Rusia completará este año la nueva constelación de satélites Blagovest para dotar a sus tropas árticas de comunicaciones más veloces y seguras

En la actualidad, sus tropas dependen de la red Iridium, controlada por los EE. UU.

Satélite Kosmos-1220. Fuente - Sputnik
  • Rusia desplegará cuatro satélites Blagovest para dotar a sus tropas árticas de comunicaciones más veloces y seguras.
  • En la actualidad, sus tropas dependen de la red Iridium, controlada por los EE. UU.
  • El grupo de satélites, formado por cuatro unidades, tendrá cobertura global y ofrecerá transmisión de datos, telefonía y otras comunicaciones de alta velocidad protegidas.
  • Con la nueva red Rusia minimizará la cantidad de recursos arrendados a otros operadores de propósito general.

Rusia desplegará cuatro satélites Blagovest para dotar a sus tropas árticas de comunicaciones más veloces y seguras. En la actualidad, únicamente hay un sistema que opera en el Ártico, la región en la que la Federación Rusa ha puesto sus esperanzas de futuro tanto por la Ruta del Norte, como por sus recursos minerales y energéticos. Este sistema es el Iridium estadounidense, que proporciona solo comunicaciones de voz que no siempre son estables y cuya utilización, como es lógico, no es plato de buen gusto para Moscú.

Se trata de un asunto espinoso, pues a pesar de que la Federación Rusa cuenta con cientos de satélites en órbita, la inmensa mayoría de los mismos son satélites geoestacionarios que por su órbita no cubren el Ártico. Durante la época soviética la red Molniya ofrecía ciertos servicios más allá de la latitud 70º norte, pero la falta de suscriptores y el abandono de la región que siguió al colapso soviético, con el cierre de bases militares y parte de los puertos que servían a la Ruta del Norte terminó por provocar la no sustitución de los satélites destinados a cubrir esta región.

¿Un Ártico navegable?

Así las cosas, ahora que la Federación Rusa está haciendo un gran esfuerzo por militarizar el Ártico, apoyar sus reclamaciones sobre el fondo oceánico y explotar los recursos naturales que allí se encuentran, se hace más necesario que nunca contar con una red de comunicaciones de alta velocidad y que ofrezca seguridad suficiente para usos militares. Es por ello que se hace necesario aumentar el número de satélites capaces de proporcionar estos servicios.

En este sentido, desde 2017 Rusia está desplegando satélites Blagovest, habiendo lanzado el primero desde Baikonur, a bordo de un cohete Proton-M el 17 de agosto de 2017 (bajo la denominación Kosmos-2520). El año pasado, hizo lo propio con los Kosmos-2526 y Kosmos-2533. Se espera que el cuarto y último sea puesto en órbita a lo largo del presente año, lo que permitirá al comando estratégico norte -situado en Severomorsk- actuar con mayor eficacia y controlar sus tropas con una fluidez que hasta ahora era imposible.