70 buques de guerra rusos participan en los ejercicios Ocean Shield 2019

Como parte de las maniobras navales, los militares rusos podrán realizan lanzamientos de misiles y tiro con fuego real desde los buques de guerra, helicópteros y aviones.

Ocean Shield 2019
  • La mayor parte de los buques pertenecen a la Flota del Báltico.
  • Ocean Shield 2019 se realiza bajo la supervisión del almirante jefe de la Armada rusa, el almirante Nikolai Yevmenov.
  • Como parte de las maniobras navales, los militares rusos podrán realizan lanzamientos de misiles y tiro con fuego real desde los buques de guerra, helicópteros y aviones.

Alrededor de 70 buques de guerra y de apoyo, así como aeronaves pertenecientes tanto a la Armada Rusa como a la Fuerza Aeroespacial están participando en la última edición de las maniobras Ocean Shield, que han comenzado en el Mar Báltico el pasado día 1 de Agosto y se extenderán hasta el día 9 de este mes.

Los ejercicios se están llevando a cabo sin novedad bajo la tutela del almirante jefe de la Armada rusa, almirante Nikolai Yevmenov, quien explicó ante los medios que:

«Estos ejercicios involucran 49 buques de guerra y barcos de combate, 20 buques de apoyo, 58 aviones de la Armada y las Fuerzas Aeroespaciales y 10.634 personas provenientes de las Fuerzas Armadas rusas».

La fuerza naval que está protagonizando Ocean Shield-2019 se ha compuesto, en su mayor parte, con las mismas unidades que participaron en fechas recientes (28 de Julio) en la parada naval de San Petersburgo y Kronshtadt, una de las más espectaculares de cuantas se llevan a cabo en el mundo.

Las Flotas Mosquito

Los ejercicios servirán para mejorar el nivel de preparación de la flota, la capacidad para operar en formaciones complejas, con gran número de buques implicados en las operaciones y se utilizará también para evaluar la capacidad de mando y control de una flota con problemas presupuestarios pero que, con todo, no ha cesado de recibir nuevos y más modernos buques (la mayoría de entidad corbeta) y de adoptar nuevos materiales como el sistema Kliber.

La Armada rusa celebró las últimas maniobras Ocean Shield el pasado año en el Mar Mediterráneo , entre el 1 y el 8 de septiembre. En dichos ejercicios, con un importante componente político y que sirvieron para constatar el regreso de Rusia al Mare Nostrum, algo que se venía dando con cada vez mayor intensidad desde hace unos años, 26 barcos de combate, dos submarinos y 34 aviones de la Armada rusa y la Fuerza Aeroespacial tomaron parte en los ejercicios.