El submarino alemán U-36 choca contra las rocas en Noruega

Es el segundo incidente de este tipo en dos años. En 2017 el U-35 tuvo un accidente similar, también en Noruega y desde entonces continúa fuera de servicio.

Submarinos Tipo U-212A de la Deutsche Marine. El U-36 esta al fondo. Funte - Defense News.
  • El impacto, sin heridos, habría afectado a la pala del timón.
  • El accidente, pese a ser un incidente menor, seguramente obligará al submarino a pasar por el dique seco para reparar la pala doblada.
  • Es el segundo suceso de este tipo en dos años. En 2017 el U-35 tuvo un accidente similar, también en Noruega y desde entonces continúa fuera de servicio.
  • Alemania está afrontando serios problemas de operatividad en sus Fuerzas Armadas que, durante el pasado año, llegaron a estar sin un solo submarino en condiciones de navegar.

El pasado martes, el submarino alemán U-36, del Tipo 212A y el más joven de la Deutsche Marine, tras entrar en servicio en 2016, colisionó contra unas rocas a la salida de la base naval noruega de Haakonsvern, al sur de Bergen, cuando iba a tomar parte en unas maniobras.

Los buzos están todavía tomando fotografías mientras se realizan diversas pruebas para evaluar la gravedad del daño sufrido. Según el portavoz de la Deutsche Marine:

«Hubo un ligero daño y los buzos estaban fotografiando la pala del timón y ahora se están evaluando las imágenes en Eckernförde»

El incidente, que se ha saldado sin heridos, está siendo investigado. Se sabe que en esos momentos el submarino estaba realizando una maniobra de marcha atrás antes de virar para abandonar la base, momento en el que se produjo el impacto. El submarino pudo regresar a su posición original en el muelle de atraque por sus propios medios.

El «U 36» había zarpado desde Alemania hacia Noruega en enero, para tomar parte en una larga serie de maniobras que han incluido ejercicios con fuego real. Según «Der Spiegel», la evaluación de los daños sufridos al tocar el lecho marino podría durar hasta el próximo viernes.

El U-36 pertenece al único escuadrón submarino alemán, compuesto por seis unidades del Tipo 212A construidas en los astilleros de TKMS en Kiel desde el año 2000 al 2013. Con este accidente, la Deutsche Marine sufre un nuevo varapalo después de los problemas de operatividad que ha venido sufriendo los últimos años y de los contratiempos a la hora de aceptar para el servicio buques como la fragata F-125 Baden-Württemberg, que no cumplía con los requisitos exigidos.