibir las nuevas municiones guiadas de alcance extendido de 500 kg y 1,500 kg por parte de la empresa Región GNPP, una subsidiaria de Tactical Missiles Corporation (KTRV), durante el primer trimestre de 2019. Las nuevas bombas guiadas de 500 y 1.500 kg han sido designadas como K08BE y K029E (UPAB-1500B-E), respectivamente.

La nueva bomba de 500kg K08BE está guiada por un sistema de navegación inercial además de por un sistema de guía por satélite, que aprovechará la red Glonass. Cuenta con una cabeza de guerra HE y está diseñada para destruir tanto vehículos como estructuras fijas. Con un peso real de 505 kg, lleva una cabeza de guerra de 390 kg, tiene una longitud de 2.840 mm y un diámetro de 0.355 m.

La nueva arma puede ser lanzada desde una altura de hasta 14 km y tiene un alcance máximo de planeo de 40 km. La ojiva tiene una espoleta inteligente con tres modos de retardo de detonación. El K08BE cuenta con alas en la parte media del fuselaje y con aletas estabilizadoras de la cola en configuración de X y en cada una de las cuales hay un cilindro ranurado que sirve para el guiado.

La K029E de 1.500kg, por su parte, ha sido diseñada para destruir estructuras reforzadas. Con una longitud de 5.05 m y 0.4 m de ancho, tiene un peso real de 1,525 kg y lleva una ojiva de penetración de 1.010 kg HE. La bomba guiada puede lanzarse desde una altura de hasta 15 km y alcanzar una distancia de hasta 50 km. Su error circular es de apenas 10 m.

Con la introducción de estas nuevas municiones la Federación Rusa prosigue en su esfuerzo modernizador, que se ha basado en las lecciones aprendidas tanto en las guerras de Chechenia, como en el conflicto de Georgia de 2008, que puso de manifiesto algunas de las carencias de sus Fuerzas Armadas en cuanto al uso de municiones inteligentes.

 

 

Vídeos Relacionados