Rusia continúa enviando componentes del sistema antiaéreo S400 a Turquía

Washington ha instado a Turquía a comprar en su lugar el sistema de misiles Patriot fabricado en los Estados Unidos dando de plazo hasta el 31 de julio para que de marcha atrás en sus planes

Los primeros equipos del sistema antiaéreo S400 llegaron a la Base Aérea de Murted, cerca de Ankara, el 12 de Julio. Fuente - Ministerio de Defensa de Turquía.
  • Por el momento sin ya seis los aviones de carga que han transportado componentes del sistema S-400 a Turquía.
  • Rusia ha enviado los nuevos componentes de su sistema de defensa aérea S-400 a una base aérea militar cerca de la capital turca, Ankara.
  • Washington y sus aliados consideran que el sistema de misiles es incompatible con los sistemas de la OTAN y una amenaza para los aviones de combate F-35.
  • Erdogan espera que el sistema esté totalmente operativo en Abril de 2020.

Washington ha instado a Turquía a comprar en su lugar el sistema de misiles Patriot fabricado en los Estados Unidos. Ha concedido además un plazo a Turquía que se extenderá hasta el próximo día 31 de julio, momento en el que comenzarán las represalias y, previsiblemente, se expulse a Turquía del programa F-35 a pesar de fabricar una buena cantidad de componentes de estos aparatos, que deberán ser reemplazados por otros de fabricación local.

F-35 Vs Eurofighter

El Ministerio de Defensa de Turquía compartió el pasado 14 de julio a través de la red social Twitter una información relativa al aterrizaje de un quinto y sexto aviones de carga rusos en la base aérea Murted, cerca de la capital del país, Ankara, advirtiendo que esperaban la llegada de dos aviones más en unas horas.

Turquía recibió los primeros tres envíos de componentes S-400 el 12 de julio y un cuarto envío el 13 de julio, desafiando las amenazas de posibles sanciones por parte de los Estados Unidos.

El precio del F-35A cae por debajo de los 80 millones de dólares

A pesar de que los Estados Unidos le han dado a Turquía tiempo hasta el próximo 31 de julio para revertir sus acciones o enfrentarse a la pérdida del trabajo que conllevará su salida del Programa F-35, lo cierto es que ya ha comenzado a presionar al apartar a los pilotos turcos de los cursos de formación para pilotar el cazabombardero de 5ª generación, además de retener en suelo norteamericano los aviones que debían ser entregados a las autoridades turcas.

Además de la posible pérdida de su estatus como miembro del Programa F-35, la elección turca y su acercamiento a Moscú han levantado suspicacias entre sus aliados y son cada vez más las voces que piden que sea si no apartada de la OTAN, organización de la que forma parte, sí al menos que deje de beneficiarse de algunas de las misiones que esta organiza, como la que incluye la participación de sistemas de defensa antiaérea Patriot españoles en la defensa de los cielos turcos.

Ha de tenerse en cuenta que la adquisición de los sistemas S-400 no solo es negativa para la industria estadounidense, que deja de hacerse con un contrato multimillonario, sino que en el caso de que Turquía llegase a tener cazabombarderos de 5ª generación Lockheed Martin F-35 Lightning II, podrían utilizarse los S-400 para enviar valiosos datos de inteligencia de señales a Rusia, algo que podría empezar en abril de 2020, fecha en la que se espera que el S400 esté operativo en Turquía, aunque es dudoso que llegue a recibir los F-35 comprometidos, claro está.