La alemana Hensoldt instalará periscopios optrónicos en los submarinos Tipo 209 turcos

STM ha contratado a Hensoldt de Alemania para instalar su modelo SERO 400 en los cuatro submarinos de la clase Preveze de la Armada turca

  • Los submarinos turcos están siendo sometidos a una profunda actualización (MLU).
  • El conglomerado turco de defensa STM ha contratado a Hensoldt de Alemania para instalar su modelo SERO 400 en los cuatro submarinos de la clase Preveze de la Armada turca.
  • En total se entregarán ocho periscopios SERO 400, todos ellos dotados de cámaras convencionales y también térmicas.

El conglomerado turco de defensa STM, que en la actualidad está realizando los trabajos de actualización de los submarinos Tipo 209 del país como contratista principal, ha recurrido a la empresa alemana Hensoldt, especialista en sistemas optrónicos, para instalar sus periscopios SERO 400 en los cuatro submarinos de la clase Preveze de la Armada turca.

Los 209 submarinos Tipo 1400 están siendo sometidos a una revisión de media vida en la que participan un buen número de empresas, principalmente turcas, entre las que podemos encontrar a los primeras espadas del sector nacional de la defensa, encabezado por STM, Havelsan, Aselsan y Asfat.

Submarinos de ataque

El contrato concedido a la empresa germana ha sido estimado en alrededor de 40 millones de euros y supondrá un hito para Hensoldt, toda vez que es la primera ocasión en la que instalarán en un mismo submarino dos sistemas SERO 400. En total se entregarán ocho periscopios SERO 400, todos ellos dotados de cámaras convencionales y también térmicas.

Hensoldt no solo participa así en la modernización de la clase Preveeze, sino que también lo venía haciendo en la construcción de los nuevos sumergibles clase Reis (Tipo 214TN actualmente en grada). Además, la compañía también suministra los equipos de mantenimiento necesarios para poder asegurar el buen funcionamiento de los periscopios en la Armada Turca.

Se estrecha así la relación entre la empresa alemana y Turquía, siendo ya el tercer proyecto en el que toman parte y, junto con el de la clase Reis, el de mayor importancia hasta la fecha. Hensoldt, no obstante, no se limita a la fabricación de periscopios, sino que es una compañía con más de 4.500 empleados y unas ventas globales de más de 1.000 millones de euros el año pasado y que fabrica equipos optrónicos que pueden encontrarse desde en los Leopard 2 hasta en los EF-2000 o los satélites EDRS-A.