Corea del Sur planea aumentar su presupuesto de defensa un 7.1 anual durante los próximos 5 años

Si el aumento se hace efectivo se convertirá en el séptimo país del mundo por inversión en defensa

Sistema antiaéreo surcoreano KM-SAM
  • Corea del Sur planea aumentar su presupuesto de defensa un 7.1 anual durante los próximos 5 años.
  • Si el aumento se hace efectivo, Corea del Sur se convertirá en el séptimo país del mundo por inversión en defensa.
  • El país destinará un total de 240.000 millones de dólares a defensa durante el próximo lustro.

Según la Agencia de Prensa estatal del país asiático, Yonhap News, el gobierno planea aumentar de media el gasto de defensa en un 7.1 por ciento anual durante los próximos cinco años con el objetivo de hacer frente con garantías a la amenaza norcoreana, basada tanto en sus armas nucleares como en su artillería convencional.

De esta forma, si el incremento presupuestario se hace efectivo, el país destinará durante el periodo 2020-2024 un total de 240.000 millones de dólares a defensa (239.880 para ser exactos) o, lo que es lo mismo, 290,5 trillones de wones, la moneda local. De estas cantidades, aproximadamente el 40 por ciento sería utilizado para adquirir nuevos sistemas o mejorar los existentes y el resto para gastos operativos.

La Estrategia Nuclear de Corea del Norte

De hecho, la cantidad específica que se destinará durante este periodo para hacer frente a la amenaza balística y nuclear norcoreana es de 28.000 millones de dólares, lo que permitirá, entre otras cosas, implementar el sistema de defensa antimisiles surcoreano mejorando no solo las capacidades de alerta temprana, detección y seguimiento, sino también los sistemas Patriot o Cheolmae 2, además de terminar el desarrollo del L-SAM, un proyecto actualmente en desarrollo que busca desplegar un misil antiaéreo de largo alcance de fabricación autóctona.

De hecho, el L-SAM debería ser capaz, al menos sobre el papel, de interceptar misiles a una altitud de entre 40 y 60 kilómetros. Su objetivo no es otro que derribar misiles los balísticos de Corea del Norte en su fase terminal, para lo que se valdrá de un radar AESA funcionando en banda S y montado sobre vehículo, para poder cambiar su posición sobre el terreno. Para ello se aprovecha de tecnología rusa utilizada, entre otros, en los sistemas S-400 que tantos problemas están causando en la relación entre los EE. UU. y Turquía.

Turquía es expulsada del Programa F-35

No es algo nuevo, pues la colaboración a nivel industrial-militar entre Corea del Sur y la Federación Rusa es sólida, como puede verse en el terreno naval, con la construcción de los astilleros de Zvezda, en Bolshoy Kamen (Extremo Oriente Ruso) o con el sistema antiaéreo  Cheolmae-2 también conocido como KM-SAM o Cheongung o M-SAM, un sistema de alcance medio desarrollado por la Agencia Surcoreana para el Desarrollo de la Defensa (ADD) con la colaboración de las empresas Almaz-Antey y Fakel y basado tecnologías implementadas en los misiles 9M96 que podemos encontrar en los sistemas S-350E y S-400.

Con este nuevo aumento en el presupuesto de defensa corea se acercará a Japón en gasto total y previsiblemente superará a Reino Unido y Alemania a lo largo de los próximos años, eso sí, con un uso mucho más acertado y eficiente de los recursos, especialmente en comparación con este último país.