Japón recibe su primer Northrop Grumman E-2D Advanced Hawkeye

El país asiático había elegido este modelo como su futuro avión de alerta temprana en noviembre de 2014, adquiriendo 9 unidades

E-2D Advanced Hawkeye. Fuente - US Navy.
  • Japón recibe su primer Northrop Grumman E-2D Advanced Hawkeye.
  • El país asiático había elegido este modelo como su futuro avión de alerta temprana en noviembre de 2014, adquiriendo 9 unidades.
  • El pasado mes de diciembre pilotos japoneses realizaron los primeros vuelos de entrenamiento a bordo de las nuevas aeronaves en Estados Unidos.

La empresa estadounidense del sector aeroespacial Northrop Grumman Corporation ha confirmado la entrega del primer avión de alerta temprana E-2D Advanced Hawkeye a la Fuerza de Autodefensa Aérea de Japón (JASDF). La recepción del primero de los nueve aparatos contratados por Tokio se habría hecho efectiva el pasado 29 de marzo, aunque solo ahora ha salido a la luz pública.

Al parecer, en diciembre del pasado año los primeros pilotos y operadores japoneses tuvieron la oportunidad de realizar una serie de vuelos de prueba en los Estados Unidos, para familiarizarse con las nuevas aeronaves, en un proceso de adaptación que debería ser relativamente sencillo, toda vez que Japón es el mayor operador de E-2 solo superado por los propios Estados Unidos. De hecho, viene operando una flota de aviones de alerta temprana compuesta por 13 E-2C Hawkeye y 4 E-767. Se espera que los E-2C sean dados de baja a partir de 2020 después de haber estado en servicio desde los años 80.

La noticia se ha conocido de boca de Jane Bishop, vicepresidenta de Northrop Grumman y Directora del Programa de Vigilancia Aérea de la empresa, quien declaró que:

«La asociación a largo plazo entre Northrop Grumman y Japón está viviendo el inicio de un nuevo capítulo con la entrega del primer E-2D de Japón. Este avión proporciona un aumento significativo en las capacidades de alerta temprana y ayudará a cubrir las necesidades de seguridad en constante evolución de Japón».

El E-2D Advanced Hawkeye ofrece un salto de dos generaciones en cuanto a tecnología de radar respecto al aparato que Japón tiene en servicio, lo que permite a la aeronave rastrear amenazas a gran distancia. También se puede utilizar en tareas de asistencia humanitaria y en casos de desastre para la coordinación civil de emergencias.

El E-2D ofrece una completa interoperabilidad con los aviones de nueva generación (como los 105 F-35 que ha contratado Japón) y con sus aliados de la US Navy, que comparten plataforma, lo que ayudará a asegurar la cooperación regional.

El contrato, por valor de 3.150 millones de dólares, contempla tanto la entrega de los nueve aparatos como el mantenimiento durante un plazo que no se ha dado a conocer, la formación y los recambios, así como la capacitación del personal en tierra.

Este contrato es una muestra más del éxito que está logrando Northrop Grumman con su E-2D, del que la propia US Navy encargó 24 unidades el pasado mes de abril, los cuales entrarán en producción este mismo año y se entregarán antes de 2026.