El CEO de MiG afirma que el diseño del MiG-41 estará listo a final de año

El futuro caza será capaz de volar a 17.000 metros de altura y alcanzará una velocidad de 3.675 kilómetros por hora

Una de las muchas infografías que se pueden encontrar en internet interpretando cómo podría ser el futuro MiG-41, aunque un tanto descabellada. Autor - Desconocido.
  • El CEO de MiG, Ilia Tarasenko, ha afirmado que el diseño del MiG-41 estará listo a final de año.
  • El futuro caza será capaz de volar a 17.000 metros de altura y alcanzará una velocidad de 3.675 kilómetros por hora.
  • Se espera que pueda portar un gran volumen de armamento y que cuente con un gran radio de acción.

Cuando apenas ha sido capaz de completar el desarrollo del Su-57, después de años de retrasos, de negociaciones frustradas con India y de unas cifras de adquisición que en nada se parecen a las originalmente previstas, otro de los pilares de la industria aeronáutica rusa, RSK MiG, parte de la United Aircraft Corporation, continúa trabajando en un cazabombardero de nueva generación conocido como MiG-41.

En esta ocasión ha sido el propio CEO de la compañía, Ilya Tarasenko, quien ha revelado que la empresa que dirige está trabajando en el PAK-DP, un interceptor que debe dar origen al MiG-41 y cuyo diseño preliminar espera que se complete a lo largo de este año. Lejos de conformarse con este titular, el directivo afirmó durante una rueda de prensa retransmitida por la agencia Reuters que:

«Nuestro futuro caza MiG-41 podrá volar al espacio. El futuro avión utilizará nuevos tipos de armas, se diseñará en base a nuevas tecnologías stealth y podrá transportar un gran volumen de armas además de contar con un radio de acción muy amplio».

Además, señaló que el aparato será capaz de volar en la estratosfera, dado que su altitud máxima de vuelo rondaría los 17.000 metros y que podrá alcanzar una velocidad máxima de 3.675 kilómetros por hora (2,97 mach).

Chengdu J-20 Mighty Dragon

Por otra parte, en declaraciones previas, el Comandante de las Tropas Espaciales, Viktor Bondarev, dejó entrever que el futuro MiG-41 sería capaz de derribar misiles hipersónicos, gracias a su velocidad, radio de acción y armamento y que, además, podría ser utilizado como un aparato convencional, esto es, manejado por un piloto o bien como un avión no tripulado, controlado desde una estación terrestre.

A pesar de que los anuncios rusos rara vez se cumplen, es significativo que en los últimos tiempos se estén multiplicando las declaraciones y noticias en torno a este aparato, que debería en principio sustituir a los vetustos MiG-31 y en el que se viene trabajando de una u otra forma desde los años 90.

Es todavía poco lo que se sabe, aunque se espera que el primer prototipo esté listo a mediados de la próxima década y que sea equipado con los nuevos motores Izdeliye-30, los mismos que deben equipar a los ejemplares de producción del Su-57 y que están suponiendo un serio quebradero de cabeza para la industria aeronáutica rusa.