El Reino Unido busca nuevos socios para el programa «Tempest»

El programa "Tempest", encabezado por BAE Systems, Rolls-Royce, Leonardo y MBDA pretende alumbrar el sustituto delos actuales Typhoon de la RAF

  • El Departamento de Defensa británico está adoptando un enfoque flexible de cara a formar asociaciones de desarrollo para su programa de combate «Tempest».
  • El programa «Tempest», encabezado por BAE Systems, Rolls-Royce, Leonardo y MBDA pretende alumbrar el sustituto delos actuales Typhoon de la RAF.
  • El Reino Unido se enfrenta a serias dificultades económicas de cara a la realización del programa, por lo que necesita de socios que ayuden a financiarlo.

El programa «Tempest», dado a conocer oficialmente en la feria de Farnborought 2018 y que debe servir para desarrollar el que será el caza de quinta generación británico, se enfrenta a serias dificultades desde el punto de vista financiero, por lo que el Departamento de Defensa se está esforzando por encontrar nuevos socios, como Suecia, que compartan los gastos de desarrollo.

España se une oficialmente al programa FCAS

En la actualidad, el programa «Tempest» se encuentra en una etapa de evaluación conceptual y tecnológica, en la que se están analizando las tecnologías disponibles en lo relativo a propulsión, materiales o electrónica y sensores, antes de dar a luz un diseño más o menos definitivo, que deberá integrar todos estos avances. Sin embargo, aunque la fase conceptual es relativamente económica, no ocurre lo mismo en los próximos estadios de desarrollo, en los que será necesaria una fuerte inversión en I+D.

El FCAS se optimizará para operar desde portaaviones

Por el momento, el Reino Unido ya se ha anotado un tanto importante al lograr un acuerdo, sellado en julio por el Secretario de Defensa del Reino Unido, Penny Mordaunt, y su homólogo sueco, Peter Hultqvist firmaron y que «compromete a ambos gobiernos a trabajar en un programa conjunto de desarrollo y adquisición de un nuevo sistema de combate aéreo, incluyendo el desarrollo de nuevos conceptos para cumplir con los requisitos futuros de ambas naciones». Además de encontrar nuevos estados que se sumen al programa, el Reino Unido pretende flexibilizar también todo lo relativo a la búsqueda de socios tecnológicos por parte de las empresas que toman parte en el «Tempest».

Se espera que el programa «Tempest» sea capaz de proveer a la Royal Air Force (RAF) de aparatos completamente operativos en la década de 2030. Estos aviones tripulados serían, como ocurrirá con su alternativa europea, el FCAS, parte de un sistema que incluirá aviones tripulados y no tripulados, así como otros sistemas y capacidades adicionales. En la actualidad toman parte en el mismo las empresas BAE Systems, Leonardo UK, MBDA UK y Rolls-Royce. Se espera que con el acuerdo logrado con Suecia, la empresa Saab se sume también al programa.

La construcción de la clase Hunter para la Royal Australian Navy comenzará en 2020

Ahora el empeño es buscar nuevos socios capaces de aportar no solo recursos financieros, sino también capacidades concretas, de forma que puedan reforzar el programa en aquellos puntos en los que las empresas participantes tengan algún tipo de déficit o dificultades. No sería descabellado, en cualquier caso, que los diplomáticos británicos lograran el apoyo de otros estados de la Commonwealth, algo que hemos visto en fechas recientes con los buques de guerra y que ha permitido obtener importantes contratos a la maltrecha industria naval británica en Australia y Canadá.