Rheinmetall presenta su nuevo mortero de fibra de carbono RSG60

Ha sido diseñado teniendo en mente tanto a la infantería regular como a las unidades de Operaciones Especiales

Mortero de 60mm Rheinmetall RSG60. Fuente - Rheinmetal
  • Rheinmetall presenta su nuevo mortero de 60mm RSG60.
  • Ha sido diseñado teniendo en mente tanto a la infantería regular como a las unidades de Operaciones Especiales.
  • Utiliza con profusión la fibra de carbono tanto en el tubo como en la placa base para ahorrar peso.

La empresa alemana Rheinmetall ha presentado su nuevo diseño de mortero ligero RSG60. Según el fabricante este nuevo sistema presenta un diseño innovador que le permite ser más ligero y fácil de manejar frente a diseños anteriores.

Además, la empresa se enorgullece de presentar un sistema dos en uno que, mediante una sencilla operación permite pasar de la variante estándar, con un peso de 15,8 kilos, a la variante comando, de apenas 6,8 y sin necesidad de herramientas de ningún tipo.

Morteros en el Ejército de Tierra

En función de la munición y cargas empleadas, la variante estándar tiene un alcance máximo de hasta 3.200 metros, aunque existe la posibilidad de elegir un tubo 30 centímetros más largo, lo que le permite mejorar su alcance en 500 metros más, hasta los 3.700. Respecto a la variante comando del RSG60, su alcance ronda los 2.000 metros en el mejor de los casos.

Con una longitud de 70 centímetros el tubo ha sido fabricado en acero con una envoltura de fibra de carbono. Esto asegura la estabilidad necesaria al mismo tiempo que un peso menor, lo que da como resultado un mortero que pesa alrededor de’ un 30 por ciento menos que uno de acero convencional. La placa base está hecha en su totalidad de materiales compuestos, con la fibra de carbono como componente principal.

El diseño novedoso de esta arma de fuego indirecto no solo ahorra espacio, sino que permite configurar y preparar el mortero para hacer fuego en apenas unos segundos y retirar la placa base para pasar a la variante comando en medio minuto.

El desarrollo del nuevo mortero comenzó en octubre de 2017 en las instalaciones de Rheinmetall Waffe Munition. El objetivo de Rheinmetall era aumentar su exitosa familia de armas de fuego indirecto de 60 mm e implementar las tecnologías de control de tiro de Rheinmetall Electronics fabricando un sistema preciso, pero de bajo peso, capaz de hacer fuego en muy poco tiempo y ergonómico.