Estados Unidos ofrece a India los sistemas THAAD y Patriot PAC-3 como alternativa al S-400 ruso

Los EE. UU. consideran la oferta realizada como parte de un plan más amplio de cooperación mejorada de defensa y seguridad con India, país clave junto con Japón y Australia en sus planes de contención de China.

Lanzador del sistema de defensa antimisil THAAD. Fuente - US DoD
  • Estados Unidos ofrece a India los sistemas THAAD y Patriot PAC-3 como alternativa al S-400 ruso.
  • Los EE. UU. consideran la oferta realizada como parte de un plan más amplio de cooperación mejorada de defensa y seguridad con India, país clave junto con Japón y Australia en sus planes de contención de China.
  • Ambos países están negociando una posible exención a las sanciones en el caso de que India finalmente adquiera el S-400.

Estados Unidos ha ofrecido a la India los sistemas de defensa antiaérea y antimisiles THAAD y Patriot PAC-3 como alternativa a los S-400 rusos, un equipo que India está cerca de adquirir después de años de negociaciones.

De las diversas informaciones que han surgido, se deduce que la administración de Trump hizo su oferta al gobierno de Nueva Delhi hace algunas semanas, pues la oferta coincidiría con ciertos cambios de posición en torno a la inclusión del sistema S-400 dentro de las sanciones que ha aplicado a Rusia en virtud de la Countering American Adversaries Through Sanctions Act (CAATSA).

Se cree que los funcionarios estadounidenses han manifestado la voluntad de los EE. UU. de suspender estas sanciones para los S-400 durante la reunión inaugural 2 + 2 en Nueva Delhi durante una reunión entre el ministro de defensa hindú Nirmala Sitharaman , la ministra de asuntos exteriores Sushma Swaraj y sus homólogos estadounidenses. Parece no obstante que ha habido un retroceso en las últimas semanas, coincidiendo con los esfuerzos de la administración Trump para evitar que Turquía, un aliado de la OTAN, siga adelante con sus planes para comprar el sistema S-400, un carro en el que parece que también Arabia Saudí quiere subirse.

En este último caso, el del país árabe, en noviembre de 2018 llegaron a un acuerdo con los EE. UU. para adquirir 44 lanzadores y cientos de misiles THAAD por un total de 15.000 millones de dólares. India, por su parte, parece haber llegado a un acuerdo con Rusia para adquirir cinco sistemas S-400, cada uno dotado con 8 lanzadores, además de diversos vehículos de apoyo, radares de exploración y de dirección de tiro, etc, por 5.400 millones de dólares.

Aunque es difícil establecer una comparación seria entre los sistemas ofertados por los EE. UU. y el S-400 ruso, pues los análisis inciden en las ventajas de unos u otros en función del país de origen de los mismos, en estas cuestiones suelen pesar más los condicionantes políticos que las capacidades. En este sentido, los EE. UU. consideran la oferta realizada como parte de un plan más amplio de cooperación mejorada de defensa y seguridad con India, país clave junto con Japón y Australia en sus planes de contención de China.

En los últimos años, según el SIPRI (Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo), la India ha reducido su dependencia de los equipos rusos (del 78% en 2009-13 al 58% en 2014-2018), mientras que las adquisiciones realizadas en los EE. UU. han pasado de ser inexistentes a sumar 18.000 millones de dólares en los últimos años. Es de esperar que estas ventas continúen creciendo en los próximos años por el interés común de ambas potencias en frenar a una China que constituye la principal amenaza estratégica para los dos estados.

 

 

Vídeos Relacionados