La US Navy busca su nuevo vehículo de superficie no tripulado de tamaño medio (MUSV)

Propuesta de buque de superficie no tripulado realizada por Austal. Imagen - Austal.
  • La US Navy ha lanzado una Solicitud de Propuestas (RFP o Request for Proposals) a la industria para que esta presente sus candidatos a ser el nuevo drone de superficie de tamaño medio (MUSV o Medium Unmanned Surface Vehicle).
  • El futuro MUSV será, cuando se lleve a producción, un vehículo arquitectura abierta, modular, puesto que deberá ser capaz de portar diversos módulos de misión en función de la misma, como hacen los LCS.

El MUSV es parte de un esfuerzo que incluye el desarrollo de vehículos navales no tripulados medios (MUSV) y grandes (LUSV), así como de vehículos submarinos no tripulados extra grandes (XLUUV), una línea de trabajo primordial si se pretende implementar el CONOP conocido como Letalidad Distribuida, del que hablamos en nuestro Número 3.

Letalidad Distribuida

El futuro MUSV será, cuando se lleve a producción, un vehículo arquitectura abierta, modular, puesto que deberá ser capaz de portar diversos módulos de misión en función de la misma, como hacen los LCS. Además, deberá ser totalmente autónomo en cuanto a navegación y cumplimiento de la misión, aunque siempre esté supervisado por humanos. Se espera que a lo largo del año, una vez las empresas hayan respondido a la solicitud de propuestas, la US Navy comience a financiar el desarrollo de diversos diseños, entre los que posteriormente elegirá un candidato, algo que hemos visto recientemente con el XLUUV y la competición entre Boeing y Lockheed Martin.

Es más, la US Navy está decidida a acortar los plazos de este programa al considerar que buena parte de las tecnologías que deben hacerlo posible ya están maduras y al ser consciente de que la multiplicación de este tipo de plataformas es la mejor forma de aumentar el número de buques desplegados y de distribuir la fuerza sin necesidad de destinar enormes recursos al alistamiento de tripulaciones ni de esperar largos periodos a la construcción de cada nueva unidad. De hecho, planean adjudicar un contrato de construcción del primer prototipo de MUSV en el primer trimestre del año fiscal 20.

En realidad, lo que la US Navy espera del MUSV, esto es, las características básicas que debe cumplir, están perfectamente definidas. No en vano, ya en febrero de este año, en una reunión con la industria, se interrogó a la misma acerca de los requisitos que estarían en disposición de cumplir, de la viabilidad de desarrollar algunas tecnologías y del interés de esta por participar en un programa de este tipo.

Submarinos de ataque

Quizá el punto más complejo de todo el programa radique en la intención de la US Navy de que el programa sea reconfigurable a bajo costo gracias a su modularidad, capacidad de crecimiento futuro y, como hemos mencionado, arquitectura abierta, lo que permitiría que una misma plataforma (hablamos de buques de superficie con ciertas capacidades stealth y una eslora de entre 12 y 50 metros) pudiese acometer en función del módulo instalado tareas de vigilancia, lucha ASW y ASuW, inteligencia o guerra electrónica y, en caso de ser necesario, con poco esfuerzo cambiar el módulo de misión para que pueda aportar sus capacidades en el área que resulte en cada momento más conveniente a los intereses de la US Navy.

Sea como fuere, se espera que para la década de 2030 sean ya varias docenas de aparatos de las tres categorías mencionadas los que estén en servicio, confiriendo a la armada estadounidense unas capacidades y posibilidades nunca antes vistas al actuar no solo en solitario, sino también como complemento de los buques tripulados, dentro de un «sistema de sistemas» que guarda similitudes con lo que estamos viendo en el sector aeronáutico.