Taiwán da a conocer sus nuevas armas

Entre los equipos presentados en los últimos días hay drones suicidas y sistemas antiaéreos

  • En las últimas horas han aparecido nuevas informaciones sobre tres interesantes sistemas de armas de diseño taiwanés.
  • Entre los equipos presentados en los últimos días hay drones suicidas y sistemas antiaéreos.
  • Taiwán, dados sus limitados recursos, trabaja en tecnologías que le permitan desarrollar capacidades asimétricas frente a la República Popular de China.

En los últimos días se han conocido varias novedades interesantes procedentes de Taiwán, un estado que ve cada vez más amenazada su existencia y su régimen de derechos y libertades por la presión y la influencia de la República Popular de China.

En primer lugar, el Instituto de Ciencia y Tecnología Chung-Shan ha publicado un vídeo en el que se puede ver en acción lo que se conoce como una «Loitering munition», algo que podría traducirse como «munición vagabunda» o «merodeadora» y que no es otra cosa que un drone o misil capaz de permanecer en vuelo en torno a una zona determinada a la espera de recibir las coordenadas de ataque.

Estos sistemas ofrecen notables ventajas frente a otros como pueden ser los misiles de crucero -por más que en algunos modelos el objetivo se pueda cambiar sobre la marcha- ya que se pueden lanzar varios a la vez y atacar en el momento más adecuado o buscando un efecto concreto.

El vídeo de la presentación, que incluía diversas infografías y montajes más o menos elaborados, ha dejado de estar disponible en las últimas horas. No obstante, en él se explicaba como las nuevas municiones tenían un alcance de 300 kilómetros e incluso se mostraba a las mismas atacando un grupo aeronaval chino.

Sistema de Defensa Antiaéreo Chien Ling

En segundo lugar, han presentado sus sistema de defensa de punto Chien Ling, destinado a defender los radares AN/FPS-115 del ataque de misiles de crucero. Aunque no se han desvelado las características técnicas del nuevo sistema, su misión será crucial pues el escenario más plausible en un hipotético enfrentamiento con China pasa por recibir un ataque masivo mediante misiles balísticos y de crucero.

En este sentido, la instalación AN/FPS-115 es de suma imoportancia. Actualizado recientemente, tras ser adquirido en el año 2000 y puesto en funcionamiento en 2013, tiene entre sus funciones la responsabilidad de detectar los lanzamiento de misiles chinos proveyendo una importante capacidad de alerta temprana. Pese a su edad -que ronda los 40 años-, es un activo de primer orden para la isla, que debe defenderlo a cualquier coste.

Por último, se ha conocido que el drone presentado durante la basada feria de la defensa y el espacio de Taipei es en realidad un drone suicida de ataque a tierra. Conocido como «Fire Cardinal» (imagen que abre esta noticia), se trata de un sistema que con 6 kilos de peso, una longitud de 1,2 metros y una envergadura de 2 metros, es capaz de portar una pequeña carga explosiva en su fuselaje y de dirigirse hacia su objetivo gracias a un sistema inteligente de detección de blancos apoyado por un sistema óptico e infrarrojo.