Rheinmetall se hace con el fabricante de robots canadiense Provectus Robotics Solutions

La adquisición de Provectus permitirá transformar otros vehículos fabricados por Rheinmetall en sistemas autónomos

Variante militarizada del UGV Mission Master, fabricado por Rheinmetall y modificado por Rheinmetall Canadá. Imagen - Rheinmetall
  • El gigante alemán de la defensa Rheinmetall se ha hecho con el fabricante de robots canadiense Provectus Robotics Solutions, ampliando así su experiencia en tecnologías de conducción autónoma, lo que beneficiará tanto a la rama de la empresa dedicada a la defensa como a aquella centrada en la automoción.
  • El anuncio de la adquisición se realizó el pasado día 26 de julio, cuando representantes de la empresa alemana hicieron público que se había adquirido el 100% de las acciones de la compañía con sede en Ottawa y con efecto a partir del 1 de junio.
  • Pese al cambio de propietario, por el momento Provectus continuará operando bajo la batuta de su Director Gerente, Paul Rocco.

En los últimos meses, Rheinmetall ha estado haciendo un gran esfuerzo por dar a conocer su vehículo polivalente no tripulado MISSION MASTER, para cuyo desarrollo se había recurrido a la tecnología de Provectus y que, además, había sido modificado para uso militar por Rheinmetall Canadá. Dado el buen resultado obtenido tras colaborar con la empresa canadiense, hacerse con el control de esas tecnologías suponía una oportunidad de oro para Rheinmetall, lo que ha llevado en última instancia a su adquisición.

Todo apunta a que los vehículos terrestres no tripulados (UGV) desempeñarán un papel cada vez más importante en las futuras operaciones militares, de la misma manera que en la actualidad lo hacen los sistemas aéreos no tripulados. Algunos serán utilizados en roles de reconocimiento o logística, mientras que otros funcionarán como plataformas de armas móviles. Sea como fuere, la empresa alemana no no puede quedarse fuera de este jugoso mercado, en el que está invirtiendo grandes sumas de dinero para posicionarse.

Según el CEO de Rheinmetall Canadá, Stéphane Oehrli:

“Ya hemos estado trabajando estrechamente con Provectus en nuestro proyecto de vehículo terrestre no tripulado. Esta integración vertical nos brinda una ventaja decisiva en el campo de la tecnología de movilidad autónoma. Dado que esta capacidad también es un habilitador clave para la división de automoción de nuestra empresa, todo el Grupo Rheinmetall se beneficiará de las tecnologías de Provectus».

La dirección de Rheinmetall confía en que la adquisición de Provectus les permita crecer en un mercado, el de las armas autónomas, que se configura clave en el futuro. Se espera que en poco tiempo aprovechen las tecnologías que acaban de adquirir para transformar en vehículos autónomos otros vehículos fabricados por la empresa, desde 8×8 a vehículos de cadenas.