TRIUM-DRS presenta la torre «CERBERUS» en FEINDEF

RWS desarrollada por TRIUM-DRS (Escribano M&E, Indra y Leonardo)

Torre CERBERUS de TRIUM-DRS en FEINDEF

En los últimos días, en el marco de FEINDEF pudimos asistir, entre otras, a la presentación de la torre «CERBERUS», del consorcio TRIUM-DRS, formado por las empresas españolas Escribano M&E e Indra y por la italiana Leonardo. En dicho acto, el director de TRIUM-DRS, Bartolomé Bauza, dirigió unas palabras al numeroso público asistente, en las que ponía en valor el esfuerzo que ha supuesto el desarrollo de este productor, llamado a competir en los mercados no solo nacional y europeo, sino también global. Sus palabras fueron las siguientes:

«Hace escasos cuatro meses hicimos la presentación de Cerberus, la torre remota de 30mm que, en TRIUM-DRS, estamos desarrollando para los mercados nacionales, europeos y globales. En aquel momento, en enero, casi tuvimos que pedir un acto de fe, ya que sólo pudimos enseñamos unas fotos y poco más. Estos días, ha estado expuesta en FEINDEF, finalizando su desarrollo, todavía joven, como un cachorro recién salido de su cubil, pero ya mostrando los dientes y dispuesta a hacerse un hueco en el sector de Defensa.

Esta torre no es fruto de una transferencia tecnológica, por mucho que la transferencia tecnológica pueda parecer una opción atractiva. Desde mi punto de vista, es una opción de poco riesgo, que sugiere que progresar en base al esfuerzo ajeno, del ¡que inventen ellos! del tantas veces malinterpretado Miguel de Unamuno, es una gran opción, pero realmente es una opción de poco recorrido. En TRIUM-DRS, un consorcio que aúna la experiencia y el entusiasmo de tres grandes líderes europeos en su sector, hemos decidido apostar por lo contrario: ¡inventemos nosotros! Y lo hemos hecho usando el talento local, el talento y el esfuerzo de los hermanos, novias, amigas, padres o hijos de aquellos soldados que tendrán mejores opciones de supervivencia en las misiones donde despliegan, porque somos capaces de poner cara al destinatario final de nuestro producto.

La transferencia tecnológica, no es mala en sí. Y en muchas ocasiones ha venido muy bien a la industria nacional. En el caso de las torres remotas no es necesario transferencia tecnológica alguna, porque ya existe esta tecnología en España. Y, además, en nuestra opinión, ensamblar o producir una parte de la producción no es suficiente motivo para sugerir que el producto es propio. Sobre todo, en aquellos casos en que no se tiene los derechos de propiedad intelectual, que siempre es importante que se queden en casa. Creemos que siempre se debe poner atención a los flecos, a aquellos aspectos, normalmente fuera del foco de atención de la negociación y que, sólo a la larga, aparecen importantes. Y estos flecos no son sólo la capacidad de exportación, resultado de unas prestaciones; sino la posibilidad de exportación, resultado de dónde reside la propiedad intelectual de la torre. Ahí está el punto importante, no ahora, pero sí en el futuro y que además es la clave para rentabilizar la inversión. Algo que el SEDEF expresó con palabras parecidas en FEINDEF: España no tiene que ser sólo comprador de tecnología. Y, bien mirado, ése es el objetivo de FEINDEF.

En Cerberus se funde la experiencia obtenida en combate -no en vano, los tres socios del Consorcio acumulan casi 200 años de servicio a las Fuerzas Armadas- con la pericia acumulada en los 50,000 días de trabajo silencioso en la fábrica y en la mesa de diseño. Esperamos ver frutos pronto, en España y en el extranjero. Ya hay compañías interesadas en trabajar con nosotros. Ya hay compañías preocupadas en que otros trabajen con nosotros.

Cerberus estará a pleno rendimiento en poco tiempo, en los próximos meses. Continúan a buen ritmo las pruebas, en fábrica y en los campos de tiro. La semana pasada, en Chinchilla. La siguiente, el mes próximo, en algún otro campo. Estará lista para servir a nuestras Fuerzas Armadas. Lista para dotar de autonomía estratégica a la Unión Europea, en un área del sector de Defensa actualmente dominado por compañías extracomunitarias. Lista para anunciar al mundo la excelencia que resulta de unir fuerzas, en lugar de subordinar nuestros recursos a empresas extranjeras y que buena parte de ellos acaben en el extranjero.

Unido a los asociados en TRIUM-DRS queremos dar las gracias al Ministerio de Defensa por su apoyo continuado a nuestro proyecto que, no queremos olvidarlo, salió como resultado de sus directrices. A los organizadores de FEINDEF por una iniciativa magnífica, a la que deseamos continuidad: tras el éxito de esta primera edición, estamos seguros de que le seguirán muchas más. Y también, dar las gracias a nuestros soldados en nuestras queridas FF.AA., que no son nuestro cliente, ni usuario final, sino nuestros hijas, novios, hermanas o padres.»

«CERBERUS» es uno de los candidatos mejor posicionados para dotar al futuro VCR 8×8, una competencia que estará reñida si atendemos a los productos presentados por el resto de consorcios y empresas. Se trata de una estación de armas remota y versátil especialmente diseñado para instalarse de manera sencilla sobre vehículos blindados, minimizando la penetración en los mismos. Combina un sistema de fuego avanzado con una gran precisión de tiro a larga distancia.

CERBERUS es el primer resultado de la cooperación entre Leonardo, Escribano e Indra.

«CERBERUS» opera con un cañón de calibre (30 o 40mm) automático y con un arma coaxial de 7,62mm. Adicionalmente está equipada con un lanzador escamoteable de misil anti carro y cuenta con un doble sistema de visión, uno panorámico y otro de combate, ambos con funciones intercambiables.