DARPA y Raytheon completan la primera etapa del diseño de su nueva arma hipersónica

Los EE. UU. están realizando importantes esfuerzos encaminados a liderar el desarrollo de armas hipersónicas, un área en la que algunos analistas sostienen que habían quedado rezagados.

Futuro planeador hipersónico de Raytheon. Infografía - Raytheon.
  • DARPA y Raytheon completan la primera etapa del diseño de su nueva arma hipersónica.
  • Con ello dan por finalizada la primera etapa de diseño, previa a la fase de Revisión Crítica de Diseño (CDR).
  • El programa «Tactical Boost Glide» (TBG) busca desarrollar un planeador hipersónico fiable, capaz de volar a 5.5 mach.
  • Los EE. UU. están realizando importantes esfuerzos encaminados a liderar el desarrollo de armas hipersónicas, un área en la que algunos analistas sostienen que habían quedado rezagados.

Raytheon, en cooperación con la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa de los Estados Unidos (DARPA), ha completado un proyecto de investigación clave para el programa de armas hipersónicas «Tactical Boost Glide» (TBG) que marcará el futuro de las Fuerzas Armadas estadounidenses. Según la empresa responsable, este paso es vital para lograr la futura Revisión Crítica de Diseño (CDR) necesaria para conseguir luz verde de cara a su fabricación.

Lanzado en 2014, el programa TBG es una empresa conjunta entre DARPA y la USAF y tiene como objeto desarrollar planeadores hipersónicos de alcance táctico. El vehículo en desarrollo debe ser capaz de soportar las extremas condiciones de un vuelo a velocidad de 5.5 mach hasta alcanzar su objetivo.

Misiles Hipersónicos

Para ello, DARPA otorgó a Raytheon 63,3 millones de dólares el pasado mes de marzo con la intención de saltar de la Fase de Diseño Preliminar a la Revisión Crítica de Diseño. Esta cantidad se suma a los 20,5 millones que la empresa logró en 2015 para alcanzar esa primera fase. No es, sin embargo, la única empresa agraciada con fondos destinados al diseño de este tipo de ingenios. En realidad ha sido Lockheed Martin la que ha logrado el contrato más suculento hasta la fecha, después de que le fueran concedidos para el mismo fin 147,3 millones en septiembre de 2016.

El programa TBG es un esfuerzo de dos fases que se aprovechará tanto del desarrollo de nuevas tecnologías críticas como de la incorporación de otras ya maduras desarrolladas en programas previos como el Hypersonic Technology Vehicle 2 (HTV-2). Si culmina con éxito, en pocos años permitirá a los EE. UU. desplegar armas hipersónicas, un campo en el que están realizando importantes esfuerzos encaminados a liderar un sector en el que algunos analistas piensan que habían quedado rezagados frente a Rusia o China.